Los españoles, 1/3 más ricos que los alemanes

Published On: Vie, mar 22nd, 2013

Sociedad | por lamareenoire

Comparte

Lamareenoire / Iniciativa Debate

“Resultado desconcertante”. Con estas palabras definía ayer Der Spiegel los resultados de un estudio realizado por el Bundesbank entre septiembre del 2010 y julio del 2011, y que “curiosamente” se acaba de hacer público ahora. Según dicho estudio, los hogares alemanes poseen por término medio bastante menos patrimonio que aquellos en España e Italia. La razón: menos de la mitad de los alemanes son propietarios de su casa. También se hacen eco de la noticia el Frankfurter Allgemeine, que titula el artículo con un elocuente “Los españoles, 1/3 más ricos que los alemanes” y el Süddeutsche Zeitung, algo más moderado, que titula “Así de ricos y pobres son los alemanes”.

EL SZ comenta que es la primera vez que los hogares alemanes son preguntados por su patrimonio y sus deudas, y aclara que el estudio no se basa únicamente en puros datos patrimoniales, sino que también entran en juego los seguros de pensiones, los ingresos, la actividad de ahorro y datos sobre la actividad laboral, consumo y posibilidad de quedarse en el paro. El resultado: a finales del 2010 la riqueza del hogar medio alemán se estimaba en 222.200 euros brutos, es decir, 195.200 euros sin deudas. Pero esto es sólo el promedio, es decir, la suma de todos los activos divididos por el número de hogares. Y este número tiene una importancia limitada, ya que “cuando de 2 personas 1 se come un pollo entero y la otra nada, ambas se comen de promedio medio pollo cada una”. Es por ello que los estadísticos, siempre según el SZ, prefieren la mediana porque no se ve tan afectada por valores extremos (si se ordenan todos los datos, de menor a mayor, la mediana es el valor que ocupa la posición central).

Pues bien, el Bundesbank hizo sus cálculos a partir de la mediana, y los resultados son los siguientes: el patrimonio medio de los hogares alemanes se sitúa en los 51.400 euros netos, mientras en Italia alcanza los 163.900 y en España los 178.300. Para el diario bávaro, que este dato se encuentre tan por debajo de los valores medios demuestra que relativamente pocos hogares en Alemania tienen acceso a una gran fortuna. De hecho, se demuestra que casi ¾ de los hogares alemanes tiene una capacidad inferior a la capacidad media europea.

El objetivo del estudio era, según el Bundesbank, mejorar aún más la base de decisión de los bancos centrales en el sistema del euro. Los resultados del estudio podrían mejorar nuestra comprensión de los comportamientos de consumo y ahorro o la distribución de la riqueza y el endeudamiento de las familias. Esto permite, entre otras cosas, una mejor evaluación de los efectos de la política monetaria o de la estabilidad del sistema financiero.

Nunca se me dio bien ni la estadística ni los números, así que dejaré ese tema para personas con más masa cerebral. Lo que a mí me interesa y me preocupa es el cómo y el cuándo ha sido hecho público este estudio. Y es que hoy mismo en las páginas del propio Spiegel podemos leer que el 59% de los alemanes creen que Merkel está gestionando bien el asunto de la crisis financiera, mientras que el siempre histriónico Das Bild no ha entrado aún, por suerte, al trapo, pero publica unas estimaciones de voto para las elecciones de septiembre que nos vienen como anillo al dedo: la CSU de Merkel obtendría el 40%, el SPD el 27%, los Verdes el 15% y Die Linke el 7%. Entraría también en el Bundestag el FDP por los pelos (en Alemania hay que obtener el 5% de los votos) y se quedarían fuera otros partidos, entre ellos los Piratas.

Así pues, “desconcertante” o no, no se puede negar que el estudio llega en el momento que se le esperaba. Alemania se enfrenta a unas elecciones después de este verano, que promete ser calentito, y el sentimiento anti-alemán se extiende por Europa como una plaga. Y como se suele decir, para muestra un botón: “¿Por qué desconcertante? Todos sabemos que los países del sur llevan años viviendo a costa de los alemanes….”, se pregunta un lector del supuestamente progresista Spiegel. Después de meses de desinformación, información sesgada, selectiva y/o partidista, se da por inaugurado el periodo de intoxicación de la opinión pública alemana.

Hace un par de días yo misma comentaba, a raíz de un artículo que hablaba sobre la aparición de un nuevo partido euroescéptico en Alemania, que “el sentimiento anti-alemán que se está gestando en toda Europa no debería caer en la retórica nacionalista, porque podría tener una clara consecuencia y me temo que no sería la deseada: Alemania no va a ejercer la autocrítica, más bien sacará los dientes de nuevo”. También expresaba mi temor ante la aparición de algún partido que acabara arrastrando las masas a las urnas desde el victimismo del “todos nos odian” o la prepotencia del “todos nos envidian”, que para el caso es lo mismo…

Wir werden sehen, wie es weitergeht, o lo que es lo mismo, ya veremos cómo continua…

PD: bien mirado, también se me podría acusar a mí de querer intoxicar a la opinión pública española, pero seamos serios, mi capacidad de influencia nada tiene que ver con la de los medios que aquí se citan.

Los españoles, 1/3 más ricos que los alemanes, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.