Iniciativa Debate Público

 


El discurso del Rey: ¿por qué no te callas?

Posted: 26 Dec 2013 02:40 PM PST

Iniciativa Debate Público

RAFAEL NARBONA ⎮diciembre 24, 2013

rey 4

Espero que el coronel Amadeo Martínez Inglés me perdone por emplear el título de su célebre artículo sobre Juan Carlos I. Expulsado del Ejército en 1990 por manifestarse a favor de una milicia profesional en una época donde Felipe González enviaba a los insumisos a la cárcel, Martínez Inglés nunca se tragó el cuento de la Transición ejemplar ni el papel de Juan Carlos I en el 23-F, un sospechoso golpe de estado que evoca el pronunciamiento de Miguel Primo de Rivera para instaurar una dictadura con la connivencia de Alfonso XIII. En la Cumbre Iberoamericana de 2007, Juan Carlos I mostró esa grosería típica de los Borbones, cuando interrumpió a Hugo Chávez, pidiéndole que cerrara la boca. Al parecer, su mal carácter se encendió al escuchar que llamaban “fascista” a José María Aznar. Reacio a hablar ante los micrófonos de forma espontánea, su lengua se desató al oír el improperio, tal vez porque recordó a Franco, “un ejemplo por su desempeño patriótico al servicio de España”. Durante casi cuatro décadas, el dictador se dirigió a los españoles durante la cena de Nochebuena. Su sucesor mantuvo la costumbre y esta noche repetirá un rito que cada vez convoca más indignación y desprecio. Somos muchos los que desearíamos estar a su lado para imitar sus modales cuarteleros y gritar a pleno pulmón: “¿Por qué no te callas?”

REY-FRANCO

No se trata de un simple exabrupto, sino del clamor de una sociedad que perdió su inocencia con la crisis iniciada en 2007, cuando se hizo evidente que la Transición sólo fue una pantomima urdida para garantizar la impunidad de los crímenes del franquismo y preservar los privilegios de la banca, la patronal, los grandes grupos empresariales y la familia real, una gavilla de botarates y presuntos corruptos protegidos por la prensa durante años, pero a los que el papel cuché no ha logrado salvar de un destino semejante al del famoso retrato de Dorian Gray. Ahora casi todos sabemos que detrás del brillo y los colores deslumbrantes, sólo había miseria, avaricia, egoísmo, estupidez y una insoportable mediocridad. Hay muchas razones para oponerse a la Monarquía. Es una institución atávica, irracional, antidemocrática, asociada al boato, el abuso, la tiranía y la arbitrariedad. En el caso de Juan Carlos I, su corona es una prebenda otorgada por el general Franco, responsable de un genocidio que causó al menos 300.000 víctimas. 140.000 aún esperan la exhumación y un entierro digno, pero los poderes públicos no escatiman esfuerzos para que continúen en fosas clandestinas, indiferentes al dolor de sus familias. La corona no puede presumir de legitimidad democrática, pues el referéndum sobre la Constitución de 1978 no constituyó un ejercicio de soberanía popular, sino un vergonzoso plebiscito semejante al Anschluss o a la mascarada del “Franco Sí o Franco No” de 1966. Juan Carlos I no es el Rey de todos los españoles (incluidos vascos, catalanes y gallegos, que en muchos casos no se consideran españoles), sino el Rey de la España negra, tridentina y eterna, que nunca rompió su alianza con los sectores más reaccionarios de la Iglesia Católica, el Ejército y la oligarquía financiera. No sé si el cociente intelectual de Juan Carlos I está a la altura de los de Fernando VII o Isabel II, pero la sangre de esos dos idiotas, promiscuos y traicioneros, corre por sus venas. Ignoro si el “campeón de la democracia” (por utilizar la expresión de Ronald Reagan), siente el mismo desdén por la cultura que Fernando VII o Isabel II, pero pocas veces se le ha visto con un libro entre las manos y, en cambio, hay innumerables testimonios gráficos de su pasión por los toros y la caza. Contemplar a Su Majestad posando con un elefante cruelmente abatido con un rifle de mira telescópica, sugiere que en su mente aún resuena la consigna: “lejos de nosotros, la funesta manía de pensar”. Juan Carlos I prefiere disparar a un oso o a un leopardo antes que perder el tiempo con un libro de historia o un tratado sobre el buen gobierno. Según la escritora Mercedes Salisachs, “Alfonso XIII era un enfermo sexual”, que encargó a los hermanos Ramón y Ricardo Baños, propietarios de Royal Films, el rodaje de películas pornográficas.  No creo que Juan Carlos I se estimule con las películas de los hermanos Baños (Consultorio de señoras, El ministro, El confesor), pero según la malograda Lady Di el rey se comportó con ella como “un hombre muy libidinoso”. “No pasó nada”, pero el Borbón intentó llevarla al huerto de Calisto y Melibea. Quizás se limitó a repetir la frase de Calisto: “Señora, el que quiere comer el ave, quita primero las plumas”, pero la Princesa de Gales, poco aficionada a los clásicos castellanos, prefirió no quitarse las plumas.

