Entrevista a Kiko Veneno (recomendado)

 

Iniciativa Debate Público

Interesante entrevista de Jot Down a Kiko Veneno. Extractamos la parte política y social, que no tiene desperdicio.

———-

¿Crees que la gente peca un poco de “pereza cultural”?

Hemos llegado a un sistema en el que no existe la cultura. Si existiera la cultura en este país, la gente no podría escuchar los telediarios. Cuando habla Rubalcaba o cuando habla el señor De Guindos o el señor Rajoy, la gente quitaría el telediario. No votarían. Si existiera la cultura, la gente no iría a votar a estos mamelucos —por decirlo de una forma suave— que forman la casta política española. La gente no metería el dinero en La Caixa, ni confiaría en Mas, ni en Caixa Galicia, ni en ninguna de las mafias que se han apoderado del Estado.

¿Crees que en parte esto podría ser herencia o efecto de los años de franquismo?

Totalmente, totalmente. Hombre, es que aquí hicimos la transición mal. La hicimos a base de sex-appeal, de chaquetitas de pana, de un tal Felipe González que intentó convencernos de que teníamos que aceptar todo esto, que teníamos que entrar en la OTAN y pasar del marxismo. Nos decían entonces que teníamos que hacer muchas concesiones porque, si no, había peligro de una guerra civil. Ese era el peligro de la transición, el gran trauma que había en esa época. Fíjate la paradoja de haber estado nosotros amedrentados y haber consentido en una democracia totalmente entreguista, una democracia totalmente falsa, entregada —en vez de al pueblo, a la cultura, a la felicidad— a los bancos, a la ambición, a la especulación, al dinero. Eso es lo que hemos conseguido con la democracia en España. Mientras que Europa despertaba, nosotros hemos estado cuarenta años en la miseria. Entre otras cosas, vendiéndole toda nuestra costa a los alemanes y los ingleses que han querido comprar, jubilarse aquí y pagarse su Seguridad Social de la tercera edad aquí, en los hospitales españoles. Pacto sin el cual nosotros no hubiéramos entrado nunca en la Unión Europea. Es la “izquierda”, entre comillas, la que nos mete en esta situación. Te das cuenta de que es ridículo. Tuvimos unos años en la transición en que el pueblo español tuvo un montón de esperanza de que fuéramos a algún lado, pero hemos nos entregado a unos políticos incapaces de hacer otra cosa que no sea buscar su propio beneficio, colocar a sus vecinos, crear un sistema de poder, hacer un régimen. El régimen franquista fue inmediatamente sustituido por un régimen pseudodemocrático. La transición tuvo un gran empuje cultural, pero una de las cosas que se necesitaba para establecer ese régimen era frivolizar y eliminar la cultura. Porque la cultura es molesta, la cultura pregunta. Entonces empezó el “no, no, déjese de preguntar, no sea derrotista”. No pidas cuentas, no pidas justificaciones. Coge el dinero que te está dando el banco, invierte, especula, diviértete, folla, toma drogas, toma todo lo que quieras. La conciencia empezó a ser vista como una cosa anticuada, que no estaba en su tiempo, derrotista. “Este tío es un amargao, está pidiendo cuentas, ¿de qué? Si aquí lo que tenemos que hacer es gastarnos todo lo que pillemos, destrozar todo lo que pillemos”. Efectivamente, lo hemos conseguido. Hemos dilapidado una enorme ilusión que había en el país por construir algo nuevo y hemos conseguido dar un extraordinario retroceso cultural.

Y el campo es de lo que comemos todos, ¿no?

¡Precisamente el campo, que es lo único que es real en todo eso! Lo único que es real de España, de este fantasma que hemos creado en estos sesenta años, es la selección —a base de Luis Aragonés, que tuvo la habilidad de hacerlo— y el campo, cada vez más abandonado. El campo es la verdad de la que siempre ha huido España como una maldición. Todos esos chistes de catetos. Y al fin, ahora vuelve como la única promesa de regeneración de algo real, cuando vienen las cooperativas y la gente dice “coño, vamos a comer frutas de temporada”. Muy minoritariamente también, como la gente que todavía compra discos. Empieza a haber cooperativas, gente que compra lo que se está produciendo en el campo, cerca de ellos, de temporada y que no tenga química. Pero muy minoritariamente, muy en contra de la corriente.

En mitad de la crisis, ¿echas de menos un movimiento de contestación cultural como lo pudo ser el movimiento hippie en los sesenta o el punk en los setenta?

Claro, claro que sí.

¿Por qué no se produce? Por ejemplo, el 15-M fue un movimiento de protesta pero no tenía un paralelo cultural o musical.

