Armas Químicas-Guerra Planificada. Siria

(Leído 69 veces)

Opinión | By Joseluis V. Domenech

Liquidadores en serie

COMPARTE

 

Armas QuímicasGuerra PlanificadaSiria

Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Joséluis V. Doménech | Iniciativa Debate | 31/08/2013

¿Estás a favor de la intervención aliada en Siria? Si es así, déjame decirte que no voy a tener palabras condescendientes contigo, más aún, observando el titular de este artículo, podrás darte cuenta de que vas a ser protagonista por un día de la ofensiva de mis palabras.

Tengo un nudo en el estómago. Llevaba mucho tiempo esperando esta jornada. Un año, ocho meses y veintitrés días. Parece un intervalo suficiente para haber podido amortiguar el dolor, o esa sensación de vacío y honda tristeza que genera una guerra. Pero no es posible. Nunca es posible ausentarse de esa tragedia, y mucho menos, cuando es consentida.

Quizás tú también pienses que se trata de una “intervención”, en respuesta al uso de armas químicas. Créeme entonces,  que en mi legislación ética, yo solo voy a hacer uso de mi intervención en respuesta a tu barbarie.

No puedo hacer nada para pararle los pies a Obama, a Netanyahu o a tu presidente, pero necesito interpelarte, y necesito adivinar tu rostro y tus intenciones. ¿Eres consciente de que cualquier misil va a arrebatar la vida a una persona, así, como por arte de magia? Una persona como tú, que ahora mismo estará temblando en su humilde casa porque millones de personas al igual que tú, participáis del indecoroso poder de juzgar los límites existentes entre el bien… y vuestro mal.

¿Sigues pensando que es necesario? Yo sigo pensando que esa persona a la que le van a arrebatar la vida, para ti, no es una persona, es cualquier persona, algo lejano e intrascendente, algo de lo que eres capaz de distanciarte, sencillamente, porque eres incapaz de sentir su dolor.

Yo podría aliarme con mis amigos para bombardear tu casa, porque nuestra “legislación” no permite el uso y propagación de pensamientos indecorosos, capaces de hacer de este mundo, un mundo trágico. Pero no has de preocuparte, no tengo bombas, no sé donde está tu casa, y sería incapaz de dar un paso al frente para cometer un acto de ese tipo.

Pero tengo palabras. Y hoy, lucharé contigo, a través de ellas.

Solo te dejaré tres interrogantes. Bien podrían ser mil, porque miles son  las incoherencias que alumbran decisiones de este tipo. Pero creo que me entenderás con sólo esos tres referentes.

Quieres hacerme creer que eres persona de bien, porque es tu deseo consciente, cumplir siempre con la legislación vigente. Deberías empezar a pensar que las leyes, por el mero hecho de ser leyes, no son justas. Y claro está, en caso, de adherirte a ellas, hacerlo siempre, y en las mismas condiciones. Por lo tanto, haz un pequeño esfuerzo, y responde a tu conciencia:

Dado que estás en contra del uso de armas químicas, ¿Por qué no promueves un ataque contra Israel por el uso de fósforo blanco contra el almacén central de las Naciones Unidas en la Franja de Gaza?

E imaginando que defiendes los Tratados Internacionales, ¿Por qué no abanderas una agresión hacia los Estados Unidos de América, espías, invasores e interventores allá donde sus reservas federales les emplazan sin importarles acuerdo alguno?

Y, para terminar, si eres equitativo en la exigencia del cumplimiento de esos derechos que crees fundamentales, ¿Por qué no exiges de inmediato bombardear el Parlamento Europeo, que no solo ha eliminado muchos de nuestros derechos, si no que además quiere eliminar nuestras sonrisas?

Tal vez pienses que me exceda en mis comentarios, pero me gustaría que recordaras una cosa. No sé si eres la farmacéutica de la esquina, el director del banco, el vecino del quinto, o el entrenador del equipo de tu barrio. Tú no eres quién para apoyar la muerte de nadie, y mucho menos, para intervenir en vidas ajenas con pretextos injustificables. Todo lo que vaya a suceder en Siria, en Palestina y en Líbano, no es una respuesta a ninguna acción. Es, una vez más, el irrefrenable afán de unos cuantos para poner las cosas en su sitio. El impulso delictivo de unos liquidadores en serie, que ni se amedrentan, ni se ocultan. Y tú, su valedor.

España, como no podía ser de otra manera, se unirá a la marea negra, pidiendo una respuesta firme.

Yo, hace un año, ocho meses y veintitrés días, cuando ni siquiera se hablaba de la existencia de los rebeldes en Siria, escribí un artículo, intentando razonar qué estaba sucediendo en esa parte del mundo. No soy futurólogo, tan sólo, procuro estudiar, analizar, y comprender la marcha de los acontecimientos sociales y políticos. Y, en la medida de lo posible, denunciar aquello que considero forma parte de esas malditas estrategias que están haciendo de nuestra existencia, un esperpento sin precedentes.

Detente un poco, y léelo. Y comprenderás mejor mis palabras. Y mi “delito” de enfrentarme a tus posiciones.

joséluis v. doménech

sociólogo

(http://undominiopropio.com/)

Liquidadores en serie, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Related News

Share on facebookShare on twitterShare on emailShare on printMore Sharing Services0

WarGulf_photobox

Cuarto y mitad de vida, por favor

mineros-6

El mal giro de Cristina Cifuentes

cifuentes-vanity--644x362

Cristina Cifuentes

rosalia-mera-tras-ser-investida-doctora-honoris-causa-en-la-clausura-de-los-cursos-de-verano-de-la-universidad-internacional-menendez-pelayo-efe

Rosalía Mera y los doctorados honoris causa

Mostrando 2 Comentarios

Tu opinión

  1. Fernandosegundo dice:

    31 agosto, 2013 a las 13:24

    Perfecto el comentario. No se le puede quitar ni poner una coma. Con esas pocas palabras está dicho todo. Toda la filosofía y todo el porqué de lo que está pasando.

    ¡Triste Mundo!

    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

    Responder

  2. Paco Bello dice:

    31 agosto, 2013 a las 12:43

    Para no perder lo que se está convirtiendo en costumbre: estoy de acuerdo contigo. Y me siento como tú, a medio camino de la indignación más profunda y la aflicción más dolorosa.

    En estos momentos me gustaría ser un patriota, para poder hacer distinciones sentimentales geo-y-etno céntricas, de esas que para estremecer necesitan nexos artificiales. Pero ser imbécil no está al alcance de todos.

Iniciativa Debate Público

 


Soldados derrotados de una causa invencible

Posted: 30 Aug 2013 09:34 AM PDT

Iniciativa Debate Público

Alberto Arce | El Diario | 30/08/2013

(I) Fósforo blanco.

Fue el 14 de enero de 2009 mientras hacíamos la digestión tras engullir unas cuantas chocolatinas de emergencia cuando una llamada telefónica nos avisó de que el almacén central de las Naciones Unidas en la Franja de Gaza se quemaba tras el supuesto impacto de pastillas de fósforo blanco. Tardamos menos de 15 minutos en llegar a un recinto envuelto en llamas y calor. Media docena de trabajadores identificados con sus respectivos chalecos gritaban impotentes.

”Es fósforo, es fósforo, toda la harina y los medicamentos se han ido, es fósforo, esto es un gran crimen, no nos queda nada, esta es la ayuda humanitaria que la comunidad internacional nos había hecho llegar para alimentar a un millón y medio de personas”.

En una esquina, mirando la escena en silencio, John Ging, máximo responsable de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados vio que me acercaba cámara en mano y me preguntó.

“¿Quieres que te diga algo?”.

“No sé”, respondí, “lo que quiera”.

“Este es el resultado de un ataque directo sobre nuestras instalaciones. Y miles de toneladas de ayuda se han ido, por no hablar de los daños, esto es un desastre y una muestra de por qué este conflicto tenía que haber terminado incluso antes de comenzar”.

No era la primera vez que me encontraba con el fósforo, pero sí la primera en que podía grabarlo correctamente. Corrí a enviar las imágenes por satélite a un canal de televisión en España. Al mismo tiempo que el fósforo blanco caía sobre el almacén de alimentos, el secretario general de las Naciones Unidas llegaba a una capital vecina para anunciar un alto el fuego junto a una de las partes implicadas en el conflicto.