rey elefante

El diario The New York Times atribuye a Juan Carlos I una fortuna de 1.800 millones de euros, pero la Casa Real afirma que el sueldo del Borbón no llega a los 300.000 euros anuales. Tal vez el diario neoyorkino exagere, pues -según la princesa Corinna, amiga y presunta amante- cacerías como la de Botsuana no ocasionan ningún gasto al erario público. Son simples regalos de amigos que desean mostrar su gratitud por un acuerdo comercial. Se rumorea que Juan Carlos I utilizó el dinero de los fondos reservados hasta 1996 para nadar en las aguas del amor venal, a veces acompañado por Bárbara Rey, que intentó inmortalizar el evento con cámaras ocultas. Quizás sólo es un chisme, pero el periodista Andrew Morton le atribuye romances con Raffaella Carrà, Nadiuska, Sandra Mozarowsky, Sara Montiel y Carmen Díez de Rivera. Casi todos los idilios se caracterizaron por su apasionamiento, pero en el caso de Sandra Mozarowsky, una de las musas del destape, la historia finalizó de forma truculenta. Hija de un diplomático ruso, sólo tenía 18 años cuando Juan Carlos I se cruzó en su camino. Sandra fue una de las protagonistas de Abortar en Londres (1977), una película de Gil Carretero que debería ver Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia y, según la putrefacta Esperanza Aguirre, el “hijoputa” Mayor del Reino. Sandra se quedó embarazada y murió al precipitarse al vacío desde el balcón de su apartamento en la madrileña calle de Barquillo. Se afirmó que se trataba de un suicidio, pero algunos periodistas y el desaparecido actor Pepe Sancho desmintieron la versión. Aún se especula con las verdaderas causas de la muerte. No menos oscuro resulta el trágico fin de Alfonso de Borbón, hermano menor del actual monarca. Cuando se produjo el presunto accidente, Juan Carlos había cumplido 18 años y era cadete del Ejército español. Un disparo accidental parece poco creíble, pues el joven príncipe ya era un experto en el uso y manejo de armas. Varios historiadores coinciden en señalar que el conde de Barcelona se dirigió a su hijo y le hizo prometer que no había disparado a propósito. La bala entró por las fosas nasales de Alfonso y le destrozó el cerebro. Al ser un arma de pequeño calibre, la bala no habría resultado letal con una trayectoria más convencional. Juan Carlos no prestó declaración ante la policía ni ante el juez y don Juan de Borbón arrojó el arma al mar. El asunto se enterró rápidamente y aún hoy no es posible realizar una investigación con las mínimas garantías legales, pues la figura del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad.

