Big Brother is watching you

 

 

Iniciativa Debate Público

Hoy hay covocadas varias manifestaciones contra INDECT a nivel internacional, pero ¿qué es INDECT?

INDECT son las siglas que representan “Intelligent information system supporting observation, searching and DeteCTion for security of citizens in urban environment“ (Sistema inteligente de información, que apoya la observación, búsqueda y descubrimiento para la seguridad de los ciudadanos en el entorno urbano). Es un proyecto de investigación de la Unión Europea que se inició en el 2009 y que se planea finalizar en el 2013.

INDECT es el proyecto de vigilancia más extenso que se haya planeado o establecido hasta el momento. No abarca solamente Internet. Cualquier persona que pase por la calle tampoco podrá librarse del INDECT. Esto que suena a ciencia-ficción puede convertirse en una realidad inquietante a partir del 2013. La ciencia-ficción es el ayer. El mañana será INDECT. INDECT comunica todos los datos que se encuentran en foros, redes sociales (como por ejemplo, Facebook) y buscadores de Internet con bases de datos del gobierno, datos de comunicación y reportes de las cámaras de vigilancia. INDECT sabrá dónde estamos, qué hacemos, por qué lo hacemos y cuáles serán nuestros siguientes pasos. INDECT sabrá quiénes son nuestros amigos y dónde trabajamos. INDECT juzgará si nos comportamos de forma normal o irregular.

INDECT comprende las siguientes medidas:

En Internet:

  • Vigilancia de Internet con ayuda de buscadores, UseNet, redes sociales (Facebook, WKW, etc.), foros, blogs, redes P2P y sistemas informáticos individuales.
  • Búsqueda de imágenes y videos valiéndose de la ayuda de marcas de agua, así como de algoritmos de búsqueda automatizados para dar con señales de violencia o „comportamientos irregulares“.
  • Una lingüística informática avanzada, cuyos algoritmos son capaces de interpretar las relaciones entre personas, así como contextos de conversaciones (por ejemplo, en chats) por medio del análisis e interpretación de mensajes.

Por la calle:

  • Sistema móvil de vigilancia urbana. (“Mobile Urban Observation System”).
  • Cámaras de vigilancia aéreas (“Unnamed Aerial Vehicles“ o vehículo aéreo pilotado por control remoto, conocido en castellano por las siglas VANT).
  • Las UAV se conectarían “de forma inteligente y autónoma“ a una red para cooperar unas con otras, e identificar objetos móviles sospechosos y seguirlos en ciudades por medio de un patrón de agregación.
  • Las cámaras de vigilancia usan los datos biométricos de los pasaportes y documentos de identidad para identificar a personas y establecer sus perfiles de movimiento.

Los datos obtenidos se almacenarán en una base de datos que se va actualizando continuamente y se completarán con datos ya existentes, por ejemplo:

  • Reportes de cámaras de vigilancia.
  • Localización por medio del móvil ( por ejemplo por GSM/GPS).
  • Reconocimiento de la cara ( por ejemplo por medio de los datos biométricos en pasaportes electrónicos).
  • Vigilancia en las telecomunicaciones (Almacenamiento de datos).

Una encuesta llevada a cabo entre policías polacos (INDECT se habría puesto a prueba durante en último Mundial del fútbol celebrado en Polonia y Ucrania) muestra que los puntos siguientes pueden ser considerados como “comportamiento irregular“. Puede ser considerado peligroso quien:

  • En la calle
    • corre
    • se pelea
    • conduce demasiado deprisa
  • En el transporte público
    • se sienta en el suelo
    • permanece sentado por largo tiempo
    • olvida el equipaje
  • En estadios
    • tira botellas
    • corre hacia el campo de juego
  • En aeropuertos
    • olvida el equipaje
    • permanece sentado por largo tiempo

Los resultados de la encuesta se usan para establecer tipos de comportamiento que automáticamente se considerarían sospechosos:

  • moverse en la dirección “equivocada“
  • merodear
  • encontrarse con un grupo de más de X personas
  • robar un coche
  • correr
  • caerse
  • olvidar equipaje
  • permanecer sentado más de X minutos
  • gritar
  • explosiones, disparos
  • decir palabrotas

Así que se puede ser sospechoso casi en cualquier situación. El que se siente en el suelo en un medio de transporte, viaje durante un largo tiempo o se olvide del equipaje puede contar con la visita del personal de seguridad. Igual de sospechosos son los que “merodean“, se encuentran con muchas personas o dicen palabrotas.

Basándose en perfiles individuales los programas han de ser capaces de identificar “personas peligrosas“ automáticamente. Si alguien potencialmente peligroso es reconocido por un sistema de vigilancia, éste puede pedir sus datos automáticamente a las bases de datos. Después de un escaneo rápido, la persona será clasificada en una cierta “categoría de peligro“ y si se considera que el peligro es alto, se avisará a la policía o a las fuerzas de seguridad.

