PPLeaks, la conexión canaria y los fiscales de compañía

 

(Leído 22 veces)

Estado español | By Carlos

Comparte

 

 

PPLeaks_01

Carlos Delgado | Iniciativa Debate | 9.07.2013

Todo el mundo se ha enterado, menos los grandes medios de comunicación: el colectivo ciberactivista Anonymous filtró ayer a través de Internet unos documentos que contienen la supuesta contabilidad del PP desde 1990 hasta 2011. Son más de dos décadas de apuntes contables que el Partido Popular, de momento, ni desmiente ni confirma. «Aún estamos comprobándolos. Se trata de mucha información», aseguraron a ABC (uno de los pocos medios convencionales que se han hecho eco de la filtración) fuentes populares.

Los datos son muchos, en efecto. Casi 5 gigabytes de información que recogen las decenas de miles de apuntes que la contabilidad A (la oficial) del partido hoy gobernante ha generado en los últimos 20 años. Espoleados por la escasa prisa que el PP está teniendo en desmentir su veracidad, en esta redacción nos hemos lanzado a analizarlos como si fueran buenos. Estamos trabajando en ello. Y no somos los únicos.

Nuestras primeras pesquisas se han centrado en el último ejercicio disponible, el correspondiente a 2011. Y, dado que ese fue año de elecciones, lo primero que nos llama la atención es la lista de donantes. Un primer y somero estudio arroja ya algunas conclusiones que, aunque preliminares, resultan fascinantes:

La relación incluye un total de solo 478 donaciones. Cosa de poco, para un partido que contaba en 2012, según sus propios datos, con más de 800.000 afiliados  entre militantes y simpatizantes. Eso supone un donante por cada 1.700 afiliados. Fiel a su fama, a la derecha española le cuesta soltar la gallina, o eso es lo que pretende aparentar. El número de donativos es ridículo más allá de lo verosímil, pero, eso sí, los importes son generosos: a una media de casi 4.400 € por transfusión, los donantes del PP han aflojado la suma de 2.145.071 euros, algo más de 350 kilos de los de antes. Una fruslería. Para llegar a esa cifra les habría bastado con rascarle 3 euros a cada afiliado o 20 céntimos a cada votante. Habrá que ver qué dice el Tribunal de Cuentas cuando se pronuncie (lo hace cada ¡cinco! años), pero ahí hay algo encerrado que dice “miau”. Las fortunas de la Reserva Espiritual no pueden ser tan rácanas. A menos, claro está, que se conceda algún pábulo a la tesis de la caja B que propone Bárcenas.

La gran mayoría de los donativos (439) corresponden a cantidades aportadas por personas físicas, particulares con nombre y apellidos. Solo una de cada diez donaciones (49) figura a nombre de una persona jurídica. A pesar de ello, el importe donado por estas entidades (1.375.400 €) supone casi dos terceras partes (64%) del total justificado por el PP. Entre dichas 49 entidades se encuentran empresas promotoras, hosteleras, consultoras, gestoras de cartera, constructoras, transportistas y hasta una sociedad de transformación agraria o una fundación. El óbolo medio por compañía se eleva hasta los 28.000 euros, con un máximo de 100.000 y un mínimo de 1.200 euros.

Pero cuando los maullidos se vuelven ensordecedores es al indagar sobre la procedencia de estas empresas: casi un tercio de ellas (15) son sociedades domiciliadas en las islas Canarias, y aportan entre todas más de la mitad (701.000 €) de las donaciones empresariales. Una pequeña comunidad autónoma como Canarias, que supone tan solo un 1,5% del territorio español, con una población de apenas un 4,5% del total estatal y que aporta menos de un 4% de nuestro PIB se basta y se sobra para donar al PP más dinero que el resto de compañías españolas juntas. En resumen: las empresas de Canarias acaparan el 51% de las aportaciones hechas por empresas y el 33% del importe total donado. No está nada mal para una comunidad en la que el PP no ha ganado nunca unas elecciones autonómicas.

