Pedro Lapido Estran: Alternativas gramaticales del idioma español.

Pedro Lapido Estran

Pedro Lapido Estran : “Hay tergiversaciones que son fruto de la ignorancia y otras que son fruto de la especulación. Las alternativas gramaticales en el idioma de los españoles y de otros países hispanohablantes, es obvio que hoy surgen de la segunda. Los poderes políticos que manejan las seudo democracias instaladas en ellos, al advertir (Gracias a Internet en parte) que los pueblos tienden hoy a la utilización de abreviaturas y muestran una despreocupación expresiva por la expresión del idioma, (Fruto indudable de la decadencia de los magisterios sometidos al poder político) lejos de alarmarse por el hecho de que al deteriorase la comunicación se incrementan los conflictos y en vez de intentar reencauzar esta tendencia negativa, han hecho exactamente lo contrario. Han decidido utilizar ese deterioro para incluir términos inadecuados, tontos y inútiles gramaticalmente, en su verba discursiva, porque les sirve para hacerle llegar al pueblo mensajes subliminales que les sugieran una actitud que ni tienen ni practican. Un recurso liviano y malvado, que termina convenciendo al pueblo de que piensan lo que “no piensan”, porque ningún político salvo excepciones puede ser tan ignorante, si mentiroso y villano para lograr sus objetivos ajenos al bienestar de su pueblo. A continuación: Las claras pautas de la Real Academia Española que lo demuestran. (PLE) El objetivo de las Academias es conseguir que la nueva gramática, en sus diversas versiones, llegue a todos los hispanoparlantes: A los usuarios y a los especialistas e investigadores; a los que tienen el español como primera o segunda lengua, y a los profesores de español en los diversos niveles académicos. El género: ejemplos de uso: Miembro: se admiten las alternaciones “ella es el miembro (o la miembro) más notable del equipo” Pero MIEMBRA; NO! Género no es igual a sexo. El género es una propiedad de los nombres y los pronombres que tiene carácter inherente y produce efectos en la concordancia con los determinantes, los adjetivos… y que no siempre esta relacionado con el sexo biológico. Las personas “no tenemos” género, “tenemos” sexo. De ahí que la expresión “violencia de género” sea incorrecta porque la violencia la cometen las personas, no las palabras. En nuestra lengua se debe decir “violencia sexual o violencia doméstica, como nos indica la Real Academia Española. Reiteraciones innecesarias. Tampoco se acepta la utilización redundante del masculino y el femenino: “La mayor parte de los ciudadanos y ciudadanas” es un circunloquio innecesario. El criterio básico de cualquier lengua es economía y simplificación. Obtener la máxima comunicación con el menor esfuerzo posible, no diciendo con cuatro palabras lo que puede resumirse en dos. A lo largo de los últimos años, destacados miembros de la RAE han venido rebatiendo la actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina. “La osadía de la ignorancia”. Una comisión del Parlamento Andaluz se dirigió a la RAE solicitando un informe sobre la corrección de los desdoblamientos tipo: “Diputados y Diputadas”, “padres y madres”, “niños y niñas”, etcétera- La Rae respondió puntualizando que tales piruetas lingüísticas son innecesarias porque resultan empobrecedoras, artificiosas y ridículas. “El Ministerio de la desigualdad” Junto al machismo, que subordina todo a ser macho, han creado el hembrismo y han olvidado lo central, el ser hombre en sus dos vertientes. El mundo se reduce a sexo: ese es el lema de esta moderna herejía. Ahora comprenderán su reflejo lingüístico. Primero confunde género y sexo: una silla es femenino, pero no hembra, un sillón es masculino pero no macho… El género común es útil, evita pérdidas de tiempo, sintetiza abarcando ambos géneros y ambos sexos. Es más económico decir cuando traducimos el Evangelio; dejad que los niños vengan a mí, que decir “los niños y las niñas”. Decir incluso, con Quintiliano; al niño se le debe máxima reverencia; evidentemente es a niños y niñas. “Estúpidamente incorrecto” Me refiero a la estúpida incorrección lingüística de “para todos y todas”, “compañeras y compañeros”, “las vascas y los vascos”. Matraca políticamente correcta, al decir de los usuarios de ABC “Estudien gramática, señoras y señores” Sustituir a los Funcionarios por “los Funcionarios y Funcionarias” es tonto, inútil, destroza la economía del lenguaje, es grotesco. Arturo Pérez-Reverte. De la RAE. Francisco Rodríguez Adrados- De las reales academias españolas y de historia. Gregorio Salvador- De la RAE. Publicado por Carlos G. de Castro Expósito en Etiquetas: crítica artística, reflexiones. Las lenguas evolucionan con el uso popular, no con imposiciones políticas de arriba hacia abajo.”