Consecuencias

Será posible reunir, almacenar y analizar información sobre cada ciudadano por medio de todas las fuentes disponibles. Será posible identificar comportamientos „potencialmente peligrosos“ y avisar a las autoridades. Por medio del INDECT se intentará predecir dónde se podrían organizar protestas – en caso ideal, incluso antes de que los mismos protestantes lo sepan. INDECT es un instrumento de control e intimidación. Es una posibilidad de mantener el control sin la necesidad de tener en cuenta a las personas.

  • INDECT quiere saber qué hacemos antes de que incluso nosotros lo sepamos.
  • INDECT cambiará nuestra sociedad de una forma que excede a cualquier otra medida de seguridad tomada hasta ahora.
  • INDECT definirá lo que es “normal“.
  • INDECT es la peor pesadilla de George Orwell.
Quién vigila a los vigilantes?

A causa de la crítica masiva, los responsables del proyecto introdujeron, no hace mucho tiempo, un nuevo nivel de mantenimiento del secreto. Cuáles de los datos obtenidos del proyecto de investigación van a ser accesibles al público, lo decide a partir de ahora un “consejo de ética“ del INDECT. Los miembros (reconocidos) de este comité incluyen 4 policías, 2 investigadores de seguridad tecnológica, 1 catedrático en la interacción entre hombre y máquina, 1 representante de la industria mediática, 1 catedrático en derecho, 1 abogado especializado en derechos humanos y un catedrático en ética (http://www.indect-project.eu/ethics-board-members). Decide por ti mismo/a si confiarías que un comité de estas características fuera a actuar de modo independiente y responsable.

Links para más información:
Anuncios

A G U A

 

El optimismo siempre hace más llevadero todo lo que resulta duro, y se dice que este invierno será más, mucho más riguroso que el pasado, pero también dicen que debemos ser optimistas y que, no obstante, debemos prepararnos por si acaso, sólo por si acaso…

Por si acaso se nos inunda la casa y el garaje, o nos vuela el tejado, por si acaso el coche nos desaparece de la calle por el agua arrastrado, por si acaso morimos ahogados en otro infierno como el del año pasado; que nos preparémonos a entregar nuestra alma en medio de desechos, de suciedad con ratas y peces ahogados, malolientes. corrompidos; dicen que esta miseria es el resultado de lluvias y ríos desbordados, y todo el mundo sabe que vienen de desagües mal proyectados por ingenieros de caminos, canales y puertos, recién titulados y mal preparados, que también lo son de autopistas, y de ríos sucios mal planificados; y dicen los de arriba que lo normal es que uno se acuerde de santa Bárbara y de san Bartolomé cuando llueve…

Pero esas aguas desbordadas, embarradas, esas aguas tan predecibles, que se llevan por delante los muebles de las casas, la ropa, los recuerdos, los animales, la comida del mañana, dejando todo inservible, habrá que reformarlas algún día para que esto cese para siempre, ¡agua bendita! dicen los labriegos que viven en las ciudades, ¡agua maldita! dicen los desdichados, víctimas del todo vale que por no tener no tienen ni luz en las farolas para que no vean el desastre que sus linternas enseñan, agua sucia, revuelta, densa, apestosa,que rebaña las miserias, sus miserias y las nuestras, y también la vida del infeliz, la suya y la nuestra, y la de otros iguales, ¡agua bendita! dicen los labriegos, ¡agua maldita! dicen los desolados, los despojados que están afanados en recobrar algo; y se corre la voz de que serán reparados por los políticos, los gobernantes del desastre, los mismos del otro año, los mismos que les dieron con la puerta en las narices cuando protestaron, ¡que esto no hay quien lo aguante año tras año!, dicen y les contestan siempre lo mismo de siempre. Vendrá otro invierno bravo y crudo en cualquier mes del calendario, gélido e implacable, destructor, o alguien se habrá preocupado de que no ocurran ya estas cosas en esta España mía, en esta España nuestra, España preciosa y confortable cantada por los juglares de este pequeño mundo donde todo se sabe, país de veraneantes que vienen de todas partes, que dicen, porque se se dice, está modernizada y que es barata, y que lo saben porque visitan en temporada las pistas de esquí, las playas con grandes arenales, de agua mediterránea, templada, azulada, con bandera europea, y con chiringuitos a raudales, y con toros en todas las plazas y en las calles, que no llegan los de Pamplona, que los hay en todas partes, hasta en puertos, que verlos morir te pone, mueve la adrenalina, que con alcohol, droga y juerga, no habrá hembra que falle, y dicen que lo dijo Hemingway imperturbable, y verlos disfrutar con la sangre de animales, nobles e inocentes, es asqueroso y despiadado, y con sonrisa cínica de medio lado, sin inmutarse, te dan los buenos días con amabilidad en su idioma, el que aprendiste tú en la calle…

Los ignorados, los que no aparecen en las televisiones porque no tienen padrino, no comprenden como el agua resulta tan adversa por abundante, y tan insuficiente por su escasez durante la sequía. No se comprende que los pantanos estén secos, cuando el agua de todos los ríos, desemboca siempre libre en la mar; nosotros no despilfarramos, despilfarran los que no la retienen en los embalses, porque el agua es un tesoro, que hay que guardar y dominar.

                                                     CARMEN FORMOSO LAPIDO.