¿Aguantará la monarquía?

 

día 27.2.12

El veterano periodista Iñaki Gabilondo se pregunta hoy en su videoblog, publicado en ‘El País’, si aguantará la monarquía tras el ‘caso Urdangarin’, en un momento excepcional de “tensiones sociales” provocado por la crisis económica.

Hasta el momento el debate tenía un carácter más bien técnico. ¿Soportará España el paso de Juan Carlos a Felipe de Borbón, el paso del juancarlismo a la monarquía propiamente dicha? Pero ahora el tema está ya basado en las conversaciones de a diario, no sólo en los grandes salones, si no en las conversaciones de bar, en cualquier tipo de reunión ¿Aguantará la monarquía, el caso Urdangarín va a derribar las posibilidades del futuro de Felipe de Borbón? Es muy difícil responder, pero hay cuatro o cinco variables que si podríamos ahora colocarlas ahí, porque sin duda nos estamos jugando muchas cosas, por supuesto la familia real, pero desde luego también y por supuesto toda España.

Por un lado el momento, en el que se producen los acontecimientos, hemos de recordar que el caso Urdangarín no ha provocado un estrago que estemos ahora midiendo, sino que el caso Urdangarin ha comenzado a provocar estragos que va seguir produciendo durante tiempo, porque la aventura judicial de Urdangarín va a ser larga durante todo ese tiempo va a seguir el proceso de erosión, de forma que no podemos hablar de un episodio ya concluido que estamos analizando, sino de un episodio que va a seguir obra dando las posibilidades de la monarquía.

Concedemos mucha importancia también a los factores de la estabilidad política, en este momento el Partido Popular, el Partido Socialista, CIU o el PNV no están por la labor de desencadenar un debate Monarquía ó República. Pero desde luego sus rincones más extremos podrían estar empujando, desde luego saben ustedes que la extrema más derecha del Partido Popular aprieta siempre en esta dirección y la izquierda más izquierda empuja un poco, pero podría terminar empujando más.

Los factores que pueden alterar este actual juego de equilibrios pueden estar relacionados también con la situación económica y con la tensión social, no es lo mismo hablar de este tema en un momento de gran serenidad política y económica, que en un momento en el que estén las calles incendiadas, ardiendo o enormemente tensas, que ojalá no ocurra, pero que podría llegar a ocurrir, dadas de las enormes complicaciones de la vida económica y social ahora mismo, todas estas variables van a jugar un papel determinante y va a jugar igual un papel determinante el comportamiento de la familia real a partir de ahora.

La familia real ha ido abriendo fisuras, algunas de las cuales han sido notables, nosotros consideramos que ha sido muy notable la fisura que abrió las declaraciones de la reina a Pilar Urbano y por las cuales se fue colando ya una gran cantidad de curiosidad, que fue entonces husmeando también territorios del pasado que parecían más o menos discretamente velados, pero convertidos ya en asuntos de conversación popular, las relaciones del rey con la reina, lo bien o mal que se llevan, las historias de amores o amoríos, los encuentros entre las infantas, enfrentamientos o no, todo este tipo de episodios, ha dejado temblando ya a la institución monárquica que a partir de ahora será cosa de ver cómo reacciona ante este caso, el prietas las filas parece que está tratando de dibujar pero se mantendrá o no, los procesos de dignidad ante todo lo que ahora se avecine van a jugar un papel importante en la imagen juego icónico ante la sociedad, Urdangarín paseando con majestad, absolutamente despavorido pero manteniendo su serenidad ayer, fue un punto ante la opinión pública, a partir de ahora los comportamientos, los gestos van a ser determinantes.

Felipe de Borbón se juega el futuro, en España nos jugamos mucho el futuro en función de lo que pase con Felipe de Borbón, que Felipe de Borbón querrá seguramente querrá estrangular a Iñaki Urdangarín es muy fácil de pronosticar, pero como verán vivirse las tensiones en el interior de la familia real, va a ser algo que va a jugar un papel junto a los equilibrios políticos, las tensiones sociales y la evolución por erosión del caso Urdangarín, en esta pregunta que ya en todos los comedores de España ¿Aguantará la monarquía?.

Iñaki Gabilondo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.