-

En un país que compra compulsivamente Cal viva, el libro del ex comisario José Amedo sobre los GAL, casi nadie muestra mucho interés en averiguar quién era el máximo responsable de la “guerra sucia” contra ETA, pero todo indica que Felipe González sólo era la “x” minúscula de la trama, pues Juan Carlos I era el primero en recibir los informes clasificados del CESID. El sector neoliberal del PP (Aznar, Esperanza Aguirre), la COPE, El Mundo e incluso El País conspiran para acabar con los restos de una monarquía franquista que cultiva el paternalismo con la clase trabajadora. El rey ya no es intocable, pues representa un pasado que se pretende liquidar. El neoliberalismo considera que la forma republicana se presta mejor a la implantación de un capitalismo salvaje y globalizado, con la “máxima flexibilidad” laboral y los “ajustes necesarios” para dinamizar la economía. La historia a veces se parece al arte de birlibirloque y la Monarquía española podría ser defenestrada por la derecha neoliberal. Por eso, no debe producir extrañeza que Federico Jiménez Losantos pida la cabeza del Borbón. Algunos dirán que no importa quién haga el milagro, pero creo que en este caso no deberíamos ceder ese papel al diablo. Juan Carlos I debería callarse esta Nochebuena. Estamos en 2013 y el pueblo trabajador, que sufre el paro, los desahucios, la precariedad, la malnutrición y graves restricciones en sanidad, educación y servicios básicos (el 10% ni siquiera puede pagar las facturas de agua, luz y calefacción), debería asomarse a sus ventanas y  balcones para hacer sonar sus cacerolas, agitar la bandera tricolor y pegarle un corte de mangas al Borbón que nunca debió reinar.

republica 1

Fuente:  http://rafaelnarbona.es/?p=6157

El discurso del Rey: ¿por qué no te callas?

La Fiscalía se plantea investigar en España a ‘Billy el Niño’ y a Muñecas

Posted: 26 Dec 2013 02:14 PM PST

Iniciativa Debate Público

La apertura de un procedimiento por la justicia española conllevaría rechazar su entrega a Argentina, que los reclama acusados de torturas durante el franquismo.

EFE ⎮Público ⎮Madrid 26/12/2013

El exinspector Juan Antonio González Pacheco, 'Billy el Niño', y al ex guardia civil Jesús Muñecas Aguilar, ambos embozados a su salida de la Audiencia Nacional tras comparecer el pasado 5 de diciembre ante el juez Pablo Ruz.

El exinspector Juan Antonio González Pacheco, ‘Billy el Niño’, y al ex guardia civil Jesús Muñecas Aguilar, ambos embozados a su salida de la Audiencia Nacional tras comparecer el pasado 5 de diciembre ante el juez Pablo Ruz. EFE

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, se plantea la posibilidad de pedir la apertura de un procedimiento en España para investigar al exinspector Juan Antonio González Pacheco, Billy el Niño, y al ex guardia civil Jesús Muñecas Aguilar, capitán Muñecas, reclamados por Argentina por torturas en el Franquismo.

En una entrevista con Efe, y tras asegurar que la Fiscalía no tiene aún una decisión tomada sobre la posición que va a adoptar en la vista de extradición que se celebrará próximamente en la Audiencia Nacional, Zaragoza cree que habrá que valorar esa posibilidad, “tratándose de hechos delictivos cometidos por españoles contra españoles en España”.

Teniendo en cuenta esa premisa, que conllevaría rechazar la entrega de los reclamados en España, la Fiscalía podría plantear, “si llega el caso”, la apertura de un procedimiento “porque tenemos una jurisdicción preferente a la de los tribunales argentinos”. “Si se abriera hipotéticamente ese procedimiento habría que valorar también los temas de fondo como el tema de la prescripción y de la amnistía, como también se debe hacer en el procedimiento de extradición”, ya que se trata de hechos supuestamente cometidos “en los años 60 o principios de los 70″ y en los cabría también “la aplicabilidad de la ley de Amnistía de 15 de octubre 1977″.

Para Zaragoza, se trata de una petición de extradición “un tanto singular” y “como el Gobierno ha dado luz verde a que se tramite el expediente”, la Fiscalía pidió, como hace “en otros muchos casos”, una serie de medidas cautelares para garantizar que los reclamados estén a disposición del juez o del tribunal, pero por el momento “no hay una posición de fondo tomada”. “Todas estas cuestiones las veremos en su momento cuando se acerque la vista y cuando la Fiscalía tenga que tomar una posición clara”, ha concluido.