Hay tergiversaciones que son fruto de la ignorancia y otras que son fruto de la especulación. Las alternativas gramaticales en el idioma de los españoles y de otros países hispanohablantes, es obvio que hoy surgen de la segunda. Los poderes políticos que manejan las seudo democracias instaladas en ellos, al advertir (Gracias a Internet en parte) que los pueblos tienden hoy a la utilización de abreviaturas y muestran una despreocupación expresiva por la expresión del idioma, (Fruto indudable de la decadencia de los magisterios sometidos al poder político) lejos de alarmarse por el hecho de que al deteriorase la comunicación se incrementan los conflictos y en vez de intentar reencauzar esta tendencia negativa, han hecho exactamente lo contrario. Han decidido utilizar ese deterioro para incluir términos inadecuados, tontos y inútiles gramaticalmente, en su verba discursiva, porque les sirve para hacerle llegar al pueblo mensajes subliminales que les sugieran una actitud que ni tienen ni practican. Un recurso liviano y malvado, que termina convenciendo al pueblo de que piensan lo que “no piensan”, porque ningún político salvo excepciones puede ser tan ignorante, si mentiroso y villano para lograr sus objetivos ajenos al bienestar de su pueblo. A continuación: Las claras pautas de la Real Academia Española que lo demuestran. (PLE)
El objetivo de las Academias es conseguir que la nueva gramática, en sus diversas versiones, llegue a todos los hispanoparlantes:
A los usuarios y a los especialistas e investigadores; a los que tienen el español como primera o segunda lengua, y a los profesores de español en los diversos niveles académicos.
El género: ejemplos de uso: Miembro: se admiten las alternaciones “ella es el miembro (o la miembro) más notable del equipo” Pero MIEMBRA; NO!
Género no es igual a sexo.
El género es una propiedad de los nombres y los pronombres que tiene carácter inherente y produce efectos en la concordancia con los determinantes, los adjetivos… y que no siempre esta relacionado con el sexo biológico. Las personas “no tenemos” género, “tenemos” sexo.
De ahí que la expresión “violencia de género” sea incorrecta porque la violencia la cometen las personas, no las palabras. En nuestra lengua se debe decir “violencia sexual o violencia doméstica, como nos indica la Real Academia Española.
Reiteraciones innecesarias.
Tampoco se acepta la utilización redundante del masculino y el femenino: “La mayor parte de los ciudadanos y ciudadanas” es un circunloquio innecesario.
El criterio básico de cualquier lengua es economía y simplificación. Obtener la máxima comunicación con el menor esfuerzo posible, no diciendo con cuatro palabras lo que puede resumirse en dos.
A lo largo de los últimos años, destacados miembros de la RAE han venido rebatiendo la actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina.
“La osadía de la ignorancia”. Una comisión del Parlamento Andaluz se dirigió a la RAE solicitando un informe sobre la corrección de los desdoblamientos tipo: “Diputados y Diputadas”, “padres y madres”, “niños y niñas”, etcétera- La Rae respondió puntualizando que tales piruetas lingüísticas son innecesarias porque resultan empobrecedoras, artificiosas y ridículas.
“El Ministerio de la desigualdad”
Junto al machismo, que subordina todo a ser macho, han creado el hembrismo y han olvidado lo central, el ser hombre en sus dos vertientes.
El mundo se reduce a sexo: ese es el lema de esta moderna herejía. Ahora comprenderán su reflejo lingüístico. Primero confunde género y sexo: una silla es femenino, pero no hembra, un sillón es masculino pero no macho…
El género común es útil, evita pérdidas de tiempo, sintetiza abarcando ambos géneros y ambos sexos. Es más económico decir cuando traducimos el Evangelio; dejad que los niños vengan a mí, que decir “los niños y las niñas”. Decir incluso, con Quintiliano; al niño se le debe máxima reverencia; evidentemente es a niños y niñas.
“Estúpidamente incorrecto”
Me refiero a la estúpida incorrección lingüística de “para todos y todas”, “compañeras y compañeros”, “las vascas y los vascos”. Matraca políticamente correcta, al decir de los usuarios de ABC
“Estudien gramática, señoras y señores”
Sustituir a los Funcionarios por “los Funcionarios y Funcionarias” es tonto, inútil, destroza la economía del lenguaje, es grotesco.
Arturo Pérez-Reverte. De la RAE.
Francisco Rodríguez Adrados- De las reales academias españolas y de historia.
Gregorio Salvador- De la RAE.
Publicado por Carlos G. de Castro Expósito en Etiquetas: crítica artística, reflexiones.
Las lenguas evolucionan con el uso popular, no con imposiciones políticas de arriba hacia abajo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.