Cuarenta años después del informe al Club de Roma. Entrevista

 

Iniciativa Debate Público

Hervé Kempf y Stéphane Foucart | Le Monde | mayo/2012

En marzo de 1972, en respuesta a una petición de un think-tank con sede en Zurich (Suiza) –el Club de Roma-, investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) publicaban The Limits to Growth, un informe que establecía un modelo de las posibles consecuencias de mantener el crecimiento económico a largo plazo. Al publicarse la última edición [francesa] de Limites à la croissance (Rue de l´Echiquier, colección “Initial(e)s DD, 2012), su primer autor, el físico norteamericano Dennis Meadows, de 69 años de edad, responde a Le Monde.

¿Qué balance hace usted del informe de 1972?

En primer lugar, no era un buen título. Todo científico comprende que hay límites al crecimiento de la población, del consumo energético, del PIB, etc. Las cuestiones interesantes estriban más bien en saber lo que causa este crecimiento y cuáles serán las consecuencias de toparse con los límites físicos del sistema.

Sin embargo, la idea común sigue siendo que no hay límites. Y cuando demuestras que los hay, te responden generalmente que no es grave, porque nos acercaremos a ellos de manera tranquila y ordenada para detenernos suavemente gracias a las leyes del mercado. Lo que demostramos en 1972, y sigue siendo válido cuarenta años después, es que esto no es posible: franquear los límites físicos del planeta conduce al hundimiento.

Con la crisis financiera, se ve el mismo mecanismo de franquear un límite, el del endeudamiento: y se ve que las cosas no suceden tan tranquilamente.

¿Qué entiende usted por hundimiento?

La respuesta técnica es que el hundimiento es un proceso que implica un “bucle de retroacción positiva”, es decir, un fenómeno que refuerza aquello que lo provoca. Por ejemplo, en Grecia: la población pierde su confianza en la moneda. Retira, por tanto, los fondos de sus bancos y, por tanto, se debilitan los bancos, por lo cual la gente retira todavía más dinero de los bancos, etc., lo que lleva al hundimiento.

Se puede dar una respuesta que no sea técnica: el hundimiento caracteriza a una sociedad que tiene cada vez menos capacidad de satisfacer necesidades elementales: alimentación, sanidad, educación, seguridad.

¿Se ven signos tangibles de este hundimiento?

Algunos países ya están en esa situación, como Somalia, por ejemplo. Del mismo modo, la “primavera árabe”, que se ha presentado un poco en todas partes como solución a los problemas, no es en realidad más que el síntoma de problemas que nunca se han resuelto. A estos países les falta agua, deben importar sus alimentos, su energía, todo eso con una población que aumenta. En otros países, como los Estados Unidos, andan menos cerca del hundimiento, pero están en esa vía.

¿El crecimiento mundial va, por tanto, a detenerse ineluctablemente?

El crecimiento va a detenerse en parte en razón de la dinámica interna del sistema y en parte en razón de factores externos, como la energía. La energía tiene una influencia muy grande. La producción petrolera ha pasado su pico y va a comenzar a descender. Ahora bien, no hay substituto rápido del petróleo para los transportes, para la aviación…Los problemas económicos de los países occidentales se deben en parte a los elevados precios de la energía.

En los próximo veinte años, entre hoy y 2030 veremos más cambios de los que ha habido en un siglo, en la política, en el medio ambiente, la economía, la técnica. Los problemas de la zona euro no representan más que una pequeña parte de lo que vamos a ver. Y estos cambios no se llevarán a cabo de manera pacífica.

Sin embargo, China mantiene un elevado crecimiento…

Desconozco cuál será el futuro de China. Se engaña la gente que dice que, con un crecimiento de un 8% a un 10% anual, China será el país dominante en veinte años. Es imposible hacer que dure este género de crecimiento. En los años 80, Japón mantenía este tipo de ritmo y todo el mundo decía que dominaría el mundo. Desde luego, no ha pasado eso, se ha detenido. Y se detendrá en el caso de China. Una razón por la que el crecimiento es fortísimo en China es la política del hijo único, ha cambiado la estructura de la población de manera que ha cambiado la proporción entre la mano de obra y los que dependen de ella, es decir, los jóvenes y los viejos. Durante un periodo que va a durar hasta cerca de 2030, habrá un aumento de mano de obra. Y luego se detendrá.