Lo tendrá, sin duda. No te preocupes, que lo tendrá. Ahora mismo, el poder está probando los límites del sistema. Hasta qué punto puede aguantar el ciudadano. En Grecia, en toda Europa, en todo el mundo en general. Esos límites pronto los sabremos. Habrá un movimiento de contestación. El 15-M ha sido la primera expresión espontánea, pero eso está empezando ahora, como los anarquistas utópicos empezaron en el siglo XIX a protestar contra la desaforada explotación de los trabajadores por parte del capitalismo industrial. Yo creo que esto está empezando, nada más. La gente aguanta porque cree en esto. Si la gente creyera que esto es mentira, que es falso, si supiera ver la realidad de lo que está pasando… la gente no aguantaría. Tenemos el poder para echar a toda esta gente fuera. La gente aguanta esto porque se lo cree, todavía se lo cree. Es un gran timo. Para que un timo funcione, el pueblo primero tiene que estar “atontaete”. Preparas la jugada y el tío cae en ella, porque no ve la realidad: “¿dónde está la bolita?”. La bolita está donde quiere el tahúr, no donde quiere el tío que va atontao por la calle. La realidad es una. Cuando John Lennon dice que “el mundo fuera como uno”, pero en valores de hermandad, solidaridad, sin ambición. Desgraciadamente estamos en todo lo contrario. Estamos todavía en los anti-valores contra los que luchaba Lennon. Todo lo que dice la canción Imagine hay que ponerlo al revés… y sigue siendo actual. “Imagínate un mundo sin cielo”… no, imagínate un mundo donde funciona el cielo, la Iglesia sin IBI, en el que funciona la ambición, el dinero, la crueldad, en el que funciona todo eso. El mundo es uno, pero de esta otra manera, y todos participamos de ese engaño. Porque todos, de alguna forma, esperamos obtener nuestro beneficio de este mundo. No hemos captado todavía el componente social de todo esto, de que verdaderamente no va a dar para que todos tengamos… lo que estamos haciendo ahora es un “sálvese quien pueda” y unos cuantos se están forrando a costa nuestra. La actitud tiene que ser otra, los recursos están muy limitados, tenemos que establecer otro tipo de civilización. Otro tipo de reparto de las tareas y otro tipo de compromiso social.

¿Eso cómo se consigue?

Pues eso se consigue planteándolo. Las disfunciones del sistema ni siquiera se están empezando a plantear. A lo más que llegamos es a “hay que mantener los puestos de trabajo”. Pero los puestos de trabajo ¿de qué? ¿Qué trabajo queremos que haga la gente en beneficio de la sociedad? Este trabajo que tú estás defendiendo, ¿es útil a la sociedad o no? O son puestos intermedios de la sanidad, que están creando un sueldo pero… ¿están colaborando en algo con la sanidad o no? Hay diez enfermeros, hay dos médicos… y hay cinco burócratas. Esos cinco burócratas, yo no los quiero. No hacen falta para la sanidad. Hace falta uno. Lo más de izquierdas que hay en España es defender a los mineros.

Si se empieza a plantear, ¿quién será el ejecutor del cambio? Muchos ciudadanos pueden pensar “me gustaría plantear este cambio” pero también se dicen “yo como ciudadano, ¿qué poder tengo, qué mecanismo tengo para producir un cambio?”

¡Ninguno! Ni tienes partidos que te defiendan ni organizaciones que te representen. Ninguno. Solamente funcionan las organizaciones del poder, del sistema egoísta, de ambición, del sálvese quien pueda. Nosotros no tenemos nada. Por eso estamos así, porque no tenemos herramientas.

¿Entonces la alternativa cuál es?

Construir esas herramientas. Las construiremos más rápidamente según vayamos viendo que nos hacen falta. Cuando nos sintamos cada vez más presionados, cuando la bota nos aplaste. Estamos aguantando ahí el tirón, y llegará un momento en que aguantaremos menos y nos rebelaremos. Y saldremos a la calle más. Y entonces nos concederán algo, siempre ha sido así en la historia de la Humanidad.

Entrevista completa en: http://www.jotdown.es/2012/08/kiko-veneno-si-existiera-la-cultura-la-gente-no-iria-a-votar/

Anuncios

Montoro cobra las dietas por alojamiento pese a tener 3 casas en Madrid.- Los ministros también se apuntan al ‘timo de las dietas’.

 

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro. EFE

No va a ser este un buen verano para los políticos. Más les vale disfrutar de sus vacaciones a escondidas, porque la ciudadanía está que trina. El tema de las dietas que muchos diputados cobran por alojamiento pese a tener una residencia en propiedad en Madrid está provocando muchos comentarios y quejas al ver que los recortes y derechos ciudadanos sufren tijeretazos después de cada Consejo de Ministros.