Pensé que documentar el uso de fósforo blanco contra un almacén de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas abriría noticieros en todo el mundo. Me equivoqué. La rueda de prensa -y no el bombardeo- fue la noticia aquel día.

El fósforo blanco es un componente químico utilizado en teoría para cubrir movimientos de tropas en campo abierto. Atraviesa paredes, provoca horribles quemaduras, un humo tremendamente tóxico y provoca llamas durante días al contacto con el aire. Ni el agua ni la arena lo apagan. Su uso está prohibido no solo contra civiles, sino sobre zonas pobladas, imagínense si hablamos de los recintos de las Naciones Unidas.

Una foto que mostraba los fuegos artificiales mientras destruían una escuela ganó meses después el World Press Photo.

Se abrió una investigación que duró 9 meses. Se publicó un informe. No sucedió nada más.

El gas puede ser obsceno, como lo llaman estos días. El fósforo, amor romántico o vapor para una fiesta, me imagino, porque entonces, casi nadie se escandalizó.

(II) Intervención humanitaria.

Dos años más tarde, en mayo de 2011 me pasé tres días varado a varias millas de la costa libia. Tratábamos de entrar en la ciudad de Misrata. Rompíamos el tedio entre vomitona y vomitona escuchando a través de la radio del barco las conversaciones entre los rebeldes que defendían la ciudad de Misrata del asedio al que el ejército libio la sometía y un barco de la OTAN que decía ayudarles. Los rebeldes señalaban lugares desde donde la artillería pesada del ejército libio les bombardeaba. Los militares españoles y franceses respondían “recibido” y los rebeldes se quejaban porque pasaban días antes de que los aviones extranjeros atacasen o, porque cuando lo hacían, ya era tarde.

Pasé tiempo en las trincheras. Comí kilos de macarrones con pasta, dormí con ellos al aire libre y les escuché. Ni una palabra de elogio o respeto hacia esos extranjeros que teóricamente les ayudaban. “¿Por qué no nos ayudan, por qué se pasean por el aire pero no hacen lo que les pedimos, por qué no bombardean las posiciones que les damos para que podamos avanzar?.

La impresión que me llevé de la opinión de los rebeldes sobre la intervención extranjera fue: “Nos están utilizando. Antes ayudaban a Gadafi, ahora dicen que nos ayudan a nosotros, ¿quién puede confiar en ellos?”.

Corriendo por campo abierto y bajo fuego enemigo la sensación no es de Síndrome de Estocolmo sino de “quealguiensuelteunpepinoquehagaquedejendedisparardeunavezportodas” sin importar quien lo haga, por qué o contra quien. Decenas de reporteros empotrados en el bando rebelde hicieron, hicimos, lo que pudimos. Ya que el ejército gadafista no permitía la presencia de periodistas e incluso los asesinaba o detenía, nuestra posición en esa guerra civil era la de acompañar a quienes nos permitían acompañarles.

Empatía humana mediante aprendimos que si Alí, que era estudiante de filología inglesa, se convierte de un día para otro en miliciano que lucha por la libertad contra un dictador lisérgico, muestra valor y encima es de quien depende que no te peguen un tiro, la reacción está servida: por Alí, que al abusón sólo se le paraba golpeándole.

Omran fue nuestro traductor en Libia. Un tipo sensible, bueno y pacífico que nunca había disparado un arma, que se preocupaba por mí mientras tomaba notas y vigilaba que no me pusiese por error en la mira de ningún francotirador. El día que me despedí de él, le pasé los contactos de otros periodistas para que siguiese traduciendo y guiando extranjeros por la guerra que había decidido no combatir a tiros. Pero el ejército mató a su hermano y se enfadó. Pasó a formar parte de los tigres de Misrata y fue uno de los rebeldes que rodeó a Gadafi, a aquellas alturas un pobre viejo herido e indefenso y le torturó hasta matarlo.

Poco después de dejar Libia, una de tantas misiones de Médicos Sin Fronteras que tantas vidas salvó y tantos miembros amputó limpiamente evitando muertes o gangrenas durante el cerco de la ciudad, anunció que se retiraba de Misrata porque los rebeldes recurrían a los cooperantes extranjeros para que les ayudasen a reanimar a prisioneros gadafistas torturados con el objetivo de seguir torturándolos. La víctima convertida en verdugo.

Triste, decidí desconectar.

(III) Periodistas.

Dos años más tarde, cuando parece que quedan pocos días para que aviones y barcos occidentales bombardeen Siria en represalia por el uso -“obsceno”, dicen- de armas químicas y entren así aunque sea sin quererlo y como opción, dicen, menos mala, a apoyar a uno de los bandos enfrentados en una guerra civil, escucho en Managua una entrevista con Ernesto Cardenal.

El poeta, citando al obispo Pedro Casaldáliga, afirma que los miembros de la teología de la liberación son “soldados derrotados de una causa invencible” y me paro a pensar.

¿Cuál es para mí ahora, como periodista que creyó en tantas causas, la causa invencible que no implique teologías ni liberaciones por las que yo no esté dispuesto a luchar?

La de llegar, ver y narrar. La de los hechos. Ya sólo me queda esa.

Me han pedido que escriba sobre Siria, un país en el que sólo estuve años antes de que estallase la guerra y en el que me limité a constatar la existencia de un régimen que no permitía a los periodistas extranjeros trabajar con libertad.

Me han pedido también que trate de valorar lo que ha sucedido en Libia tras la intervención extranjera, cuando no he pisado Libia ni hablado con ningún libio en más de dos años.

Quizás, que trate de recordar mi experiencia en Irak y Afganistán, por si existiera algún paralelismo. Sólo alcanzo a pensar que hace pocos días, y una década después de una intervención extrajera en Irak, una cadena de coches bomba volvió a llevarse por delante a docenas de civiles iraquíes que compraban en algún mercado.

Cada vez que escucho esa noticia, demasiado a menudo, recuerdo a mi amigo Zaid, que por allí sigue, esquivando a la muerte.

Pero como periodista que ya solo cree en una causa, la de los hechos, y está convencido de que opinar es ciencia para expertos o tertulianos sin vergüenza, solo sé contestar que para escribir la pieza que me han pedido debería, primero, viajar  a Libia, luego a Siria, quizás también preguntarles a mis amigos en Bagdad cómo se sienten en 2013 y luego pedir al menos 20 páginas y un mes de reflexión para escribir antes de responder.

Un periodista que escribe sin eso es un periodista derrotado al que solo le quedan la primera persona y las emociones para responder a casi todas las preguntas. Eso soy, porque, derrotado, escribo en lugar de callar y respondo a la única pregunta que no me han hecho en esta ocasión.

¿Qué hay bajo una bomba, bajo cualquier bomba, qué había debajo de todas las bombas que he visto caer?

Bajo una bomba estaba, por ejemplo, Lama Hamdan, de 11 años, reventada por una hemorragia interna masiva. Nunca, bajo una bomba, he encontrado la solución a un problema, acaso uno multiplicado y enturbiado, lanzado sus tentáculos hacia delante en el tiempo. Sí he visto, en cambio, muchas vidas destrozadas que ningún reportero ha podido salvar y cuya certera narración, cuando no un trauma, ha generado premios y aplausos para el testigo.

Por eso creo que ante la próxima guerra, ni la nuestra, la causa de los hechos, es ya una causa invencible.

Fuente: http://www.eldiario.es/zonacritica/Soldados-derrotados-causa-invencible_6_169793031.html

Soldados derrotados de una causa invencible

El SAT expropia diez carros de material escolar en un centro comercial de Sevilla

Posted: 30 Aug 2013 05:59 AM PDT

Iniciativa Debate Público

Pablo Elorduy | Diagonal | 30/8/2013

A las 11 de la mañana del 30 de agosto, un grupo de dos centenares de militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) han llevado a cabo una expropiación de material escolar en una plataforma comercial del grupo Carrefour en Sevilla. Libretas, lápices, bolígrafos, sacapuntas y gomas de borrar, diccionarios o compases, han sido algunos de los pertrechos expropiados por este sindicato, que pretende con esta acción llamar la atención sobre las más de dos millones de personas que viven en Andalucía en situación de pobreza, y las más de 400.000 familias que no reciben ningún tipo de ayuda ni prestación. “Empieza el curso escolar y cada familia recibe un listado con el material que necesitan que cuesta de 100 a 140 euros de coste para cada niño”, explica a DIAGONAL Mari García, portavoz del SAT, “esto supone gastos que no se pueden afrontar, en familias con dos o más niños supone echarlos del sistema educativo”.

