No hay luz en las tinieblas

 

Published On: Mar, ago 14th, 2012

Espacio abierto | por Ángel Trasobares Castillo

Comparte

 

Ángel Trasobares Castillo

Uno de cada cuatro españoles sin empleo. Más de cinco millones seiscientas mil personas sin trabajo. Más de 1 millón setecientas mil familias con todos sus miembros en paro.

La explotación, la exclusión y la pauperización corroen el alma de la sociedad. Mientras el saqueo, la mentira, la traición, el crimen y la corrupción es norma y ley en el poder. Detrás de todas estas injusticias, de todo este drama humano hay una trama social, política y económica urdida desde arriba para someter y esclavizar a las clases populares; donde la miseria y la precariedad social han venido para quedarse.

Una reforma laboral antitrabajo, promocionando unos recortes de las prestaciones sociales conduciéndolas a la más mínima expresión, donde el despido libre es ya una realidad latente, donde el trabajador no es más que una mercancía, un muñeco en manos del empresario, henchido de poder y con el látigo en la mano haciendo y deshaciendo a su antojo.

¿Y qué pasa con los trabajadores en activo? La gran mayoría de ellos atemorizados, con la soga apretándoles el cuello, con el terror instalado en sus corazones por la angustia de perder el trabajo, sufriendo el escarnio, la violencia laboral, con salarios cada vez más míseros, viviendo en precario.

¿Y el ejército de desempleados? A la espera de que El Gran Dictador Capitalista los contrate por unas horas, unos días, un tiempo limitado con sueldos infumables, con horarios intempestivos y con un presente sin futuro.

¿Y nuestro dirigentes políticos? ¿Qué hacen? No hacen nada, o sí, hacen mucho, gestionar el sistema, darle de comer a manos llenas y sin descanso. Se corrompen, se lucran, se ríen. Los de la gaviota hay están socavando el mínimo estado social que teníamos, volviendo a épocas feudales, empobreciendo a las clases medias; criminalizando, robando, despellejando a las clases populares.

¿Y la oposición? Más de lo mismo. Un P$OE que abrazó el sistema capitalista desde la llamada transición a este engendro de democracia que tenemos ahora; la cara amable del PP y todos ellos sosteniendo a una Corona ladrona, parasitaria, corrupta, santificada por Franco, que sigue vivo y coleando en todas las instituciones corrompidas de este desdichado país.

Un sistema seudodemocrático, caciquil y tiránico que nos conduce al abismo si no ponemos remedio.

¿Acaso hacen falta razones para realizar una Revolución Social? ¿Una gran marcha que rompa y supere este sistema que explota, excluye y tiraniza a la gran mayoría de la población?

Hay tenemos ejemplos como la lucha que llevan los sindicatos alternativos, la izquierda resistente, el 15M, la lucha de los mineros, la marcha de los desempleados a Madrid… y muchas más personas y colectivos sociales que pelean diariamente para cambiar la situación de hecatombe que estamos padeciendo. Sobran los motivos para que nos unamos todos.

http://eldespertardellince.blogspot.com.es/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.