La UE destina 130 mil millones de euros para un plan de crecimiento

 
Por Julio Algañaraz
Es el 1% del PBI del bloque y saldrá de un tributo a las operaciones financieras.

Minicumbre. Merkel, junto al español Rajoy, el francés Hollande y el italiano Monti, ayer al hacer el anuncio.
 
Compartir
RELACIONADAS

Roma. Corresponsal – 23/06/12

Como la premier alemana Angela Merkel estaba apurada porque debía viajar a ver el partido de fútbol Alemania–Grecia de anoche, duró solo una hora y media el encuentro en Roma de los líderes de los cuatro principales países de la Eurozona de 17 naciones, que utilizan el euro como moneda única. Los cuatro anunciaron su respaldo a un paquete de medidas de expansión económica por 130 mil millones de euros, el 1% del PBI del área. Demasiado poco, pero suficiente para justificar que se hace lo que se puede.

También auspiciarán que la reunión cumbre de la Unión Europea del jueves-viernes de la semana próxima en Bruselas, apruebe el impuesto del 1% de las transacciones financieras y afirmaron que el euro “es irreversible” .

Las demás decisiones fueron solo auspicios porque hay discrepancias de fondo entre Alemania y sus socios acerca de cómo financiar la crisis para salir adelante.

James Tobin, economista norteamericano, Premio Nobel, propuso la tasación que lleva su nombre en 1972. Teóricamente, la “Tobin tax” debería producir 166 mil millones de euros al año, aunque los analistas internacionales sostienen que la recaudación será mucho menor . Además de Merkel, los otros tres participantes fueron el anfitrión, primer ministro Mario Monti, el presidente francés François Hollande y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.

Angela Merkel, democristiana, dijo que “daremos algunos pasos adelante en las políticas de crecimiento, pero no hay que olvidar que crecimiento y finanzas sólidas son dos lados de la misma medalla”. El presidente francés, François Hollande, socialista, le retrucó en la conferencia de prensa final que los cuatro dieron en la suntuosa villa Madama: “Querer el crecimiento significa que la seriedad en los balances no sea austeridad. Yo soy contrario a la austeridad”.

Las rígidas medidas de austeridad fueron impuestas por Alemania y han asfixiado a los países europeos en los últimos dos años, sobre todo a los más débiles. Desde el triunfo en las recientes elecciones de Hollande, la música ha cambiado.

Ahora predominan los llamados a la reactivación económica . “Por este euro queremos luchar, hagamos todo lo posible para que sea nuestra divisa común. Pero para ir adelante debemos tener una política coherente. Hablo de una unión política más fuerte”. El español Mariano Rajoy fue el más preciso: “Queremos una unión política, económica, bancaria y fiscal”.

Esta es la clave del descalabro actual de la Unión Europea de 27 socios, pero en particular de los 17 de la Eurozona. Desde que nació la moneda única había que acelerar la unificación y la armonización en las áreas económicas. Se han perdido doce años. Ahora que el euro y Europa entera pueden terminar en el desastre, se reclama un golpe de timón gigantesco . Hacer en poco tiempo lo que no se hizo en tanto tiempo. Frau Merkel dijo que para “mutualizar” las garantías financieras, hacer nacer los eurobonos con el que todos sueñan y que Alemania detesta, es necesario que haya cesión de soberanías, políticas económicas, bancarias y fiscales comunes.

El problema es cómo dar vida a instrumentos de financiación con garantías. Los alemanes creen que terminarán ellos pagando la fiesta. Pero los otros apuran. El premier italiano Monti recordó que si la semana próxima las cosas van mal en la cumbre de Bruselas (la hipótesis no es remota), los resultados pueden ser fatales para su gobierno, que camina por la cornisa por el malestar social. Ayer Roma y Milán fueron semiparalizadas por huelgas, que influyeron mucho en los transportes.

Clarín X

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.