La acción, que ha transcurrido pacíficamente, ha consistido en la expropiación de entre ocho y diez carros con el material exigido por la Junta para el nuevo curso. El objetivo era denunciar los recortes en educación y sanidad, así como reclamar el impago de la deuda, “que obliga a los recortes” como solución a la crisis. La acción ha transcurrido sin incidentes, de forma pacífica, y al finalizar la misma, el secretario general del SAT, Diego Cañamero, ha discutido con el responsable de la superficie comercial, quien ha explicado que la multinacional tiene un programa de donación de alimentos; en ese momento, según explica Mari García, Cañamero ha contestado que la empresa apunte en su cuenta de donaciones el material tomado. A pesar de la normalidad con que ha transcurrido la acción, García asume que llegarán multas y se abrirán nuevos procesos contra personas de este sindicato, pero “no podemos estar de brazos cruzados”, recuerda esta sindicalista.

García refiere que se ha elegido esta cadena por que es una multinacional “que está ganando mucho dinero, que termina con pequeños comercios”. La portavoz del SAT explica que en los próximos días, el sindicato llevará a cabo un acto en un colegio de la provincia para repartir el material entre hogares necesitados y explicar el sentido político de la acción. Además, el 1 de septiembre tendrá lugar la Asamblea Nacional del sindicato en Osuna, y a partir de ahí se difundirá una agenda con nuevas acciones.

Fuente: diagonalperiodico.net

El SAT expropia diez carros de material escolar en un centro comercial de Sevilla

La pobreza consume las capacidades mentales

Posted: 30 Aug 2013 12:32 AM PDT

Iniciativa Debate Público

Alicia Rivera | El País | 29/08/2013

Diferentes estudios parecen indicar que entre las personas con escasos recursos económicos es más habitual desenvolverse peor en la vida que entre aquellos que no tiene problemas de dinero. Posibles explicaciones las hay para todos los gustos: que una persona en dificultades financieras tiene menos margen de error y que las consecuencias de equivocarse pueden ahondar el problema, que los bajos niveles educativos pueden provocar malentendidos en documentos y contratos… Así presentan el espinoso problema de la correlación entre pobreza y recursos mentales unos investigadores del Reino Unido, Canadá y Estados Unidos que han intentado arrojar alguna luz al respecto. Y su conclusión es que la pobreza en sí misma, al margen de la alimentación, el estrés o la influencia del entorno sociocultural, consume recursos mentales del individuo y reduce sus capacidades cognitivas. Es decir, que al estar inmerso en la preocupación económica que afecta directamente a su vida, la persona tiene mermados sus capacidades mentales tal y como se miden en los test de inteligencia.

“La gente pobre, a menudo actúa, con menos capacidad, lo que puede perpetuar la pobreza”, señalan Anandi Mani (Universidad de Warwick, Reino Unido) y sus colegas, en el artículo en la revista Science en que presentan sus experimentos y sus conclusiones. “El sistema cognitivo humano tiene capacidad limitada y las preocupaciones monetarias dejan menos recursos cognitivos disponibles para guiar acciones y decisiones”, señalan los investigadores. Igual que un controlador aéreo concentrado en una situación de potencial colisión en el aire es más fácil que descuide el seguimiento de otros aviones en vuelo, dicen, la persona pobre, cuando está pendiente de agobios de dinero, pierde capacidad para dedicar a otros problemas toda su consideración. “La situación de pobreza bloquea los recursos mentales”, resume Kathleen D. Vohs, profesora de la Universidad de Minnesota, en su comentario en Science acerca del asunto.

Los científicos se han centrado en el efecto inmediato del contexto adverso

Mani y sus colaboradores diseñaron dos tipos de experimentos y los realizaron en EE UU (para comprobar su hipótesis de que los retos económicos de magnitud similar pueden tener impacto cognitivo muy diferente entre gente rica y gente pobre) y en una zona rural de India (para medir el efecto de los altibajos económicos que sufren las personas).

De antemano exponen su definición amplia de pobreza: la distancia entre las necesidades de un individuo y los recursos de que dispone para satisfacerlos. Como se trata de necesidades subjetivas, la definición sirve en un país desarrollado y en uno en desarrollo, al igual que en situaciones de deficiencia económica transitoria, como puede ser el desempleo. Y puntualizan que ellos se centran en el efecto inmediato de la pobreza en las capacidades cognitivas, quedando abiertas, por tanto, otras cuestiones de suma importancia: el desarrollo mental infantil deficiente asociado a la pobreza (que puede condicionar las capacidades mentales en el adulto) o si tiene efecto a largo plazo la merma de recursos cognitivos provocados por la incertidumbre económica.

El primer experimento se realizó con un centenar de voluntarios reclutados en un centro comercial de Nueva Jersey, de 35 años de edad media, 65 de los cuales eran mujeres, y con una distribución de nivel económico personal representativa de la población de EE UU, atendiendo a los ingresos y tamaño de la vivienda de cada uno. En las pruebas, se les presentaba un dilema: cómo afrontar una factura imprevista de reparación del coche. Mientras pensaban al respecto, se les hacían dos test de funciones cognitivas habituales en las pruebas de cociente de inteligencia, uno de fluidez mental y otro de control cognitivo. En diferentes fases se varió, por ejemplo, el precio de la hipotética factura, y la conclusión es que las personas adineradas sacaron mejor puntuación en los test de inteligencia que aquellos con escasos recursos.

Inteligencia antes y después de la cosecha

Los campesinos de Tamil Nadu (sur de India) que se dedican al cultivo de la caña de azúcar reúnen, al parecer, características especialmente idóneas para los experimentos de Anandi Mani y sus colegas sobre pobreza y rendimiento mental. Tienen una cosecha anual, pero no todos al mismo tiempo porque la recolección está repartida a lo largo de cuatro o cinco meses para que la caña llegue escalonadamente a los molinos. Esto evita en los experimentos efectos que pudieran alterar los resultados, como la influencia de festividades locales o las condiciones meteorológicas, explican los investigadores en Science. Los campesinos afrontan mayor preocupación económica antes que después de la cosecha, pero no todos al tiempo.

En total participaron 464 cultivadores de caña de 54 pueblos en el estudio y la puntuación media obtenida en uno de los test fue 5.45 después de la cosecha frente a 4.35 antes. Cabría pensar que el esfuerzo físico de recoger la caña influye negativamente en el rendimiento mental, pero los investigadores puntualizan que, en muchos casos, los agricultores contratan a peones para el trabajo y, además, en la mayor parte de los casos tuvieron el cuidado de hacer los test después de la fase de recogida de la caña, pero antes de recibir el pago por la cosecha.

Otra posible interferencia sería que, al hacer las pruebas por segunda vez —después de la cosecha— los agricultores estuvieran más entrenados. Para descartar este efecto, Mani y sus colegas incorporaron a un centenar de personas a los test postcosecha que no los hicieron antes. Y el resultado general fue el mismo, luego no es achacable a la familiaridad adquirida con las pruebas.

Tal vez la mejor nutrición después de cobrar la caña tenga algo que ver. Tampoco. Un estudio previo realizado por este equipo, en 2009, mostró que los agricultores de caña no comían menos antes que después de la cosecha. Una vez eliminados los factores principales que podrían afectar el resultado, la respuesta de los investigadores es que la pobreza en sí misma resta capacidad mental.

