Sin el compromiso masivo por la libertad de “Alfon”, se acabará la lucha de todos

 

Edición: Internacional |

Primera Plana | por Iniciativa

Comparte

Paco Bello | Iniciativa Debate | 31/12/2012

En este caso me remito a lo conocido, y que para mí es más que suficiente para saber que se está cometiendo un crimen.

Por si alguien no está al corriente de lo sucedido. A Alfonso Fernández Ortega, un ciudadano común, lo detienen a dos minutos de su portal cuando se dirigía a casa de su tío antes de unirse a los grupos de piquetes de la huelga general del 14-N. Y presuntamente le “incautan” una bolsa con “explosivos” (dos pequeños aerosoles, dos botellitas de algún tipo de combustible, probablemente gasolina, y un petardo y mechas), ¡vamos!, suficiente para volar una maqueta del Parlamento. Pero además, en esas “pruebas” no hay huellas dactilares del acusado. La juez que lo envía a prisión preventiva le endilga una figura inexistente para justificar la medida: alarma social (que tras ser denunciada la cagada por su abogado, se substituiría por riesgo de fuga). Y no contentos con esto, a un chaval de 21 años y sin antecedentes, lo machacan aplicándole el régimen FIES 5.

Bien, una digresión. Por si alguien tiene dudas o cree que estas cosas no pasan, diré, que pese a que no me hacía falta (pues ya tenía suficiente información fidedigna sobre las prácticas de las cloacas del Estado en estos casos), también tengo, por desgracia, información de primera mano. Y es que los que tuvimos acceso al informe policial que condujo a nuestra imputación por “delitos contra altas instancias del Estado”, nunca nos habíamos reído tanto (por no llorar). Tanta imaginación junta cuando viene de presuntos profesionales de la investigación de la “inteligencia española”, te da un hostión de realidad que te quita todas las tonterías. Y todavía te despierta más, el hecho de constatar en carne propia cómo funciona la justicia a esos niveles. Pues aunque esto no viene ahora demasiado al caso, y es conocido que IU ha conseguido que se investigue a Cristina Cifuentes… ni de lejos los cargos por los que la acusan son de la gravedad de los que nosotros solicitábamos. Y lo más curioso en nuestro caso es, que pese a ser absueltos de los cargos que se nos imputaban, se argumentó la no admisión a trámite de nuestro recurso por ser imputados. Pero más gracioso todavía es que cuando intentamos presentar una de vuestras denuncias (la de los que nos apoyasteis), tampoco se admitió porque no eráis imputados. Y esto es lo que hay. Algún día, cuando se nos acaben las vías de actuación, haré un resumen.

Volviendo al tema. Por si fuera poco indignante todo lo que ocurre. Ahora, la impresentable y desalmada Cristinita, en lugar de por lo menos permanecer callada (que no está más guapa, pero nos libra de su siempre desagradable presencia), se dedica a mostrarse prepotente y sarcástica (y con menos luces que un mechero), “tuiteando” cosas como esta:

cristina tuit

¿Quién querrá jugársela en este “Estado de la demencia” sin un compromiso multitudinario y firme que nos ampare? Yo desde luego no lo haré si no lo veo, y seguro que dependiendo del resultado, otras muchas personas se lo pensarán (y eso es lo que quieren los autores intelectuales de este acto macabro).

No somos pocos los que estamos dispuestos a arriesgar algo más que nuestro tiempo por aquello en lo que creemos. Y por lo que yo sé, nadie miente cuando se dice que no se quiere nada a cambio más allá de la consecución del objetivo. Pero sería absurdo negar que sí se espera la solidaridad de aquellos que por carácter o circunstancias no están dispuestos a ciertos niveles de compromiso.

Hasta ahora, “Alfon”, o los suyos, han podido sentir la solidaridad de la parte más activa de la sociedad (unos pocos miles de personas), y en gran medida debido a la incansable actividad que está desarrollando su madre. Pero esto es claramente insuficiente.

Es evidente que la mayoría poco podemos hacer por él y por la justicia. Aunque como mínimo, estaría bien ponernos a disposición de la plataforma y de su familia enviando un mensaje a: alfon_libertad@hotmail.com

Pero que la gente de “a pie” no podamos hacer mucho, no significa que ante la extrema gravedad del caso, no presionemos para que otros con mayor notoriedad se hagan ver.

Estoy pensando en los diputados que aún crean en la justicia social. Y es que las pegatinas están bien para algunas cosas. Pero estamos tratando de un hecho insólito que puede acabar con cualquier tipo de protesta, y que puede tener como consecuencia sumirnos en el mayor de los sometimientos y dejar vía libre (más si cabe) a todas las tropelías que quieran llevar a cabo en el futuro desde el poder. ¿Quién asegura que a los demás, si intentamos algo, no nos acusarán de tráfico de estupefacientes, pornografía infantil, o conspiración, o pertenencia a banda armada, o…? Y lo siento mucho, pero el miedo es libre.

He dicho por activa y por pasiva que no estoy a favor de los sacrificios, y es bien cierto que el cuerpo me pide otras medidas, y que estas medidas no son precisamente las destinadas a infligirnos más dolor. Pero este caso debe solucionarse sí o sí, y parece que solo una actuación radical lo logrará. Por tanto, como sé que lo comentado en esta página llega directa o indirectamente a las personas a las que me dirijo: los emplazo a iniciar un encierro (o lo que propongan por encima de esa posibilidad), de inmediato, para lograr la repercusión mediática que hasta ahora no se ha logrado, y con la finalidad de activar esa respuesta de la opinión pública, tan necesaria ahora. Es el momento de gastar ese cartucho. Y para que no parezca que pido aquello que yo no haría, me comprometo a unirme a ellos, decidan lo que decidan, desde un primer momento (y sé que serán muchos más los que se unirán).

Con el corazón en la mano. Este pulso a la sociedad no lo podemos perder, y no sé si todo el mundo es consciente de lo que nos jugamos, pero nunca hemos vivido una situación con mayor riesgo desde el 75.

Os dejo el correo donde podéis pedir la implicación real de aquellos que pueden y deben asumir su papel:

IU: secretaria.organizacion@izquierda-unida.es

Amaiur: web@ehbildu.net

Compromis: compromis@valencia.es

ERC: info@esquerra.org

Os recomiendo asimismo y encarecidamente la lectura de estos artículos:

http://www.unidadyresistencia.net/2012/12/alfon-libertad-stop-montajes-policiales.html

http://rebelion.org/noticia.php?id=161581

Y esta es la página del colectivo por la libertad de Alfon:

http://alfonlibertad.wordpress.com/

¡Ánimo, Alfon! Tu suerte es la de tod@s.

Sin el compromiso masivo por la libertad de “Alfon”, se acabará la lucha de todos, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Related News

Share on facebookShare on emailShare on twitterShare on printMore Sharing Services0

peon blanco

Jugar contra la máquina

el-Rey-cazando-en-Angola

Los espejos del rey y la trampa de “la política grande”

amagno017

Lo que nos queda (hay que intentarlo)

marea blanca

Dimisiones en bloque como respuesta a la privatización

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.