Primeros se conoció que son 62 los diputados que se llevan cada mes un sobresueldo de 1.823 euros en lo que Toni Cantó calificó como un ‘timo’. Después se supo que entre ellos figuraba el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien parece que no le vale con tener todos los gastos pagados por el derecho y privilegio de vivir en Moncloa… y ahora se ha destapado que alguno de los ministros incluso tiene varias viviendas en propiedad en la capital.
[Más: Así es el timo de 62 diputados con las dietas]

Hablamos del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien posee tres casas en Madrid como figura en su última declaración de bienes. El diputado por Sevilla es dueño de un chalé adosado en la Sierra, que adquirió en 1988; otra propiedad que recibió en herencia en 1997, y una tercera residencia valorada en unos 360.000 euros y que compró en 2005 tardando en pagarla menos de siete años.

Y si un día se harta del bullicio capitalino, se puede ir a Alicante donde también tiene otra casa. Donde no quiso echar raíces es en su Jaén natal ya que allí no posee ninguna propiedad.

El ‘timo’ de Montoro es doble. Tiene casa en Madrid y cobra dietas por vivir en Madrid. Exactamente 870,56 euros.

Pero también cobra el suplemento existente para diputados elegidos fuera de Madrid que es de 946 euros más. Lo hace porque el PP lo colocó en las listas de Sevilla, pese a que él es jienense. Lo que no cobra es el sueldo de diputado ya que cobra el de Ministro, que es más elevado. Cobrar ambos, por si a alguna de sus señorías se le ha pasado por la cabeza, está prohibido por la Ley de Incompatibilidades que se antoja insuficiente a la vista de los últimos acontecimientos.
[Relacionado: Los ministros también se apuntan al ‘timo de las dietas’]

Los ministros también se apuntan al ‘timo de las dietas’

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a Sáenz de Santamaría. EFE

Resulta que no solo hay diputados rasos que cobran la ayuda de 1.823 euros mensuales para afrontar gastos de alojamiento y manutención pese a vivir en Madrid. Hasta cuatro de los 13 ministros del Gobierno de Rajoy, incluida la vicepresidenta primera, forman parte del ‘timo de las dietas’ que denuncia UPyD. Los casos más curiosos los protagonizan el presidente del Gobierno y el Ministro de Justicia.

En el caso de Mariano Rajoy, cobra la dieta a pesar de que es público que reside con su familia en el palacio de La Moncloa. Un privilegio reservado a los presidentes del Gobierno que incluye todos los gastos derivados —comida, luz, agua, mantenimiento…-. Vamos, que sus dietas se las ahorra enteritas.


El otro caso curioso es que uno de los ministros que también percibe ese extra a final de mes es Alberto Ruiz-Gallardón, quien, por motivos obvios, también posee una residencia en la capital. La misma que ha ocupado durante su etapa de exalcalde de Madrid. Sin embargo, este detalle no le hace renunciar a las dietas, y eso que se ha mostrado a favor de reducir gastos.

Los otros cuatro parlamentarios madrileños del Gobierno –Sáenz de Santamaría, Arias Cañete, Ruiz-Gallardón y Matotienen piso en la capital. La vicepresidenta, por ejemplo, posee un apartamento y comparte con su marido la propiedad de una vivienda. El resto de los ministros-diputados, que se presentaron a las elecciones en otras provincias, también tienen su residencia en Madrid, pese a lo cual cobran 1.823,86 euros mensuales en ayudas para alojamiento y manutención.

Según ha desvelado El Confidencial, ninguno de ellos cobra el sueldo de parlamentario -la ley les prohíbe percibir dos retribuciones públicas-, pero sí las dietas que no tienen carácter salarial y están exentas de tributación.

Unas dietas que se suman a sus sueldos. En el caso del presidente del Gobierno, 72.600,36 euros anuales; la vicepresidenta, 68.268,50; y los ministros, 64.053,79 euros.

Sueldos que, de momento, no han sido recortados ni por vía directa, como el de los funcionarios en el Congreso de los Diputados, ni por voluntad propia, como los del Rey y el Príncipe.

Caso Paya: el español Pablo Casado (Presidente de NNGG), el agente detrás de la operación fatal

 

 

El presidente de Nuevas Generaciones del PP, el diputado Pablo Casado Blanco instruyó a Carromero de su misión contrarrevolucionaria en Cuba.

Internacional | Jean-Guy Allard-Tercera Información | 03-08-2012 |

El presidente de Nuevas Generaciones del PP, el diputado Pablo Casado Blanco, que instruyó a Carromero de su misión contrarrevolucionaria en Cuba, es un puro producto de estas grandes escuelas norteamericanas donde la CIA recluta sus agentes que luego sitúa en la jerarquía política de su país de origen.