Claro que es posible, por ejemplo, que los ricos tengan preocupaciones económicas a otro nivel pero que provoquen la misma sobrecarga mental que en los pobres la factura inesperada del coche. Para aclarar los resultados, Mani y sus colegas diseñaron el segundo experimento. Un total de 464 pequeños agricultores de caña de azúcar en el sur de India participaron en el estudio. Se les hicieron dos test, uno de fluidez mental y otro de control cognitivo (una versión numérica apropiada para personal de escasa alfabetización) antes y después de la cosecha anual, es decir, cuando su mayor preocupación es la perspectiva económica y cuando esta se ha despejado. Tras la cosecha, los resultados de estas dos pruebas de inteligencia fueron claramente superiores. Lo que mejor explica la caída del rendimiento cognitivo es el mecanismo de atención secuestrada por el problema económico.

No ignoran Mani y sus colaboradores las implicaciones sociopolíticas de su investigación. “Los datos que presentamos sugieren una perspectiva diferente sobre la pobreza: ser pobre significa no solo afrontar escasez de dinero, sino también escasez de recursos cognitivos”, escriben. “Los pobres, con esta perspectiva, son menos capaces no debido a rasgos heredados sino porque el mismo contexto de la pobreza impone una carga y obstruye las capacidades cognitivas”.

Como conclusión, sugieren los investigadores algunas medidas políticas que pueden aliviar el efecto que han estudiado. Lo primero sería evitar lo que ellos llaman los “impuestos cognitivos”, como rellenar cuestionarios largos y complejos, preparar entrevistas de trabajo o descifrar nuevas reglas laborales, en las que las personas con preocupaciones económicas pueden estar en desventaja frente a quienes no las padecen. O, al menos, prestar ayuda institucional a las primeras. Otra idea, más centrada en el caso de los cultivadores de caña de azúcar indios, pero no limitado a estos, sería sincronizar las actuaciones y programas —por ejemplo, de formación— con las fases cíclicas de las cosechas para desarrollarlas en los períodos en que esa población sea más receptiva mentalmente y esté mejor capacitada para aprovechar la información.

“Las estimaciones recientes muestran que aproximadamente un 20% de la población mundial vive en la pobreza”, recuerda Vohs. Para muchos economistas, añade, cuanta más gente haya, mejor, pues mayor cantidad de buenas ideas habrá para solucionar los grandes retos como curar el cáncer, encontrar formas de energía renovables o alcanzar la paz mundial. “Pero este argumento se basa en la idea de que todo el mundo tiene capacidad mental adecuada, una premisa ahora cuestionada por Mani y sus colegas para una quinta parte de la población mundial”, añade.

Fuente: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/08/29/actualidad/1377801701_416816.html

La pobreza consume las capacidades mentales

La Ley de Protección de Datos impedía borrar los discos duros de Bárcenas en plena investigación policial

Posted: 29 Aug 2013 10:48 AM PDT

Iniciativa Debate Público

El Boletín | 29/8/2013

El Partido Popular ha vuelto a echar hoy mano de la Ley de Protección de Datos para ‘esconder’ información al juez Pablo Ruz. Pero los expertos creen que en este caso se ha equivocado. Según ha asegurado Ofelia Tejerina, abogada de la Asociación de Internautas a Europa Press no sólo no obliga a formatear un ordenador cada vez que un empleado se va de una empresa –como argumenta Génova- sino que impide expresamente borrar cualquier información que pueda ser necesaria para una investigación en curso.

Esta experta en protección de datos asegura que ante una investigación criminal esa información tiene que quedar guardada en la empresa a disposición de las autoridades. “La empresa está obligada a guardar por ley la información que pueda tener en ese ordenador, no se puede entregar a otro empleado”, ha explicado a la agencia.

En este sentido, ha señalado que “una cosa es destruir información y otra cosa es bloquear información”. “El bloqueo de información significa que como empresario no la puedo utilizar, pero que la tengo que tener ahí guardada, a efectos legales o a efectos administrativo”, ha indicado.

No es solo la Ley de Protección de Datos, hay otras normas que exigen conservar esta información. Ofelia Tejerina afirma que el trabajo de Bárcenas tiene que estar a disposición de Hacienda durante cinco años, del mismo modo que el PP debería guardar la información contenida en su ordenador a efectos de la rendición de cuentas frente al Tribunal de Cuentas.

“Es una actividad demasiado específica como para permitirse el lujo de aplicar la Ley de Protección de Datos con esa libre interpretación. Una cosa es la destrucción y otra es el bloqueo de la información”, ha subrayado Tejerina, quien ha opinado que el argumento del PP “no tiene ningún sentido”.

Asimismo, la experta ha comentado que ni siquiera es el procedimiento que normalmente se lleva a cabo. Así, ha indicado que, en caso de despido, “lo normal” es que se “elimine la información personal que este señor crea que le pueda afectar y que quiera eliminar”, pero que se haga “una copia de seguridad de la información empresarial como tal”, antes de “resetear el ordenador”.

Fuente: elboletin.com

La Ley de Protección de Datos impedía borrar los discos duros de Bárcenas en plena investigación policial

Cuarto y mitad de vida, por favor.-¿Será por esto que hay tantas prisas por Siria?- y mucho mas)

Iniciativa Debate Público


Cuarto y mitad de vida, por favor

Posted: 28 Aug 2013 09:35 AM PDT

Iniciativa Debate Público

Paco Bello | Iniciativa Debate | 28/08/2013

¿A cuánto tienes la vida rota del prójimo? ¿Y este no volver a ver a los seres queridos de aquí? Dime el precio de esa desgracia que tienes sobre las conciencias en porciones.

Todo es barato. Y el precio lo ponemos entre todos cada vez que delegamos nuestra responsabilidad, o que actuamos por inercia, y cada vez que no nos informamos, y cada vez que transigimos con los que no lo hacen nunca. Aquí y allá.

Y puede que sea nuestra naturaleza. Pero también puede que sea porque existe quien nos ha condicionado, quien no ganó una guerra, pero supo apuntarse en el momento oportuno, y pudo poner las condiciones que su condición de fuerza le permitía. El precio y el argumento fueron la fisión del núcleo y unas cuantas decenas de miles de orientales atomizados y desgarrados, cuando ya se habían rendido y no suponían ningún peligro. Pero ganaron la partida, y nadie pudo toserles, y lo quisieron dejar claro con el mismo brillo espectacular que utilizaban en sus producciones «hollywoodienses» y en los neones de Las Vegas. En ese nuevo mundo para una nueva humanidad… deslumbrada y sumisa, siempre habría tiempo para la función.

En los Acuerdos de Bretton Woods, no hubieron acuerdos sino imposiciones. La principal fue una moneda que iba a ser el valor de cambio mundial, con la que aseguraron su hegemonía. Desde entonces, aquel que ha intentado cambiar el paso ha acabado debajo de su bota de una u otra forma.

Ahora le toca a Siria, y mañana a cualquiera que a ellos les interese. No importa el color de la carne que se rompa bajo sus bombas. Importa que no se queden solos, aunque sea instalando títeres en algunos gobiernos, e importa que no se les pierda el miedo para evitar disidencias.

No estoy hablando de EEUU como nación, paraíso de los sin techo y la desigualdad, y donde una vida vale tanto como tengas en tu cuenta corriente o de la suerte mientras te mantengas en uno de los suburbios de sus metrópolis; sino de los que dirigen el destino del mundo y utilizan esa entelequia y sus sucursales como cancerbero y azote según convenga.

Su principal delegación en Europa, Reino Unido, por medio de su vocero David Cameron, ha sido en esta ocasión quien ya ha sentenciado a la víctima:

Cameron tweet

El NSC (Consejo de Seguridad Nacional) acordó por unanimidad que el uso de armas químicas de Assad es inaceptable – y el mundo no debe permanecer al margen.

El show va a continuar, y asistiremos a la nueva snuff movie con el mismo interés con el que se atendió al alunizaje del Apolo 17. No volverán las emociones de la primera masacre en directo, la famosa Operación Tormenta del Desierto… y es que a todo nos acostumbramos.

Bajo las bombas, empero, y al margen de espectáculos para necios, todo seguirá siendo igual: la tensión, el terror, el dolor, la sangre, las mutilaciones, la muerte, la incapacidad para asumir la desaparición de los seres queridos, los traumas, la brutalidad aprendida, y la barbarie. ¿Pero a quién le importa la realidad?