Además, China ha deteriorado considerablemente su medio ambiente, particularmente sus recursos hídricos, y los impactos negativos del cambio climático sobre el país serán enormes. Algunos modelos climáticos sugieren así que en el horizonte de 2030 podría ser poco menos que imposible cultivar cualquier cosa en las regiones que proporcionan actualmente el 65% de las cosechas chinas… ¿Qué cree usted que harán entonces los chinos ? ¿Que se quedarán en casa sufriendo ellos solos el hambre ? ¿O que irán hacia el norte, hacia Rusia? No sabemos cómo reaccionará China a este género de situación.

¿Qué consejo les daría a François Hollande, Angela Merkel o Mario Monti ?

Ninguno, porque les importa un bledo mi opinión, pero supongamos que yo fuera un mago: la primera cosa que haría sería alargar el horizonte de tiempo de los hombres políticos. Para que no se pregunten qué hacer de aquí a las próximas elecciones sino que se pregunten: “Si hago esto, ¿qué consecuencias tendrá en treinta o cuarenta años ?” Si amplía el horizonte temporal, es más probable que la gente empiece a comportarse de un modo bueno.

¿Qué piensa usted de la “política de crecimiento” en la zona euro?

Si tu única política se funda en el crecimiento, no querrás oír ni hablar del fin del crecimiento. Porque eso significa que tienes que inventar algo nuevo. Los japoneses tienen un proverbio interesante: “Si tu única herramienta consiste en un martillo, todo se parece a un clavo”. Para los economistas, la única herramienta es el crecimiento y todo se asemeja por tanto a una necesidad de crecimiento.

Igualmente, los políticos son elegidos para poco tiempo. Su propósito consiste en parecer buenos y eficaces durante su mandato; no se preocupan de lo que pasará después. Justo por eso se tienen tantas deudas: se pide prestado sobre el futuro, para tener beneficios inmediatos, y cuando se trata de devolver la deuda, quien la he contraído ya no se ocupa de las cosas.

Declaraciones recogidas en mayo de 2012 por Hervé Kempf y Stéphane Foucart, periodistas de Le Monde.

Dennis L. Meadows (1942) es profesor emérito de la Universidad de Nueva Hampshire, presidente del Laboratory for Interactive Learning, y coautor con Donella H. Meadows, Joergen Randers y William W. Behrens III del celebérrimo Informe al Club de Roma, Los límites del crecimiento. En 2004 se publicó una versión actualizada Los límites del crecimiento: 30 años después (Galaxia Gutenberg, Madrid, 2004).

Traducción para www.sinpermiso.info : Lucas Antón


Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5514

Cuarenta años después del informe al Club de Roma. Entrevista

Anuncios

"EL NEO DESPOTISMO FINANCIERO Y EL NEO ABSOLUTISMO POLÍTICO"

 

por Alexia Bosch.

Llevo días queriendo escribir en mi blog, pero estoy con la maqueta de mi segundo libro y ahora que tengo un momento, bueno, quitándome horas de sueño, y viendo lo que está ocurriendo con el sistema financiero, he decidido ponerme manos a la obra y utilizar mi libertad de expresión…
El título es idea mía y viene a significar lo siguiente:
Despotismo: abuso de poder o fuerza en el trato con las personas. Autoridad absoluta no limitada por las leyes ni por ningún control constitucional.

Fusilamiento en Madrid, 2 de mayo de 1808
“Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”
Absolutismo: es la denominación de un régimen político, un periodo histórico, una ideología y una forma de gobierno o de Estado, caracterizados por la pretensión teórica de que el poder político del gobernante no está sujeto a ninguna limitación constitucional.

“Louis XIV” y “El Congreso de Viena” (1815)
Y partiendo de estos dos conceptos, he creado mi título y algo que creo que es algo más, un nuevo sistema financiero-político mundial.

¿Por qué Despotismo Financiero? Porque quién posee el dinero, posee el poder. Porque los bancos y cajas, con sus directivos y accionistas, han gestionado el dinero de los titulares de las cuentas a su propio antojo, dando préstamos sin ejecutar un análisis de riesgos, invirtiendo en grandes proyectos urbanísticos y de ocio, construyendo más de la cuenta, y lo que es peor, haciendo creer al propio titular que embarcarse en un préstamo hipotecario de más de 30 años y de más de 180.000€, era algo fácil, es más, te regalaban incluso un coche si te comprabas un piso en la promoción que ellos avalaban.