Por citar solo los nombres de las empresas más generosas, entre las sociedades donantes de Canarias hay que destacar a ÁRIDOS CANARIOS, S.L., CONSTRUCCIONES INDUSTRIALES DE TENERIFE, S.A. (COINTE) o TRABAJOS Y SERVICIOS CANARIOS, S.L. (100.000 euros cada una), JOSÉ SÁNCHEZ PEÑATE, S.A. (90.000), INDUSTRIA PANIFICADORA JOSÉ SÁNCHEZ PEÑATE, S.L. (30.000) o PROMOCIONES INMOBILIARIAS LAS ARENAS, S.L. (50.000).

Fuera de Canarias, las compañías más rumbosas con Génova son FORJAT PLA, S.A. (Mallorca, 75.000 €), IBEROSTAR HOTELES Y APARTAMENTOS, S.L. (Mallorca, 70.000), CARMA S XXI, S.A. (Mallorca, 70.000), INDUSTRIAS LÁCTEAS ASTURIANAS, S.A. (Asturias, 60.000) o FCC (Madrid, 60.000 € a través de sus filiales BPR PRETENSADOS Y TÉCNICAS ESPECIALES, S.L. y PARTICIPACIONES TEIDE, S.A.). Como puede verse, las empresas con sede en Mallorca no hacen sino reafirmar aún más ese carácter marcada y sospechosamente insular de las aportaciones recibidas por el partido de la gaviota.

En cuanto a los donantes particulares, su número (439) no nos ha permitido, de momento, más que una revisión a vuela pluma, pero a simple vista resaltan ya algunos nombres y cantidades. Encabeza la lista de los más desprendidos, muy por delante del resto, el empresario hispano-cubano-norteamericano Leopoldo Fernández Pujals (Telepizza, Jazztel), que arrima la nada despreciable cifra de 60.000 euros. Ya en guarismos más comedidos se encuentran un anestesista de Huesca (12.000 €), un ex vicepresidente de CajaGradana (6.200), un concejal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza  y un promotor de la misma ciudad (6.000 cada uno), un octogenario magnate colombiano de la comunicación (5.000), un apoderado de ENDESA (3.500), un diputado del PP y Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes (3.500), una famosísima política de Barcelona, presidenta del PP catalán y dueña de una agencia de fiscales de compañía (3.500) o un presidente de ENRESA, la compañía pública adjudicataria de la construcción del radiactivo Almacén Temporal Centralizado.

Con estos datos, es imposible no plantearse algunas sospechas razonables que ningún juez debería pasar por alto. Una de ellas, quizá la más obvia, es que en la relación aportada por el PP faltan donantes y donaciones. Es por completo inverosímil que Génova tenga apenas 500 benefactores y entre ellos únicamente consten 49 sociedades. O que más de la mitad de la aportación de esas sociedades provenga de las islas Canarias. O que no haya ningún donativo de empresas de Castilla y León o el País Vasco. O que en comunidades como Valencia, Galicia o Castilla-La Mancha solo haya una empresa donante (y en el caso de Galicia, la firma ni siquiera es de Pontevedra, cuna de Rajoy). O que en la relación no figuren ni entidades bancarias ni grandes corporaciones de sectores estratégicos.

Faltan datos. Por fuerza. Y esos datos tienen que estar en la contabilidad B. Esa de los billetes en maletas, los viajes a Suiza y las actitudes sobrecogedoras (esto es, agarradoras de sobres). Según titula hoy el diario El Mundo, los originales de los papeles de Bárcenas ya están en poder del juez, y en ellos se señala directamente a Rajoy como receptor de sobresueldos en negro. Debemos de ser la única democracia occidental en la que, ante una acusación así, el presidente no sólo no es llamado a declarar, sino que ni siquiera se molesta en salir en los divertimedia a desmentirlo. ¡Qué descaro el suyo y qué indolencia la nuestra!

Imagen de portada: Google Images

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.