Si la escalada no nos lleva a otros paisajes, todo pasará y las aguas volverán a bajar, manchadas pero tranquilas. Y en este país, como en tantos otros, millones de personas se dirigirán a cumplir su responsabilidad cívica, y volverán a elegir entre el elenco de actores a sueldo de los que poco antes nos ofrecieron esta tragedia por capítulos.

“Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo.” Voltaire

Cuarto y mitad de vida, por favor

¿Será por esto que hay tantas prisas por bombardear Siria?

Posted: 28 Aug 2013 03:22 AM PDT

Iniciativa Debate Público

Paco Bello | Iniciativa Debate | 28/08/2013

EEUU salió (presuntamente, al menos de cara a la galería), de la crisis mundial que ellos mismos provocaron, a base de monetizar deuda por medio de la FED (su banco central privado). Pero todo tiene un límite, y hasta regular para saltarse sus propios techos tiene un coste.

Ahora resulta que a pesar de haber puesto en circulación varios billones (europeos) nuevos de dólares en los últimos tres años, se han vuelto a quedar cortos, y la única manera de abrir el grifo cuando todo aconseja no hacerlo a pesar de la urgencia, es la habitual… la emergencia nacional de una nueva guerra.

Siempre tan humanitarios…

Ñoras y ñores, la bolsa no sólo cae por Siria… sino por algo más gordo

S. McCoy | El Confidencial | 27/08/2013

Es inevitable establecer una relación causa-efecto entre la preocupante deriva internacional del conflicto sirio -posible entrada en el mismo de las potencias aliadas y oposición frontal de Rusia- y la caída de los mercados financieros.

Sin embargo, la experiencia ha demostrado que, como regla general, los inversores en estos casos cumplen a rajatabla el sell the rumour, buy the facts y, si estos están a punto de producirse, como parece, en forma de ataque a la Libia, como parece, desgraciadamente para la mayoría de ellos no dejará de ser una oportunidad a corto plazo de beneficiarse de la evolución positiva (caso del petróleo, en máximos de cinco meses, o del oro, que lleva recuperado más de un 20% desde mínimos) o negativa (como sucede con la bolsa o la renta fija) de determinados activos.

Está por ver si no está pesando más en el ánimo de los agentes económicos la noticia que surgió a media tarde de ayer en Estados Unidos, coincidiendo con la comparecencia del secretario de Estado, John Kerry: el Tesoro anticipaba que el techo de deuda constitucional no se alcanzaría como antes se pensaba hacia finales de 2013, principios de 2014, sino a mitad de octubre de este año, es decir, dentro de apenas 50 días (el documento completo, aquí gentileza de Business Insider). De acuerdo con su mandamás, Jack Lew, a partir de esa fecha apenas quedarían 50.000 millones de dólares en el cerdito público, una cantidad insignificante para cubrir mínimamente las necesidades financieras del conjunto de la nación (WSJ, “US Treasury to hit debt limit by mid-october”, 26-08-2013).

De no llegarse a un acuerdo entre demócratas y republicanos para ampliarlo –actualmente se sitúa en los 16,7 billones de dólares- o para adoptar las medidas necesarias para reducir el gasto público –lo que invita siempre al oportunismo político (B.I., “Boehner on Debt Ceiling: ‘Whale of a fight’“, 27-08-2013)-, la ley obligaría al cajero del Gobierno de la primera potencia del mundo a suspender sus pagos corrientes de manera radical, incluidos salarios de funcionarios o pensiones de los jubilados (WSJ, “Ugly choices loom over Debt Clash”, 13-01-2013). Como en el pasado, la primera en verse afectada sería la confianza del consumidor.

Es evidente que, de producirse este hecho, cosa improbable pero posible, considerar a la deuda soberana estadounidense como activo sin riesgo sería casi ridículo. La desconfianza de los tenedores se multiplicaría, las ventas de bonos provocarían un repunte significativo de sus rentabilidades, afectando negativamente a la valoración del resto de los bienes financieros, como sucedió en julio de 2011. Lo que ha sucedido con las monedas emergentes sería un juego de niños comparado con lo que estaría por venir. Adiós, crecimiento mundial, adiós.

De momento, los operadores ya se han posicionado bajistas sobre losTreasuries pese a los malos datos de, por ejemplo, pedidos de bienes duraderos del lunes, que podrían conducir, de repetirse, a un retraso en la retirada de los estímulos monetarios por parte de la FED, el famoso tapering(así lo recoge Sober Look). Una Reserva Federal, por cierto, titular del 31,6% de los títulos públicos USA en circulación, sobre la que alguien se podría preguntar si el dólar fiduciario, no respaldado por patrón oro o similar alguno, vale para algo más que como servilleta al calor del riesgo asumido respecto a un emisor que se supone no es Zimbabwe (ZeroHedge, “Fed holdings reach 31,6% of all Treasury“, 24-08-2013). O sí. ¿Entienden ahora el tirón del metal precioso?

Por si fuera poco, el 30 de septiembre vence el año fiscal del Gobierno federal -que arrojará un bonito déficit de 600.000 millones, más madera- y, de momento, parece lejano un acuerdo presupuestario para el periodo 2013-14. Un hecho que provocaría, de manera independiente del techo de deuda, una paralización de buena parte de la Administración. Ya saben, las leyes en determinados países están para cumplirlas.

Todas las soluciones que se proponen localmente para paliar con ambas fechas límite son de corto plazo. Prorrogar el presupuesto en el deficitariostatu quo actual por dos o tres meses o volver a aumentar el techo de gasto tantas veces como sea necesario. No hay que olvidar que el anterior pacto, que data del verano de 2011, incluía una serie de congelaciones y recortes hasta 2021 que deberían haber dejado el tema encarrilado. Pero, 24 meses más tarde, la historia se repite. Si no fuera porque estamos hablando de Estados Unidos, sonaría a chiste.

O a cuento infantil. La situación recuerda mucho a la historia de Pedro y el lobo. Cuanto más se repiten las advertencias sobre la insostenibilidad de las finanzas públicas norteamericanas y menos consecuencias para el bolsillo de los inversores tienen, mayor es la confianza de estos y menor su disposición a atender a los agoreros (Business Insider, “The threat of debt ceiling crisis is over”, 27-08-2013). Hasta que llega la refinitiva. ¿Será esta?

Por cierto, interesante al calor de lo anterior: exactamente, ¿con qué dinero va a combatir Estados Unidos en Siria?

Pues eso.

Fuente: http://blogs.elconfidencial.com/economia/valor-anadido/2013-08-27/noras-y-nores-la-bolsa-no-solo-cae-por-siria-sino-por-algo-mas-gordo_21601/

¿Será por esto que hay tantas prisas por bombardear Siria?

El ‘déjà vu’ sirio

Posted: 28 Aug 2013 01:48 AM PDT

Iniciativa Debate Público

Pascual Serrano | El Diario | 28/8/2013

Todo parece indicar que EEUU bombardeará Siria en los próximos días, es lo que los medios y la diplomacia denomina eufemísticamente “intervenir”. Para empezar debemos aclarar que tenemos la humildad de reconocer que, aunque parece indiscutible que hubo una masacre por armas químicas, no sabemos quiénes fueron los responsables. Es por ello que la ONU envía inspectores a la zona. Ignorado esto podemos presentar algunas deducciones lógicas. La primera de ellas es el principio establecido en el Derecho Romano y utilizado en criminalística de “cui prodest” (¿quién se beneficia?). Desde hace semanas, en la agenda de las potencias occidentales y sus adláteres árabes están las acusaciones contra el gobierno sirio por el uso de armas prohibidas, lo más absurdo que podría hacer ese gobierno sería asesinar un millar de civiles, incluidos niños, en un barrio que no forma parte del frente y poner en bandeja la justificación de una intervención militar de EEUU o de la OTAN. Es decir, la respuesta de “a quien beneficia” la masacre por agentes químicos es los partidarios de esa intervención militar contra Siria.

Lo siguiente que hemos comprobado es la rápida difusión de la noticia señalando la autoría del gobierno sirio. Tan rápida que el día 21 los medios internacionales estaban informando de una masacre de 650 personas por parte del ejército sirio utilizando como fuente informativa un tuit de la oposición siria. Nada más. No se me ocurre ningún agente social que pueda conseguir ser titular mundial con un tuit.