Los bancos y cajas, con sus directivos engominados, con un nivel de vida muy por encima del resto de ciudadanos, con presidentes que no tienen idea de gestionar un banco si no es beneficiándose al por mayor del capital adherido, han creado una crisis mundial que va a ser muy difícil de olvidar.
Y he decir una cosa…
“El simple aleteo de las alas de una mariposa puede cambiar el mundo”





Con esto quiero decir, que no se puede mirar a otro lado con lo que está ocurriendo, que aunque haya países, como Reino Unido y otros que no han tenido que ser rescatados porque no pertenecen a la Unión Europea o porque no dan indicios de problemas financieros, todo este aire de Neo Despotismo Financiero y de Neo Absolutismo Político, va a repercutir mundialmente.
¿Y por qué Absolutismo Político? Porque los políticos han dejado de escuchar a su pueblo, a quiénes le han votado…El caso más claro es el del Partido Popular en España. Cuando ganaron la mayoría absoluta con Aznar como presidente, la gente, el pueblo, salió a la calle para pedir que no interviniéramos en la Guerra de Irak. ¿Y qué hizo el partido político elegido por mayoría absoluta? Hacer caso omiso al pueblo, ir a la Guerra de Irak y sufrir el mismo pueblo, porque ellos no, un atentando con decenas de muertos.

Pero ha vuelto a ocurrir. El pueblo parece haberse olvidado de aquello, ha vuelto a elegir por mayoría absoluta a este partido y ha vuelto a ocurrir lo mismo pero con otra índole. El gobierno actual de España ha engañado y ha aceptado un rescate que, no van a pagar ellos, no, lo van a pagar los españoles que no tienen trabajo, que no pueden llegar a fin de mes, que sufren recortes por culpa de la mala gestión de un gobierno inepto e ineficaz.
He aquí un Absolutismo Político, un gobierno que niega la existencia de ningún límite externo e interno y de cualquier cuestión a sus decisiones.
Y yo me pregunto: ¿Si un partido político hace una campaña anterior a las elecciones, proclamando una serie de propósitos, incluso prometiendo una serie de decisiones, si luego no las cumple, no sería de justicia que el pueblo, en referéndum, pudiera destituir el nuevo gobierno?

¿Sólo sirve el pueblo para mover banderitas, ir a meetings políticos, aplaudir a quienes les prometen y no cumplen, a introducir una papeleta con unos nombres de personas que no tienen ni idea de lo que sufre el ciudadano que lo vota?

Me gustaría sugerir a estos políticos ineptos, engordados por las copiosas comidas que ingieren en restaurantes de alta clase, que dejen de jugar con el dinero del pueblo, que antes de pedir un rescate, avisen al pueblo de que lo van a hacer y lo mejor de todo…¿Para quién es el rescate, para el pueblo o para el capitalista engominado que no ha sabido gestionar el patrimonio financiero o que puede que nos estén engañando y no exista tal deuda y simplemente quieran ellos seguir inflados de poder económico?

Porque si los bancos y cajas pueden ser rescatados con un dinero que vamos a tener que pagar el resto de los ciudadanos, ¿por qué no puede éste crear una comisión que le permita saldar su deuda?
Es decir…
¿Por qué no nos rescatamos nosotros mismos, el ciudadano? ¿Por qué no crear una COMISIÓN DE RESCATE PARA EL NO CAPITALISTA? Una COMISIÓN exenta de cualquier contacto con el gobierno, creada para que no hayan familias desahuciadas, creada para ofrecer préstamos a un bajo interés a aquellas familias que estén dispuestas a saldar la deuda, aunque sea a más de 30 años, como dejaban hacer los bancos en el pasado.

Si ellos pueden, si los capitalistas y políticos pueden hacerlo, ¿por qué el pueblo no?
¿Realmente necesitamos a los bancos? NO. Si se crea esta COMISIÓN, un sistema de inyección fluctuosa de dinero, con una transparencia en la gestión y con una clara finalidad, no se necesitará más depender del sistema bancario. Sería una nueva era financiera, con un aire fresco, libre…

Esto que yo propongo es factible, es posible, sólo hace falta que se ejecute…