Dolores de Cospedal y el delito de falso testimonio

 

Comparte

 

 

Pirata.gal | 15/08/2013

Recientemente hemos sabido por la prensa que, al parecer, la Secretaria General del Partido Popular Doña María Dolores de Cospedal habría declarado, en la causa judicial que se sigue respecto a los llamados “papeles de Bárcenas”, que ella no ejercía control alguno sobre la contabilidad de su partido y que sus atribuciones como Secretaria General no incluyen el verificar cómo se hacen los pagos o donativos. En otras palabras, tales declaraciones vendrían a significar que a ella no se le puede achacar ninguna responsabilidad por la supuesta “contabilidad B” del PP. Del mismo modo, y siempre según estas palabras, eso significaría que el único responsable de la misma, si existiera, sería el entonces Tesorero Don Luis Bárcenas.

Tengamos en cuenta que estas afirmaciones, caso de haber sido realmente parte de la declaración de la Sra. de Cospedal, habrían sido realizadas por alguien que tenía la consideración jurídica de testigo (y no de imputada). Es decir, que se trataría de afirmaciones en sede judicial dichas por alguien que tenía la obligación legal de decir verdad.

Del mismo modo, y por lo que diremos más abajo, debemos recordar que dichas palabras han sido dichas en una causa penal, y que suponen una afirmación en contra de reo (en este caso, contra el Sr. Bárcenas, a quien tal declaración habría atribuído la íntegra responsabilidad de cualquier ilícito dentro del PP).

Sin embargo, el artículo 42 de los Estatutos del Partido Popular afirma que la Secretaria General tiene, entre otras atribuciones, “la dirección de todos los servicios y la jefatura del personal”. Incluyendo, por supuesto, la dirección de la Tesorería.

Además, un acta notarial de 2008 demuestra que la Sra. de Cospedal compartía de hecho esas funciones con el Sr. Bárcenas.

En otras palabras, parece que la Sra. de Cospedal habría mentido. Y lo habría hecho (si tales fueron sus declaraciones en efecto) en una causa penal, como testigo, y declarando contra reo.

Pues bien, el artículo 458.2 del Código Penal castiga con penas de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses al “testigo que faltare a la verdad en su testimonio en causa judicial” si lo hace “en contra de reo en causa criminal por delito”.

Es decir, que si la Sra. de Cospedal en efecto ha realizado las afirmaciones que mencionábamos en el primer párrafo, está claro que sería de aplicación el citado artículo y, por consiguiente, cabría iniciar las oportunas acciones penales contra ella.

Pero, ¿significa eso que realmente pueda o vaya a producirse tales acciones? Al respecto tenemos que hacer varias consideraciones.

Primero, algo que desde la Confederación Pirata valoramos por encima de todo: los derechos fundamentales y, en este caso, la presunción de inocencia de la Sra. de Cospedal. Toda esta elaboración jurídica se basa en la suposición de que la Secretaria General del PP haya dicho efectivamente lo que los medios dicen que ha afirmado. Si no fuera así, por supuesto que no habría ningún tipo de responsabilidad. Y nuestro punto de partida ha de ser, necesariamente, el de presumir su inocencia.

Hay que tener en cuenta, además, que nosotros no disponemos de una copia de su declaración para poder contrastar esas palabras, de modo que debemos tomarlas con cautela.

De todos modos, y aunque en efecto se hubiera afirmado algo que claramente sería una mentira contra reo en causa penal, eso no significa necesariamente que vaya a hacerse algo al respecto. Porque haría falta que o bien el Juez o bien alguna de las partes interesara la incoación de dichas acciones penales.

Parece que el Juez Ruz no va a iniciarlas si tenemos en cuenta su anterior actividad procesal en esta causa. Y de las partes personadas (que son quienes sí tienen copia de dicha declaración y pueden citar las palabras textuales de la Sra. de Cospedal) quien debería estar más interesado procesalmente en solicitar que se deduzca falso testimonio es la defensa, precisamente, del Sr. Bárcenas, dado que, en teoría, la falsa declaración iría dirigida contra él.

No sabemos si finalmente alguien emprenderá unas acciones penales que podrían estar más que justificadas, teniendo en cuenta lo que la prensa afirma. Pero sí que sabemos que la Sra. de Cospedal debería salir a la palestra y aclarar si realmente ha afirmado lo que los periódicos dicen.

Si no por una cuestión de justicia penal, al menos para aclarar posibles malentendidos y mostrar su ética como política. Una ética de la que, por desgracia, nuestros gobernantes llevan mucho tiempo sin hacer gala.

https://piratasdegalicia.org/web/cospedal-falsa-testemunha#es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.