Inmediatamente, los gobiernos que han mostrado su apoyo a los rebeldes sirios comienzan a exigir la presencia de los inspectores en la zona para confirmar el ataque y determinar sus responsables, y acusan al gobierno sirio de no colaborar. Sin embargo, cuatro días después ese gobierno está autorizando la presencia de los inspectores y dotándoles de escolta para desplazarse a la zona. Cuando se dirigen al terreno, estos inspectores sufren un tiroteo. De nuevo el gobierno es acusado de la responsabilidad de los disparos de francotiradores al convoy. Sería un cosa curiosa que un bando escolte a unos inspectores de la ONU y al mismo tiempo les disparara. A continuación, los mismos que exigían la presencia de inspectores dicen que ya es tarde, que no necesitan a los inspectores. Sin esperar a las conclusiones del equipo de investigadores de Naciones Unidas, el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, dice que ya tienen la información de inteligencia que demostrará que “no fueron los rebeldes y que el Gobierno sirio fue el responsable”.

De nada sirve que el gobierno sirio lo niegue, o que Médicos sin Fronteras afirme que “no puede establecer la autoría del ataque”. La información del gobierno sirio, difundida por la televisión nacional de ese país, asegurando que el ejército allanó el día 24 un depósito de los opositores armados en Jobar, localidad de la periferia de Damasco, en donde halló varios barriles de agentes tóxicos con la inscripción hecho en Arabia Saudita, además de máscaras antigás y pastillas para neutralizar los efectos por la exposición a dichos químicos, sólo fue recogida por Prensa Latina.

El gobierno que más muertes ha provocado en la historia por armas atómicas (Hiroshima y Nagasaki) y por armas químicas (napalm en Vietnam) es el que se presenta como protector mundial de los daños por esas armas. El gobierno que inició una guerra de Iraq, que todavía continúa, justificada por unas armas de destrucción masiva que no existían, ahora propone hacer lo mismo por unas armas químicas fundadas en las mismas pruebas. La sensación de déjà vucon la invasión de Iraq es inevitable. Entonces pidieron inspectores y cuando se encontraban en el terreno les obligaron a salir precipitadamente porque comenzaban a bombardear.

Son los mismos gobiernos que se escudaron en una resolución de la ONU para proteger a los libios y terminaron bombardeando el convoy del presidente para que una horda de mercenarios lo linchara y colgara el vídeo en internet. Es la misma OTAN que bombardeó Yugoslavia sin autorización del Consejo de Seguridad argumentando una limpieza étnica que los forenses demostraron falsa y que, una vez más, lo volverá a hacer en Siria sin importarle la legislación internacional. Los mismos países que invadieron Afganistán para liberar a las mujeres de los talibanes y hoy siguen siendo lapidadas y el país aumentando su récord de producción de opio, corrupción y pobreza.

A todas esas personas bienintencionadas que dicen que no podemos permanecer impasibles ante la masacre de cientos de civiles en Siria hemos de explicarles que esos libertadores que esgrimen el derecho de proteger, la defensa de los derechos humanos y la implantación de la democracia cargan con demasiados antecedentes para que podamos creer en sus buenas intenciones.

Como señala Jean Bricmont (Imperialismo humanitario. El uso de los Derechos Humanos para vender la guerra, El Viejo Topo, 2008), asistimos a que gran parte del discurso ético de la izquierda considera la necesidad de exportar la democracia y los derechos humanos echando mano de las intervenciones militares del primer mundo, y califican de relativistas morales e indiferentes al sufrimiento ajeno a quienes critican esas injerencias. De forma que es precisamente esa izquierda la que inventa e interioriza “la ideología de la guerra humanitaria como un mecanismo de legitimación”. Es un error plantear que existen gobiernos buenos -que pueden invadir- y malos -que merecen ser invadidos y derrocados-. No olvidemos que si aceptamos esa opción, la invasión legítima, en el fondo, estamos autorizando la del fuerte sobre el débil. ¿Acaso invadirá Brasil (tan democrático como EEUU) a Iraq para instaurar la democracia? ¿Aceptaríamos que el Líbano bombardeara con carácter preventivo a Israel? Recordemos que ha sido atacado alguna vez por ese país, estaría muy fundado su ataque preventivo.

Olvidan también que el poder siempre se ha presentado como altruista. Decir que se bombardea Yugoslavia para impedir una limpieza étnica, se invade Afganistán para defender los derechos de las mujeres, se ocupa Iraq para llevar la democracia y liberar al país de un dictador o se ataca Siria para derrocar a un tirano no difiere mucho del discurso de la Santa Alianza para enfrentar las ideas de la Ilustración que inspiraron la Revolución Francesa, o del de Hitler que justificó su invasión de los Sudestes checoslovacos para defender a la minoría alemana. Parece que esa izquierda de fervor internacionalista humanitario olvida que, ya en los tiempos más recientes, el intervencionismo extranjero occidental, que viene a ser lo mismo que decir el estadounidense, es el que apoyó en Indonesia a Suharto frente a Sukarno, a los dictadores guatemaltecos frente a Arbentz, a Somoza frente a los sandinistas, a los generales brasileños contra Goulart, a Pinochet frente a Allende, al apartheid frente a Mandela, al Sha contra Mossadegh y a los golpistas venezolanos contra Chávez. Si de intervenir para proteger y salvar vidas se trata, bastaría con “bombardear” muchos países de África con tetra briks de leche en lugar de bombas de racimo.

Tampoco es que estemos defendiendo a talibanes, a Sadam, a Gadafi ni Al Assad. Estar en contra de un bombardeo de la OTAN o una invasión estadounidense no requiere de un pronunciado rechazo expreso a esos regímenes para que no se interprete que se defienden, el asunto que debemos plantearnos es la violación de la legislación internacional por parte de una potencia invasora, y las mentiras en las que se escudan para justificarla.

Fuente: eldiario.es

El ‘déjà vu’ sirio

La federación industrial alemana propone que Grecia venda su patrimonio nacional

Posted: 27 Aug 2013 03:03 PM PDT

Iniciativa Debate Público

EFE | El Economista | 27/08/2013

El presidente de la Federación de la Industria Alemana (BDI), Ulrich Grillo, ha propuesto como alternativa a una eventual quita de la deuda griega que Atenas transfiera parte de su rico patrimonio nacional al fondo de rescate europeo, de manera que éste pueda venderlo para conseguir recursos.

En una entrevista que publica hoy el diario Westdeutsche Allgemeine Zeitung, Grillo critica las reservas de Atenas a desprenderse de bienes propiedad del Estado para sanear sus cuentas públicas.

A su juicio, las privatizaciones deberían ser de hecho un instrumento de aplicación general para solventar los problemas presupuestarios en los países de la zona euro.

“Cada Estado miembro de la unión monetaria que atraviese dificultades financieras debería tener la posibilidad de transferir patrimonio estatal -como empresas públicas- al Mecanismo de Estabilidad europeo ESM” y solicitar como contrapartida una condonación de su deuda, afirma.

Para Grillo, en el caso griego habría que aplicar las reglas de la economía privada: “Si una empresa se declara insolvente, los acreedores no renuncian a cobrar antes de que el administrador de la compañía haya analizado sus bienes patrimoniales”, subraya.

“En Grecia hay patrimonio nacional por valor de varios cientos de miles de millones de euros; pienso por ejemplo en empresas del sector de la energía, puertos, aeropuertos o inmobiliarias”, apunta el presidente de la federación industrial.

Según su propuesta, Grecia podría transferir parte de su patrimonio al ESM para que éste pudiera venderlo, aunque Atenas mantendría una opción de recompra.

La crisis griega y la posibilidad de que el país mediterráneo necesite más fondos de los socios europeos se ha convertido en uno de los asuntos de confrontación de la campaña electoral alemana, después de que el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, diera la semana pasada por sentado que Atenas precisará un nuevo paquete de ayudas.

La oposición socialdemócrata del SPD ha exigido a la canciller y candidata a la reelección, Angela Merkel, que hable con claridad sobre este asunto.