Abogado formado en Madrid, Casada Blanco obtuvo luego un Certificado de Estudios Legislativos del Government Affairs Institute de la Universidad de Georgetown (Washington DC), y con el Programa Ejecutivo DGP de la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard (Boston). Ha sido no alumno sino profesor en el Global Leadership and Competiviness Program de la Universidad de Georgetown (Washington DC). Cantera de la CIA, Georgetown es el alma mater de varia “glorias” de la inteligencia yanqui.

Presidente de las NNGG desde el año 2005, vocal de la Junta Directiva Nacional del Partido Popular, Miembro del Comité Ejecutivo madrileño del PP, Casado es un ex Asesor del ex presidente del Consejo José María Aznar y de su fundación injerencista FAES que dirigió.

Casado fue el cachorro privilegiado de Esperanza Aguirre, la “Prima Donna” del PP madrileño y jefa de la Comunidad de Madrid. Aguirre es la politiquera ultraderechista que lidera las campañas de difamación contra Cuba en España, al lado del agente CIA y terrorista prófugo cubano Carlos Alberto Montaner.

En diciembre del 2008, Casado Blanco se jactó en la prensa española de haber efectuado un viaje a La Habana para reunirse “de forma clandestina” con Oswaldo Payá y “representantes de las Damas de Blanco”.

POR FACEBOOK, SE DAN CITA EN UN RESTAURANTE DE MADRID

Casado Blanco fue quién ordenó a su subalterno de las NNGG Angel Carromero de contactar con la española Muriel Aguado, residente en Suecia y también miembro del Partido Demócrata Cristiano Sueco.

Según el comunicado oficial cubano, fue de Aguado que “recibió instrucciones, el dinero a entregar y un teléfono celular programado con los números necesarios” para su expedición secreta en Cuba.

El modus operandi que describe el relato de la aventura fatal corresponde escandalosamente a una operación de inteligencia. Bajo instrucción de Muriel Aguado, Carromero contactó al sueco Aron Modig, que será su cómplice, mediante Facebook “y luego se conocieron en un restaurante madrileño”.

Carromero es vicesecretario general de Nuevas Generaciones del PP en Madrid, organización que colabora con frecuencia con la Aguirre, que – como Casado Blanco – tiene libre acceso a los salondes de la Embajada de EEUU de Madrid, y que subsidia anualmente con decenas de miles de euros las pandillas anticubanas de la capital española.

Aron Modig confesó públicamente en La Habana haber viajado a Georgia, USA, poco antes del viaje a Cuba, para consultar con el IRI y el NDI, subsidiados por la USAID, y conocidos patrocinadores de varias operaciones millonarias de desestabilización contra la Revolución cubana, desde muchos años.

EL CACHORRO DE ESPERANZA AGUIRRE

Casado se ha hecho conocer en el PP por sus ataques sucios a a los socialistas y a los “carcas” de izquierda.

Cuando Aznar buscó un cabezón para su Fundación FAES, colaboradora del Departamento de Estado en varias operaciones de destabilización en América Latina, se fijó en este protegido de Esperanza Aguirre.

Aznar y Aguirre acudieron a la boda del joven político proamericano en la localidad valenciana de Elche con Torres Orts. Según Elsemanaldigital.com, “Casado sentó a ambos en la primera fila de la Iglesia donde el obispo de la diócesis ofició la ceremonia”.

En el 2005, Aznar fue uno de los asistentes al Congreso en el que Pablo Casado fue reelegido como presidente de Nuevas Generaciones. El pupilo de Aguirre pronunció entonces frases como “los de izquierdas están todo el día con la guerra del abuelo, con la memoria histórica, con el aborto, la eutanasia y la muerte, cantando la Internacional, que se cantaba cuando había 100 millones de muertos en el siglo pasado” o “los jóvenes del PP no idolatran a asesinos como el Che”.

PAGAN LA CUENTA DE SU ERROR GARRAFAL

Reconociendo implícitamente la responsabilidad de sus cuadros en la fatídica aventura, el Partido Popular español anunció que pagará el abogado que lo defenderá en el caso de doble homicidio en el cual se encuentra ahora imputado.

La embajada española en Cuba ha contactado ya con dos letrados que pudieran encargarse de la defensa del español en caso de que la Fiscalía determine que debe someterse a juicio por ser él el que conducía el vehículo accidentado. La tragedia ocurrida en Bayamo, a casi 800 kilometros de La Habana, terminó con la vida de Payá y de su amigo Harold Cepera.

El PP aparentemente no tiene intención alguna de pagar indemnizaciones a las familias de las víctimas de la operación que sí autorizó, orientó y financió.