NOTICIAS RELACIONADAS

VER TODAS

Fuente:  http://www.publico.es/491430/la-fiscalia-se-plantea-investigar-en-espana-a-billy-el-nino-y-a-munecas

La Fiscalía se plantea investigar en España a ‘Billy el Niño’ y a Muñecas

Diez señales inequívocas de que España está viajando hacia el pasado

Posted: 26 Dec 2013 02:00 PM PST

Iniciativa Debate Público

Iñaki Berazaluce ⎮Público ⎮26 dic 2013

Iñaki Berazaluce

pasado000

Dentro de un par de días haremos el balance de lo bueno y malo de 2013 y daremos la bienvenida a 2014. Por supuesto, ese guarismo no es más que una convención que parte de la errónea idea de que la flecha del tiempo viaja del pasado al futuro, cuando los hechos se empeñan en demostrarnos que llevamos una buena racha embarcados en un viaje hacia el pasado… trufado de breves empellones camino de un futuro distópico.

El viaje al pasado no es como lo imaginó H.G. Wells en ‘La máquina del tiempo’, accionando una palanca para acudir a un año en concreto, sino más bien fraccionario, imprevisible y caótico, de modo que cada vector de la realidad nos traslada a un punto inopinado de la línea espacio-temporal, bien a 1986 (con laLey del Aborto Gallardón), a la década de los noventa (el retorno de los móviles-ladrillo) o a la mismísima Edad Media, con la llegada del capitalismo feudal.

Calentarnos con leña… ¡o velas!

pasado88

Volvemos a… 1948

Seguramente últimamente hayas visto en tu muro de Facebook un vídeo que enseña cómo calentar la habitación con cuatro velitas de Ikea y un tiesto, por el módico precio de 18 céntimos al día. Este viral invernal sería sólo una simpática anécdota si no fuera por lo que desvela: 4 millones de españoles son incapaces de pagar la factura de la calefacción, víctimas de lo que se ha dado en llamar “pobreza energética”.

Con la factura de la luz a precios estratosféricos y el poder adquisitivo de las familias en franco retroceso desde 2007, muchos hogares están recuperando métodos tradicionales para calentarse, algunos tan peligrosos como quemar alcohol metílico, la catalítica o el brasero, responsable de tantas “muertes dulces”. Y es cuestión de tiempo que tiremos de hacha y salgamos a buscar la leña al monte, como ya están haciendo griegos y alemanes.

Hipsters que parecen jubilados

pasado55

Volvemos a… Los 70

“Los hipsters visten como el tonto del pueblo en los 70”, revienta Azucena, una treintañera que sabe bien de qué habla: lleva ocho años viviendo en las inmediaciones de Malasaña, el epicentro del hispterío nacional. El hipster, por si has estado viviendo en Tora Bora los últimos cinco años, luce barba, jersey de lana, trenka, gafapasta, deportivas, y, en general, accesorios como de mercadillo y ligeramente alcanforados. Trabaja en algo relacionado de la creación, lo que viene a significar que acostumbra a estar a 40 días de distancia de la indigencia; “cada vez cuesta más distinguir un hipster de un homeless”, confirma Dani Jr.

En la foto que ilustra este epígrafe (pillada por el morro de JotDown) aparece un proto-hipster de 1989. Dejemos que Álvaro Corazón Rural glose con su florida prosa esta señera figura:

“No sabemos si ese hombre habrá sobrevivido. Han pasado veinticinco años. Pero de estar vivo hoy, habría visto consumada su venganza. En la actualidad, si hiciéramos el experimento de ponerle la ropa de los tres individuos de la fotografía a un conejillo de indias y lo soltásemos por Malasaña u otro barrio de referencia… adivinen. Efectivamente, solo follaría ataviado con el look del jubilado de la derecha.”

Disolver manifestantes a cañonazos (de agua)

pasado44

Volvemos a… 1986

Imagen: El País.

Si durante 2013 concurrieron 3.800 manifestaciones en Madrid –el “manifestódromo” de España- todo indica que el año que viene la presión y el cabreo de la ciudadanía irá en aumento. Previsora como es, la Policía se ha gastado medio millón de euros en comprar un camión con cañón de agua (a.k.a.camión-botijo) para reprimir las manifestaciones, en previsión de la “actual dinámica social”.

