Austeridad a la francesa: los ministros de Hollande rebajan su sueldo un 30%

Austeridad a la francesa: los ministros de Hollande rebajan su sueldo un 30%
Todo el Ejecutivo francés ha firmado una “carta de deontología”: se
rebajan el sueldo y aceptan reglas contra privilegios y nepotismo.
Primer Consejo de ministros para el presidente François Hollande
Primera medida muy simbólica para el nuevo Gobierno francés: todos sus
miembros, elegidos por el primer ministro Jean-Marc Ayrault, han
firmado este jueves una “carta de deontología” en la que han
consentido una rebaja de su sueldo de un 30%. A partir de ahora, la
remuneración del presidente François Hollande como la del primer
ministro pasan de 21.300 euros brutos al mes a 14.910 euros. Todos los
ministros, que ganaban 14.200 euros brutos, tendrán que ‘conformarse’
con 9.940 euros al mes.
No sólo es la primera decisión del Gobierno galo, sino también una
promesa que cumple François Hollande, que se comprometió en crear un
Estado imparcial. “Es cuestión de ejemplaridad” dijo el nuevo primer
ministro este miércoles en la televisión francesa. La carta de
deontología, que cada ministro ha tenido que firmar al final del
primer Consejo de ministros, define reglas de trabajo muy estrictas
desde el interés económico o el nepotismo hasta incluso la forma de
desplazarse.
Ninguna intervención a favor de un familiar o cercano
Preparado durante la campaña por el equipo de Hollande, el documento,
que revela el diario Le
Monde<http://www.vozpopuli.com/admin/noticias/lemonde.fr/election-presidentielle-2012/article/2012/05/17/une-charte-de-deontologie-pour-les-ministres_1703180_1471069.html>,
impone condiciones estrictas de trabajo para los ministros. Ningún
regalo de más de 150 euros, ninguna invitación privada para ellos son
los primeros requisitos. Igualmente, cada miembro del Gobierno se
compromete en hacer una declaración de intereses para prevenir
“cualquier sospecha de interés privado”. En este sentido, tendrán que
renunciar a cualquier participación en un organismo cuya actividad
interesa su ministerio y, sobre todo, “se abstendrán absolutamente de
cualquier intervención en relación a la situación de un familiar o de
un cercano.”
En conclusión, el documento recuerda a los ministros que deben
renunciar a los mandatos ejecutivos locales que tienen y que “sólo los
gastos directamente relacionados al ejercicio de sus funciones serán
encargados por el Estado”. La carta también impone que los
desplazamientos de menos de tres horas tendrán que efectuarse en tren
y que, excepto caso particular, los ministros efectuarán “sus
desplazamientos en coche con discreción y respetando las normas de
tráfico.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.