Por si no había bastante, ahora le toca al fuego.

 

Comparte

incendioValencia

Un incendio de estas dimensiones es, seguramente uno de los espectáculos más tristes que existen. Pero es más triste si cabe cuando te queda la duda de qué hubiera pasado sin los recortes que ha sufrido prevención de incendios y brigadistas. Qué pena que por tan poco nos quede esta duda, y por tantísimo no tengamos esa posibilidad en el caso de los bancos.

Ya se sabe… la naturaleza no importa, porque no es demasiado grande para caer.

P.B.

JOSÉ M. VIGARA/LEVANTE-EMV.COM VALENCIALa Comunitat Valenciana vive un desastre ecológico de consecuencias incalculables. Dos incendios continuan arrasando miles de hectáreas en el interior de Valencia y en la comarca del Alto Palancia de Castelló. El siniestro originado en Cortes de Pallás el jueves, ya se extiende a otros once municipios: Dos Aguas, Yátova, Macastre, Turís, Montroi, Real de Montroi, Alborache, Tous, Carlet, Catadau y Llombai.. Chalés y casas de veraneo arrasadas por las llamas, incluso granjas de animales, son parte del primer balance más terrible.

Paralelamente, el siniestro originado hacia las 17 horas en la tarde del viernes en Andilla, avanza con efecto devastador afectando a los términos deAlcublas, Villar del Arzobispo y Llíria hasta saltar a la provincia de Castelló donde se lucha contra las llamas en Sacañet, Teresa, Altura y Bejís. A falta de cifras oficiales, las llamas han arrasado miles de hectáreas. En el incendio de Cortes y Dos Aguas, podrían haber ardido no menos de 30.000 hectáreas.Las cenizas y el humo son visibles y perceptibles en gran parte del área metropolitana de Valencia. Mientras, en el de Andilla, tal como señalaba un abatido alcalde de Alcublas, Manuel Civera, se podrían haber visto calcinadas no menos de 20.000 hectáreas.

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, se ha reunido esta mañana con los alcaldes de los municipios afectados por este fuego (Alcublas, Jérica, Llíria, Sacanyet, Altura, Bejís y Andilla) en el Puesto de Mando Avanzado de Villar del Arzobispo.

Según ha indicado, la estrategia de extinción se centra en tres puntos: crear una zona de protección para que el fuego no se adentre en la Calderona, frenar el fuego con medios aéreos y terrestres en la localidad de Higueruelas y evitar que las llamas se dirijan hacia las poblaciones de Llíria y Casinos.

Los dos siniestros han obligado a cortar hasta 15 carreteras y ponen en riesgo muy grave los parques naturales de la Serra Calderona y el de Espadà. Así, el humo y polvo procedente del fuego de Cortes ha provocado el corte de la CV-425 y la CV-429 en Macastre, la CV-428 en Cortes de Pallás y la CV-435 en Dos Aguas.

En el caso del incendio originado en Andilla, ha ocasionado el corte de la CV-345 y CV-341 en Villar del Arzobispo, la CV-235 en Teresa, la CV-245 en Altura, la CV-241 y CV 235 en Sacanyet, la CV-343 en Higueruelas, la CV-236 en Toras, la CV-245 en Casinos y la CV-342 en Oset.

El número de evacuados, solamente en el de Cortes, era de un millar, con especial atención al centenar de personas de Dos Aguas y de las urbanizaciones Turís, que durmieron en un centro de día de Turís, del viernes al sábado.

En el de Andilla, el número de evacuados no debe ser inferior a 700 afectados. En Andilla sólo, se evacuaron unas 200 personas, de las que un centenar pasó la noche del viernes en Villar del Arzobispo, en un colegio público. Ayer algunos aún no habían podido volver a sus casas.

En la zona de Castelló, sólo entre los pueblos de Sacañet, Teresa y Bejís, que fueron evacuados también ayer por la tarde, suman medio millar de vecinos. En la parte cercana a la Calderona, en Gátova y Marines, también hubo desalojos preventivos. En total, los municipios afectados por el fuego son al menos 15, en Valencia, 9, y en Castelló, 6. Los evacuados por ambos desastres sumarían no menos de 1.700 personas.

Las condiciones climáticas adversas, la sequedad ambiental y las elevadas temperaturas, junto a rachas de viento intensas y cambiantes, dificultaron en ambos casos las tareas de extinción.

Ambos incendios continúan activos. El de los Serranos, ahora en el Alto Palancia, descontrolado, tras avanzar en unos 40 kilómetros en línea recta. El de Cortes, continuaba en la Ribera. Castellano explicó respecto a este segundo suceso que los trabajos de extinción se centraron ayer en tres puntos: “En la zona de Llombai, en detener el avance del incendio hacia de Motrotón y en evitar que entre en la Sierra de Martés”.

Derroche de solidaridad
Uno de los datos positivos de la jornada fue el derroche de solidaridad que recibieron quienes se vieron forzados a abandonar sus casas y a dormir fuera de sus hogares. En pocas horas consiguieron alimentos, mantas, toallas y demás enseres tanto en Villar del Arzobispo -los procedentes de Andilla- como en Turís -los de Dos Aguas-.

En la jornada del viernes, las brigadas concentraron sus esfuerzos en evitar que el siniestro de Cortes afectase a la Reserva Natural de Caza de la Muela de Cortes, mientras que ayer la mayor preocupación era que el fuego proveniente de Andilla, no afectase a la Serra Calderona ni a la Serra Espadà, ya en Castelló. De hecho, en la base militar de Marines se concentró un notable contingente de maquinaria pesada para cerrar el paso a las llamas hacia la Calderona si procede.

Imputados los autores de Cortes
Por último, la titular del juzgado número 3 de Requena acordó ayer la libertad provisional para los dos detenidos por el incendio originado en Cortes de Pallás. Según indicaron fuentes del TSJCV, los detenidos pasaron a disposición judicial y prestaron declaración en relación al incendio. Ambos, han sido imputados por imprudencia. Son dos operarios, que colocaban unas placas solares en una vivienda.

Fuente: http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2012/07/01/recortes-avivan-fuego/917193.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.