El camión-botijo nos retrotrae a las revueltas estudiantiles contra le LOSE de 1986, con el Cojo Manteca (y yo mismo, con mi aventajado bipedismo) corriendo como gacelas por la calle Alcalá, perseguidos por los grises… quiero decir, los marrones, que en aquel entonces el régimen de libertades era mucho más transigente que el que augura la ignominiosa ley Fernández, probable antesala de la Ley de Vagos y Maleantes.

A abortar a Londres (o a Lisboa)

pasado333

Volvemos a… 1976

“Buen número de españolas -aunque no existen estadísticas precisas- van a abortar a Londres. La cantidad es tal que se puede considerar un problema a escala nacional…”, escribía Neliana Tersigni en el reportaje “Abortar en Londres”, publicado el 3 de octubre de 1976 en nada menos que la primera portada de El País Semanal. En aquel año, el primero de la recién inaugurada –y hoy cochambrosa- democracia, más de la mitad de las mujeres que acudían a abortar a Londres eran españolas, según estimaba la autora del artículo.

A partir de la entrada en vigor de la nueva Ley del Aborto, que liquida de un plumazo la ley de plazos, volverán las españolas embarazadas a viajar clandestinamente a Londres o a otros destinos regidos por gobernantes menos fanáticos para, por ejemplo, detener la malformación del feto tras la vigésima semana de gestación, uno de los supuestos que, según la nueva ley, obligan a concluir el embarazo. Eso sí, puede que en lugar de ir a Londres las mujeres españolas acudan a nuestra vecina Portugal a interrumpir el embarazo.

El retorno del zapatero remendón

pasado666

Imagen: J.M. Blanco, Diario Sur.

Volvemos a… 1975

Es cierto que nunca se ha ido, pero el zapatero remendón tiene hoy cola en el taller, según me confirma Augusto, un dominicano que desde hace 11 años ejerce este oficio en la calle Desengaño de Madrid: “Trabajo no me falta, pero el calzado es cada vez de peor calidad y la gente lo trae en unas condiciones más lamentables. Muchos son zapatos del chino, de 20 euros el par”. La de arena es que muchos clientes se han evaporado, porque las oficinas de la Gran vía (Prisa y Telefónica, entre otras) se han mudado a la periferia, se lamenta.

Lo mismo es válido para las costureras (“Retoucheries”, le dicen ahora) y el afilador de cuchillos, que vuelve a dejarse ver por el centro de Madrid (y no en moto, sino en bici, que sale más económico) y los talleres de reparación de pequeños electrodomésticos: “No te lo puedo reparar antes de un año”, me aseguró el dueño de un recoleto taller en Lavapiés, cuando le pedí presupuesto para arreglar una batidora: “Se me acumulan los pedidos, porque sólo quedamos dos talleres en Madrid y ahora nadie tira nada, todo se repara”.

Los sueldos, en caída libre

pasado888

Volvemos a… 1998

Los cañonazos de agua para someter a las nuevas hornadas de ciudadanos cabreados y las velas de Ikea para calentar el cuarto no son fenómenos aislados, sino que forman parte de una realidad más amplia y compleja: la caída en picado de la renta media de  los españoles respecto al resto de Europa.

En 2002, el PIB per cápita español superaba al de la UE, remontando siglos de retraso de nuestro país respecto al continente. En 2007, en plena euforia zapaterista, incluso superamos durante un breve período a Italia, pero los últimos datos de Eurostat demuestran que la nuestra renta media es del 96% de la UE, lo que nos devuelve a niveles de 1998, un salto atrás en el tiempo de 15 años en apenas cinco. “La década y media perdida”, podría llamarse la película.

Teléfonos ladrillo

pasado77

Volvemos a… Los 90

El otro día tuve un dejá vú. A un conocido le sonó el teléfono, y al sacarlo del bolsillo para contestar la llamada, apenas cabía en su mano: ¡era un tablet del tamaño de un Heraldo de pared de Telefónica! Aquel mastodonte desbordando la pequeña mano de aquel señor me retrotrajo al primer teléfono móvil que vi en mi vida, propiedad de mi amigo Palomo (a la sazón, instalador de mamparas, por si acaso está leyendo esto), un mamotreto Motorola del calibre del que usabaGordon Gekko en ‘Wall Street’.

