El Gobierno evitará la cárcel a Ángel Carromero mientras endurece la reclusión de ´Alfon´

 

Iniciativa Debate Público


Perico Echevarría | Diario Progresista | 27/12/2012

El Gobierno evitará la entrada en prisión de Ángel Carromero, que en las próximas horas aterrizará en Madrid en virtud el acuerdo entre España y Cuba que permite a los condenados en la isla cumplir su condena en cárceles españolas. Mientras el Gobierno intensificaba las gestiones para lograr la repatriación del joven dirigente ´popular´, endurecía las condiciones de reclusión del joven Alfonso Fernández, ´Alfon´, recluido en Soto del Real desde su detención durante la Huelga General del 14N.

El Gobierno del PP había puesto toda la carne en el asador para salvar al militante de Nuevas Generaciones del régimen carcelario cubano. Según algunas fuentes, Ángel Carromero se encontraba en Cuba como enviado de Esperanza Aguirre y como portador de 4.000 euros para financiar lo que el diario Granma había considerado “actividades subversivas en apoyo del Movimiento Cristiano Liberación”. La sentencia que condenaba a cuatro años de cárcel, le consideraba responsable directo de la muerte de los dos disidentes como autor de un delito de “homicidio en ocasión de conducir vehículo por la vía pública”. Hay que recordar que Ángel Carromero no podía conducir al habérsele retirado todos los puntos de su licencia tras acumular más de 40 multas desde el año 2009.

La sentencia se dictó el pasado 15 de octubre, y en poco más de dos meses, el Gobierno del PP ya ha logrado que el joven cachorro popular esté a punto de recuperar la libertad. Se da por hecho que tal como llegue a España, Carromero será adscrito por el Ministerio del Interior a un Centro de Inserción Social penitenciario de Madrid, como paso previo a su clasificación en tercer grado penitenciario, paso previo necesario para su puesta en libertad condicional en los próximos días.

Según el artículo 36 del Código Penal sólo “cuando la duración de la pena de prisión impuesta sea superior a cinco años, el Juez o Tribunal podrá ordenar que la clasificación del condenado en el tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta”.
A su llegada a España, la Junta de Tratamiento de la cárcel que le corresponda tendrá que estudiar el expediente penitenciario resultante de su estancia en Cuba. En ese expediente figuran datos como el tiempo de su condena, el tiempo que ha permanecido en prisión o si ha recibido algún tipo de redención.

Una vez la Audiencia Nacional apruebe el tiempo de su condena, la Junta de Tratamiento ya podría establecer su clasificación entre primer grado (aislamiento), segundo grado o tercer grado (régimen abierto).
Con el tercer grado, un preso sólo tiene que pernoctar en prisión, aunque hay una modalidad de tercer grado por la que el recluso es vigilado mediante control telemático y ni siquiera tiene que dormir en la cárcel, según prevé el reglamento penitenciario.

A la hora de conceder un tercer grado, se tienen en cuenta aspectos como el arraigo, el hecho de tener un trabajo o que no represente riesgo para la sociedad o que no sea reincidente, elementos que serían de aplicación en el caso de Carromero.

ENDURECIMIENTO DE LA RECLUSIÓN DE ALFON

Son condiciones muy similares a las que el abogado de Alfonso Fernández Ortega ha esgrimido para logar la libertad condicional del joven vallecano encarcelado desde que fue detenido durante la jornada de Huelga General del pasado 14 de Noviembre. Sin embargo, en el caso de Alfon -que no ha sido condenado, como Carromero- ha sido denegada cualquier medida de gracia que le permita no estar en prisión hasta que se celebre el correspondiente juicio. Lleva encarcelado más de 40 días.

Es más, desde que fue internado en la prisión de Soto del Real, las condiciones de su reclusión han sido endurecidas, al incluírsele en el régimen FIES 5 (Fichero de Internos de Especial Seguimiento). A Alfon, que carece de antecedentes penales, se le graban todas las llamadas telefónicas y las comunicaciones con las visitas que recibe, se le fotocopia toda la correspondencia entrante y saliente, se le observa y anota diariamente por parte de los funcionarios del módulo todas las actividades que realiza (compañeros, paseos, lecturas, destino, etc.) y se le controla la comunicaciones con sus abogados

Asimismo, podría ser trasladado de centro penitenciario sin tener en cuenta su vinculación familiar. En el caso de Alfon, sorprendentemente, y sin qué tampoco se sepa atendiendo a qué criterio, le ha sido prohibido también poder disponer de los libros sobre temas políticos a cuya lectura es aficionado. Además, ha sido cambiado de módulo, situación que, según relató su madre a Diario Progresista, le ha afectado emocionalmente, ya que, “dentro la desgracia que supone estar en prisión, al menos había logrado echarse amigos, también jóvenes”, nos contó Elena Ortega. “Tenía ya gente con la que se sentía un poco arropado, incluso me contaba que estaba a gusto con su compañero de celda, pero, además, ayer le volvieron a cambiar. ¿Qué condiciones de encarcelamiento son estas?”, se preguntaba también en una entrevista en La Marea. Alfon está ahora en un módulo con presos mucho mayores que él y que cumplen largas penas por graves delitos.

Así, mientras Alfon, al que sin antecedentes penales se le niega permanecer en libertad condicional a la espera de juicio -aunque cumple los requisitos que establece la Ley para ello- aludiendo a un supuesto “riesgo de fuga” que no concurren en las circunstancias personales del joven, la maquinaria del Gobierno de Mariano Rajoy ha funcionado con toda celeridad y éxito para que el joven militante de las Nuevas Generaciones del PP no tenga que pasar por el mal trago de entrar en prisión, a pesar de haber sido condenado por homicidio y considerársele responsable, por su imprudencia, de la muerte de dos personas. Son muchos lo que opinan que el mismo sistema de control telemático que podría aplicarse en el caso de Carromero podría ultilizarse en el caso de Alfon, acusado junto a su novia, que sí se encuentra en libertad condicional, de tenencia de explosivos en una bolsa en la que no han sido halladas huellas dactilares y sobre la que el propio fiscal ha manifestado sus dudas.

Las informaciones sobre la ley del embudo legal que el Ejecutivo del Partido Popular está aplicando en estos dos casos no han hecho más que incendiar aún más el ánimo de las plataformas de apoyo a Alfon, que el próximo viernes se concentrarán en la Puerta del Sol de Madrid, ante las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno de varias ciudades españolas y ante las embajadas de España en las capitales de numerosos países.

Fuente: http://www.diarioprogresista.es/el-gobierno-evitara-la-carcel-a-angel-carromero-mientras-endurece-la-20684.htm

El Gobierno evitará la cárcel a Ángel Carromero mientras endurece la reclusión de ´Alfon´

Anuncios