Cortafuego.-Secreto a voces.

 

Cortafuego

Iniciativa Debate Público

Manuel Vicent | El País | 02/02/2013

En teoría la derecha es el poder y al poder le pertenece por naturaleza el cortijo, el caballo y la pistola. La derecha en este país a lo largo de la historia ha sido apalancada por la iglesia, por los banqueros y empresarios, por la barra de la justicia y un acendrado equipo de periodistas y leguleyos. La ideología de la derecha es el dinero, huidizo como un corzo o voraz como un tiburón, según venga la baraja, a veces redimido por las obras de caridad y perfumado por la erudición académica. El ideal de la derecha es el orden en la calle y la caja llevada hacia el negocio redondo. A la hora de robar legalmente se sirve de las notarías y el atraco a los bancos lo ejecuta desde los despachos del propio consejo de administración. La patria es su coartada. La serpiente le ofrece la manzana envenenada, la muerde y no le pasa nada. Puede que esto no sea más que un cúmulo de lugares comunes, pero explica por qué la corrupción de la derecha, por muy obscena que sea, en lugar de afectar a la esencia del poder se detiene en unas personas corruptas concretas. Entre el poder y los políticos del Partido Popular siempre habrá un cortafuego. Por el contrario, la izquierda en teoría no es un poder sino un sueño de igualdad, de fraternidad y de justicia. Trata de despertar lo más noble del individuo para ponerlo al servicio del bien común. El afán de redención de los desheredados la lleva a veces a asaltar el Palacio de Invierno a sangre y fuego, pero parece gozar más poniendo la otra mejilla, según manda del evangelio. Puede que esto no sea más que un cúmulo de frases gastadas, pero explica por qué no se precisa que la corrupción de la izquierda sea muy grave, como a veces lo es. Basta con que un concejal socialista meta mano en la caja para que todo el viejo idealismo y la moral se pudran de raíz hasta dejar a la izquierda en medio de la ciénaga. No necesita morder la manzana; con solo olerla es expulsada del paraíso. El escándalo del Partido Popular aun podría llegar más lejos. Si mañana convocara elecciones lo seguirían votando diez millones de ciudadanos, mientras la gente culpabilizada de izquierdas se quedaba en la cama. Hasta que un día se rompe el equilibrio. La corrupción se hace asfixiante, se produce la rebelión y de repente todo estalla.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2013/02/02/opinion/1359825787_927966.html

Secreto a voces

Posted: 03 Feb 2013 10:42 AM PST

Iniciativa Debate Público

Lamareenoire / Iniciativa Debate

Oí decir a la periodista María Antonia Iglesias que si algo había conseguido el caso Bárcenas hasta el momento era haber puesto de acuerdo al Mundo y al País. Cierto. Llama poderosamente la atención. Pero también llama la atención la retirada a tiempo de Aguirre y su retorno, justo ahora, enarbolando la bandera de la renovación de su partido. El PSOE por su parte ha tardado demasiado en pedir la dimisión de Rajoy, cuando lo lógico en “esta política” hubiera sido aprovechar la circunstancia y tirársele al cuello desde el primer día y no parar hasta ahogarlo. Empieza una a pensar en la teoría de una voladura controlada desde fuera, que ya corre por la red y según la cual el caso Bárcenas sería la excusa para sacar a estos inútiles del gobierno y traernos por fin al tecnócrata que la Troika siempre ha deseado. En este sentido Joaquín Almunia está muy bien situado y el PSOE estaría en la gloria. Y ¿por qué no decirlo? el resto también, porque oídas las opiniones del amigo socialista bien pudieran salir de la sucia boca de Milton Friedman. Pero entonces, ¿qué pasa con Aguirre? Algo habrá que darle a esta señora por las molestias.

Sea como sea, el espectáculo es demencial. Un Rajoy encapsulado en un monitor de plasma con un tic en el ojo, una Santamaría que se cree la voz de la conciencia del mundo y del espacio, una Cospedal que va a dejar a Acebes al nivel de un simple pardillo, una Ana Mato que se cree que es Dios quien multiplica los panes y un coro de comparsas del que hoy destaco al buscador de frases célebres, González Pons, que vuelve a machacarnos con aquello de que el PSOE pretende “ganar en la calle lo que no han ganado en las urnas”. Voy a volver a repetir mi grito de guerra de los últimos días porque a base de repetir las cosas he aprendido del PP que se hacen verdad: ¡vais a caer! No sé si con una ayudita de fuera o solitos desde dentro, pero vais a caer. No habéis aprendido nada desde aquel fin de semana (más cercano que nunca a pesar de los 9 años que nos separan de él) en que vuestras mentiras, y únicamente ellas, os sacaron de vuestros tronos y os mandaron a casita, que lastimosamente no a la cárcel.

Y a nosotr@s nos pregunto: ¿Qué pintamos en todo esto? ¿Aplaudimos la voladura? ¿Esperamos al tecnócrata? ¿Nos tomamos unas cañas?

Foto: Google Images.

Secreto a voces

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.