De “recortes”, Sanidad pública, Capio, Ratos, Aguirres, Cospedales y otros trucos de magia para llevárselo crudo

Published On: Vie, nov 16th, 2012

Estado español | por Juan

Joanmarti.wordpress.com | 16/11/2012

Nuestros políticos gobernantes, en el marco de la ideología del mercado, andan detrás de privatizar la SANIDAD PÚBLICA para hacerse con unos eurillos. Justificándose en la necesidad de los “recortes” en el gasto para equilibrar el déficit público, se trata -dicen- de pasar a empresas privadas, grandes emporios y multinacionales mayormente, los actuales hospitales públicos y todo el sistema sanitario, vendiéndonos la idea (y comprándolos ellos, véase el juego de palabras) de que la empresa privada los gestionará de forma más eficiente para el Estado*. Hasta aquí nada nuevo bajo el sol, pero el problema es que en los últimos meses están acelerando el paso y a poco que nos descuidemos nos dejan la sanidad pública hecha unos zorros, algo así como los ambulatorios de los años 60 del franquismo de tiritas y aspirina.. En Castilla-La Mancha, por ejemplo, en el marco de la política de “recortes”, están a punto de caramelo de la privatización 4 hospitales públicos con el argumento de que no son rentables. Y así otro tanto ocurre en varias CCAA, en algunas de las cuales ya hay hospitales privados financiados con el dinero público que va a parar a… sus accionistas. En muchas de estas CCAA, “CAPIO SANIDAD”* es o será la empresa privada que gestionará estos hospitales.

Y quién o qué es CAPIO?. Pues, a pesar de su resonancia vegetal, no tiene nada que ver con el apio ni con el pepino ni con las zanahorias; la cosa va más bien de chorizos, ya que se trata de uno más de los enjuegues de nuestros políticos que, en las horas de asueto, también ejercen de empresarios. CAPIO es uno de los principales proveedores europeos de asistencia sanitaria, líder del mercado en Suecia y España, cuarto en el Reino Unido y segundo en Francia, con presencia en Noruega, Finlandia, Dinamarca y Alemania; un grupo empresarial privado, obviamente, dedicado a los conciertos sanitarios con los estados y también y ligado a actividades inmobiliarias. Creado en 1993 en Suecia, por lo que se lee por ahí, tiene una facturación anual superior a 12.000 millones de coronas suecas (1.200 millones de euros) y 14.000 empleados. En Hispanistán tiene 28 centros, 14 de ellos hospitales, y ya está presente en siete CCAA, con una facturación superior a los 300 millones de euros. Entre sus accionistas ilustres y patrios, -y ahí viene lo bueno- campean nuestro Rodrigo Rato, Harry el Ejecutor de Bankia y ex vice-presidente segundo del gobierno Aznar, y también anda cercano Ignacio López Del Hierro, consorte de la nuestra también querida Mª Dolores De Cospedal, al igual que Jose Ignacio Echániz Delgado, Consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Comunidad de Castilla-La Mancha y al tiempo hermano a tiempo completo de Teresa Echániz Salgado, subdirectora de investigación de Capio Sanidad.. Quién da mas!!

Bueno, pues después de considerar todo eso, no hay que cavilar mucho para ver la relación que hay entre los “recortes”, la degradación de la sanidad pública y la promoción de la privada y, -se me olvidaba-, los intereses económicos de estos robaperas (millones de peras, digo de euros..) que dios nos dio por políticos y mantenemos cada día a escote con gran dolor de nuestro corazón.

En cada sociedad, desde que el mundo es mundo, que diría mi abuelo, los unos siempre robaron a los otros; en la India, China, Egipto, Caldea, Grecia, Roma, en cualquier continenete o rincón; los amos explotaron a los esclavos en las primeras civilizaciones, los patricios a los plebeyos, los señores feudales a sus campesinos, los industriales manchesterianos a sus lumpen, etc. Y el caso es que los beneficiarios siempre diseñaron las leyes a su favor, y pasados los milenios la cosa sigue igual, aunque ahora cambia la justificación teórica ideal; ahora la cosa ya no viene de Dios, ni de la nobleza de sangre o del honor debido, ahora el poder delegado viene de la “democracia”, esa nueva eucaristía político-civil, jaleada con euforia en los falsimedio, que a estas “élites extractivas” (feliz y novedosa ocurrencia conceptual que, dicho jocosamente, igual viene de que los tipos se dedican a “extraernos” lo que pueden) que les permite apoderarse del BOE o del DOC para perpretar sus leyes, decretos, órdenes, disposiciones, conciertos y contrataciones, directas o indirectamente a dedo, que direccionan el dinero público directamente a sus bolsillos, ya a punto de explotar de lo llenos que andan..

Lo cual que: RECORTE=PRIVATIZACION=ROBO=CAPIO=POLITICOS=CHORIZOS. Pues eso.

*Aunque hablamos de CAPIO para ejemplificar la cosa, no sería justo olvidarnos de SANITAS, ADESLAS, MAPFRE SALUD.

*Personalmente siempre he pensado que la gestión pública tiene muchas cosas a mejorar -minoría exigua de funcionarios ineptos y déspotas, burocracias, desorganización, etc.-, pero es obvio que lo público beneficia a todos e instrumenta la solidaridad repartiendo los bienes y servicios entre los ciudadanos más allá de su nivel de renta; y ese y no otro es el concepto y leti motiv del Estado del Bienestar, luchado y conquistado en los últimos 80 años y liquidado en año y medio mal contados por el PSOEPP-SYSTEM.

FUENTE: BLOG DE JOAN MARTI

http://joanmarti.wordpress.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.