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/5095281/08/13/La-federeacion-industrial-alemana-propone-que-Grecia-venda-su-patrimonio-nacional.html

La federación industrial alemana propone que Grecia venda su patrimonio nacional

El ataque a Siria parece decidido, y es inminente

Posted: 27 Aug 2013 10:47 AM PDT

Iniciativa Debate Público

Paco Bello | Iniciativa Debate | 27/08/2013

No suelo escribir sobre estas aberraciones del geocrimen, porque no acabo de comprender su motivación, ni el sentido o los intereses que para los dementes que dirigen el mundo existen para actuar de esta forma.

Y no lo entiendo ni tomando como referencia a los que se supone que saben de esto, porque diferentes analistas hacen diferentes diagnósticos: desde el control de los combustibles fósiles y los recursos naturales, hasta el control de la expansión de las otras potencias y los países emergentes, pasando por la reactivación de ciertas economías basándose en el militarismo, y hasta la destrucción de las culturas divergentes.

Yo no lo sé, ni me importa. Incluso diría que la motivación que no me parece criminal, me parece secundaria, empezando en esta categoría por la del control del crudo.

Lo que sí sé, y es lo que me importa, es que nada se hace por humanidad, sino todo lo contrario. En el Congo no se intervino y dejaron que se mataran entre sí 5 millones de personas, al igual que no se intervino en Rwanda, en Somalia, ni en aquellas localizaciones en las que o no hay intereses o resulta provechoso el conflicto interno. Si en realidad la injerencia tuviera fines humanitarios, habría que atacar (si es que esa es la fórmula) a Israel que admitió, entre otros muchos crímenes, la utilización de fósforo blanco (armas químicas) contra barrios habitados de Gaza, y a un EEUU que se erige como defensor de su etnocéntrica y occidentalizada moral e incumple constantemente todos los tratados internacionales de DDHH, empezando por los ataques sin acuerdo siquiera de la ONU (y ya es decir), y acabando por Guantánamo y sus otros muchos centros de detención (y tortura) extraterritorial. Y esto por no hablar del auténtico desastre que viven dentro de sus propias fronteras.

Irak, Afganistán, Libia, y ahora Siria, y por medio, con acciones directas e indirectas, Yemen, Egipto y el resto del norte de África y Oriente Medio.

Ahora, nadie sabe bien el porqué, pero no por ayudar, morirán más niños, adultos y ancianos por las armas de esos “salvadores” a los que nadie había pedido ayuda, y como ha ocurrido en los demás casos, dejarán tras de sí un lugar mucho menos habitable y más cruel que el que existía antes de su participación.

¿Qué ocurriría si por ser aliados de esos dementes, ahora Siria u otro de esos países destruidos fuera capaz de responder al ataque y murieran estadounidenses, ingleses, franceses o españoles en sus respectivos territorios? ¿Tendríamos alguna legitimidad para condenar que han destripado de un bombazo a nuestros hijos o familia? ¿Hacia quién deberíamos apuntar? ¿A los que nos han atacado, a los que los han provocado, o a los que hemos consentido la provocación? Ojalá no ocurra, como sí les ocurrirá a ellos, pero dediquemos unos minutos a pensarlo.

Este mundo está podrido, y en esta orgía de depravación institucional y atonía social, no se ve el final del túnel.

Un ataque de EE.UU. con misiles contra Siria podría tener lugar ya el jueves

RT | 27/08/2013

Un ataque de EE.UU. con misiles contra Siria podría tener lugar tan pronto como el jueves, según la cadena NBC, citando unas fuentes gubernamentales.

Los ataques con misiles contra Siria podrían ser lanzados “tan pronto como el jueves”, dijeron altos funcionarios estadounidenses a la cadena NBC.  La información aparece en el contexto de una intensificación de la crítica occidental acerca de un supuesto caso de uso de armas químicas.

Serán “tres días” de ataques que deberían servir de “mensaje” para el régimen del presidente de Siria, Bashar al Assad, dijeron los funcionarios estadounidenses.

Según la fuente, el presidente Barack Obama ha mantenido conversaciones con el primer ministro australiano, Kevin Rudd, y el presidente francés, François Hollande, para preparar el terreno para una posible acción militar.

Unas horas antes la agencia Reuters informó que las potencias occidentales dijeron a la oposición siria que el ataque contra las fuerzas del presidente Bashar al Assad es cuestión de días.

Este martes el secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, dijo en una entrevista a la cadena británica BBC que EE.UU. está listo para actuar si se decide intervenir militarmente en Siria.

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/104079-siria-eeuu-guerra-misiles

El ataque a Siria parece decidido, y es inminente

Estudiar una carrera en Madrid será este curso el doble de caro que hace cuatro años.-El mal giro de Cristina Cifuentes

 

Iniciativa Debate Público

El Boletín | 26/08/2013

Los estudiantes madrileños tendrán que hacer un importante desembolso este curso si quieren ir a la universidad. El Gobierno regional ha aumentado el precio por crédito en casi cinco euros para el curso 2013-2014, lo que supondrá un aumento de unos 300 euros de media en la matrícula. La Comunidad de Madrid alcanza con esta subida y la que se llevó a cabo el año pasado el tope máximo del 66% autorizado por José Ignacio Wert.

Según recoge un informe del Ministerio de Educación sobre el estado de la enseñanza en España, mientras que en el curso 2010-2011 el precio por crédito en Madrid era de 17,39 euros, ahora los estudiantes deberán pagar una media de 30,12 euros por cada crédito matriculado, es decir, casi el doble. Una subida que, según han alertado rectores y organizaciones estudiantiles en los últimos meses, hará que miles de universitarios se queden fuera de la universidad.

Los datos de los precios correspondientes a los cuatro últimos cursos muestran que las mayores subidas se han producido en dos años. Concretamente, desde los 17,39 euros del 2010-2011 se pasó a 18,26 en el curso 2011-2012. Un año después los estudiantes tuvieron que afrontar una subida que situó el precio medio por crédito en los 25,22 euros, y tras el aumento de este curso, de 4,9 euros, para acceder a la enseñanza superior habrá que desembolsar una media de 30,12 euros.

Madrid es la única autonomía que ha aplicado un nuevo ‘tasazo’ universitario, ya que el resto de comunidades que llevaron a cabo subidas en el precio de las matrículas en cursos anteriores (como Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Canarias y Castilla-La Mancha) han decidido congelar los precios públicos o subirlos en torno al IPC.

Concretamente, Cataluña ha optado por aplicar una subida similar a la del IPC para la primera matrícula y del 2,2% para las sucesivas matriculaciones y los másteres.

Por su parte, Canarias y Castilla y León mantendrán sus precios en torno al IPC tras haber subido las tasas un 42% el curso pasado, y la Comunidad Valenciana subirá el precio de los grados un 1% frente al 33% del curso pasado. Además, Castilla la Mancha, que el año pasado encareció las matrículas un 20%, ha decidido ahora subir los precios un 1,4% y habilitar un nuevo sistema de pago fraccionado que permitirá abonar la matrícula bien de manera íntegra a principio de curso o bien mediante tres plazos.

http://www.elboletin.com/index.php?noticia=82387

Estudiar una carrera en Madrid será este curso el doble de caro que hace cuatro años

 

El mal giro de Cristina Cifuentes

Iniciativa Debate Público

Rafael Narbona | 22/08/2013

Cifuentes-616x412

El accidente en moto de Cristina Cifuentes sólo me ha producido frío e indiferencia. Cuando en 1998 murió Antonio Herrero, periodista de la COPE, que se caracterizaba por su agresivo conservadurismo, su catolicismo histérico y su tendencia a insultar sin tregua a los “rojoseparatistas” que conspiraban contra la unidad y las tradiciones de la España eterna, Eduardo Haro Tecglen se atrevió a escribir algo semejante en su columna, desatando la furia de la derecha y la reprobación del PSOE, que ya había vendido su alma al neoliberalismo bajo el funesto liderazgo de Felipe González, también conocido como Mr. X. El ABC, que había bautizado a Eduardo Haro Tecglen como la “momia estalinista”, aprovechó la ocasión para difamarle un poco más. Sin embargo, Haro Tecglen se limitó a ser tan sincero como las miles de personas que ahora vuelcan su ira contra Cristina Cifuentes en las redes sociales, manifestando su alegría por su infortunio. Siempre he detestado los linchamientos, pero en este caso creo que sería más justo hablar de legítima indignación popular. La delegada del Gobierno en Madrid ha criminalizado las protestas sociales, aplicando una durísima política represiva, que ha incluido brutales cargas policiales, multas de dudosa legalidad y acusaciones de terrorismo contra la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Los ataques que ahora recibe pueden parecer inhumanos, pero lo verdaderamente inhumano es apalear a los ciudadanos por exigir el fin de la precariedad, el empobrecimiento y la exclusión social.