¡Nos prometieron coches voladores y tenemos 140 caracteres y teléfonos cada vez más tochos!

Cemento, vivienda, vacaciones en el pueblo

pasado9099

Volvemos a… Los años 60

Imagen: Euribor.

Si miras por tu ventana verás que algo ha cambiado en el paisaje de España: ¡han desaparecido las grúas! El reventón de la burbuja inmobiliaria ha llevado el consumo de cemento –uno de los principales indicadores de la salud de la economía- a niveles de los años sesenta, tal y como muestra el gráfico.

Pero no hay mal que por bien no venga: el precio de los pisos no ha vuelto a los años sesenta pero sí que ha retrocedido hasta niveles de 2002: 1.700 euros/metro cuadrado de media y todo indica que seguirá haciéndolo unos cuantos años. Y, entretanto, volvemos masivamente de vacaciones al pueblo, donde no sólo hay casa gratis sino, con suerte, chorizo… y leña.

Oratores, bellatores y laboratores

pasado99

Volvemos a… el Medievo

‘Rave medieval’, by Brughel el Viejo.

Antonio Baños Boncompain traza toda una teoría sobre el advenimiento del “capitalismo feudal” en su libelo ‘Posteconomía’, de modo que tratar de resumirlo en dos párrafos es como contar ‘Matrix’ con sombras chinescas. Valga, sin embargo, un levísimo extracto para que veáis por dónde van los tiros (de ballesta):

[En la clásica división social de la Edad Media] “Unos rezan, transmiten el saber y aleccionan (oratores); otros protegen, combaten y expanden (bellatores) y los terceros (laboratores) se encargan de la producción y comercio de los bienes materiales (…) [Hoy en día] tendríamos una clase trabajadora cada vez más desorganizada como tal, pero mucho más clientelar con sus acreedores o empleadores. Una clase cuya movilidad se ve limitada (hipoteca) o exacerbada (emigración) Por encima de ellos, aquello que conocíamos como burguesía está mutando hacia un artesanado constituido por el trabajador inmaterial/tecnológico y una compleja capa de profesionales semidependientes. Y más arriba, la rule class, alejada los valores burgueses y camino de una constitución aristocrática. En último lugar, los oratores: la academia, el complejo tecnocientífico, el entertainment y la industria del sentido, destinados a sostener el armazón intelectual/moral/técnico de la posteconomía y a justificar y cantar, laúd en mano, sus glorias y desmanes”.

El Atleti, campeón de invierno

pasado100

Volvemos a… 1995

“¿Y el Madrid… otra vez campeón de Europa?”. El anuncio de Mitsubishi Montero ironizaba en los 90 sobre la larga sequía europea del Real Madrid, que en aquel entonces sólo había ganado Copas de Europa en “blanco y negro”. Pero el chiste perdió vigencia en 1997, cuando el Madrid ganó la primera de su racha “three in a row”, hasta conquistar la novena. (Y, como Beethoven, kaput).

Por aquellas mismas fechas, la cabeza del Mono Burgos asomaba desde el infierno de la Segunda División, anunciando el retorno del “tercero en discordia”, el Atlético de Madrid, que hoy colidera la clasificación de Primera División y es el más serio candidato a romper el duopolio Real Madrid-Barça de los últimos siete años. Y ya se sabe que el campeón de invierno tiene todas las papeletas para ser campeón del todo.

Con información de JotDown, Burbuja.info, Marca, El País, Público, El Confidencial y El País, again.

Más madera:

Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus posibles explicaciones

Diez señas de identidad que creías que eran españolas (y ni de coña)

El Museo de los Productos Fracasados

Diez iconos de los noventa a los que se les ha pasado el Arroz Stewart

El día que los comunistas invadieron EEUU

Las fotos más infames para vender  casa del panorama inmobiliario en Internet

Fuente:  http://blogs.publico.es/strambotic/2013/12/back-to-the-past/

Diez señales inequívocas de que España está viajando hacia el pasado

Maternidad obligatoria (para quitarnos el miedo)

Posted: 26 Dec 2013 01:35 PM PST

Iniciativa Debate Público

Juan Carlos Monedero ⎮Comiendo Tierra ⎮26 diciembre, 2013

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.