VECINOS PIDEN CAMBIOS LEGISLATIVOS QUE EVITEN TRAGEDIAS POR LOS DESAHUCIOS

Cristina Cifuentes ha empleado la intimidación y el cinismo con todos los colectivos que protestan contra las medidas del gobierno de Rajoy. Durante la manifestación de los mineros, la Unidad de Intervención Policial actuó como las Fuerzas del Orden Público de la dictadura franquista, disparando pelotas de goma contra manifestantes y transeúntes. El 11 de julio de 2012 Consolación Baudín Lastra, una ciudadana de 54 años, recibió un pelotazo en el costado por aplaudir a los mineros en huelga. El pelotazo no le produjo un hematoma, sino un neumotórax y la fractura de varias vértebras. Necesitó una traqueotomía y 40 días de ventilación mecánica. El juez archivó la denuncia de Consolación, alegando que era imposible identificar al agente que disparó. Según varios diarios, la filosofía de Cristina Cifuentes se concentra en una frase, que suele repetir en privado: “Cuando digo: ‘si sacas la pistola es para disparar’, quiero decir que no amagues si no vas a dar”. Cuando alguien le ha recordado su responsabilidad en los incidentes del 25-S, donde los antidisturbios cercaron a los manifestantes y los persiguieron hasta el interior de la Estación de Metro de Atocha, golpeando indiscriminadamente a todo el que se cruzaba en su camino, incluyendo viajeros y periodistas, la delegada del Gobierno se ha limitado a sonreír y ha repetido uno de sus mantras preferidos: “Ya, ya. La Policía y la Guardia Civil son los malos y no los buenos”. Por los testimonios de los detenidos e interrogados en la Comisaría de Policía del Distrito Fontarron-Moratalaz (Madrid), conocida como “el Guantánamo de Moratalaz”, los agentes de la ley no son precisamente los buenos de la película.

moratalaz

Entre los muros de esta infausta comisaría, se han cometido toda clase de abusos y malos tratos. Los 28 detenidos tras el desalojo del la Puerta del Sol la primera noche del aniversario del 15-M denunciaron que se les obligó a permanecer en un patio esposados y cara a la pared durante horas, soportando insultos, vejaciones y golpes. Algunos agentes les llamaron “rojos de mierda” y les amenazaron con hacerlos desaparecer. Es decir, repitieron las amenazas del 15 de mayo de 2011, cuando 19 detenidos sufrieron malos tratos físicos y psíquicos. La revista Rolling Stone recogió algunos de los testimonios: <<A un compañero, después de efectuar su detención, dentro del furgón y con las manos atadas, le cogieron de la cabeza y le dieron golpes con el asiento del furgón, diciéndole que llevar rastas es “anti-higiénico” y que le daba igual que no hubiera hecho nada, pero que era “un guarro”, y que eso les bastaba para pegarle. […] A otro compañero, por llevar pantalones bombachos, le dicen: “Normal que no encuentres trabajo con esos pantalones de maricón”, entre otros comentarios homófobos y machistas. […] En la Brigada de Información Provincial de Madrid, situada en Moratalaz, no podíamos levantar la mirada del suelo, ya que o bien recibías un grito o un golpe. Era como en las películas de terroristas, iban todos encapuchados, no nos dejaban mirarlos a la cara, ni siquiera cuando nos hacían una pregunta. Por desgracia, la realidad supera la ficción. […]  A otro compañero le dijeron: “Has tenido suerte de que no te hayamos pegado dos tiros”. Mientras nos arrastraban escaleras arriba dijeron: “Deberíamos tirarlos por la ventana, que son unos rojos de mierda”>>. Podría prolongar los testimonios hasta el hastío, pero al menos quiero mencionar que los policías escatimaron la asistencia médica a un enfermo del corazón, se negaron a facilitar recursos higiénicos a una detenida con la menstruación, alteraron los ciclos de sueño para incrementar los sentimientos de pánico y desorientación y no permitieron realizar llamadas telefónicas. Todos los detenidos fueron acusados de desórdenes públicos, resistencia y atentado contra la autoridad. En esas fechas, la delegada del Gobierno era la socialista María Dolores Carrión Martín, que se mostró implacable con los indignados y extremadamente solícita con los peregrinos que alababan a Benedicto XVI, con gritos histéricos. Conviene no olvidarlo, especialmente cuando algunos planteamos que votar cada cuatro años no significa vivir en una democracia.

mineros 6

Las cosas no han cambiado en la Comisaría de Moratalaz, donde se hallan acantonados 800 agentes de la Unidad de Intervención Policial, los denominados Pumas y Camel, nombres que evocan a los escuadrones de la muerte de las dictaduras latinoamericanas de los años setenta y ochenta, aficionados a autodenominarse con apodos semejantes. El inspector jefe Javier Nogueroles está al mando. Después de las cargas del 25-S, se le concedió la máxima distinción policial, lo cual significó un incremento salarial del 10%. Muchos interpretaron la condecoración como un gesto de agradecimiento de la clase política, que contempló el asedio del Congreso como una amenaza personal. No cabe extrañarse de que los recortes hayan afectado a todas las partidas, salvo a la dedicada a material antidisturbios, que se ha multiplicado por 19, pasando de 173.670 euros a 3’25 millones en 2013. María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha, comparó el 25-S con el golpe de Estado del 23-F. Es una comparación estrafalaria, pero muy congruente con su línea política, que ha incluido la retirada de oxígeno a enfermos domiciliarios, según informan vecinos de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Los brutales recortes en la Ley de Dependencia, aplicados con la misma insensibilidad en las comunidades gobernadas por el PSOE, el PP, el PNV o CIU, han empujado a muchos ciudadanos a la desesperación más negra. El pasado 3 de junio un hombre de 36 años, L.C.M.G., se quemó a lo bonzo ante la sede de la Delegación Provincial de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía en Málaga. En 2008, la Junta había reconocido a su madre el derecho a beneficiarse del Programa Individual de Atención (PIA), pero la mujer falleció en 2011 sin recibir ninguna prestación. L.C.M.G presenta quemaduras de segundo grado en el 63% de su cuerpo, pero sólo es unas iniciales y ni Rubalcaba ni otros líderes políticos manifestarán públicamente su consternación. Sólo es otra víctima más de la crisis y la noticia se hundirá enseguida en el olvido. Por el contrario, Cristina Cifuentes se halla ingresada en la UCI del Hospital de la Paz, con todos los medios de comunicación pendientes de su estado. Un centenar de trabajadores del hospital han pedido que sea atendida en un centro privado. Su indignación es comprensible, pues la Comunidad de Madrid continúa con el proceso de privatización de la sanidad pública, pese a que el Tribunal Superior de Justicia había paralizado el proceso por un defecto de forma. La Comunidad de Madrid había reducido en un 90% el aval requerido para los posibles adjudicatarios, que ha pasado de 200 a 28 millones de euros. Mientras se regalan prebendas y descuentos, la viceconsejera de Sanidad, Patricia Flores, se pregunta: “¿Tiene sentido que un enfermo crónico viva gratis del sistema?” No sé si Cristina Cifuentes se recuperará y volverá a la política, con el sueño de ser la nueva alcaldesa de Madrid, sucediendo a la insulsa y devota Ana Botella. Al parecer, ha experimentado una ligera mejoría. Pase lo que pase, algo muy grave sucede en un país cuando millones de ciudadanos celebran que un político bordee la muerte por culpa de un accidente de tráfico. Si se gobierna contra el pueblo, no se puede esperar compasión ni afecto. España se merece otros políticos y una verdadera democracia, con libertad, solidaridad, igualdad y justicia para todos.

CIFUENTES 2

Fuente: http://rafaelnarbona.es/?p=4499

El mal giro de Cristina Cifuentes