¿Que no hay alternativa? ¡Hacer lo correcto, idiota!

 

Comparte

[Clinton en su campaña electoral de 1992, defendiendo su modelo, no paró de repetir la frase “Es la Economía, idiota”, que luego se convertiría en todo un icono.]

No comprendo nada. Esta es la sensación que tengo en muchas ocasiones.Últimamente, y mirando la situación, no paro de preguntarme si no estamos locos en este mundo en que vivimos. La verdad, no acierto a comprender el modo de pensar de algunas personas y menos aún ciertas actitudes y comportamientos: banqueros que se van con indemnizaciones millonarias después de hundir su empresa, políticos que no son capaces de asumir sus propios errores o de cumplir sus promesas, responsables de altos poderes del Estado que no tienen ni el más mínimo reparo en justificar gastos privados a cargo del dinero público, miles de familias desahuciadas de su hogar mientras “los de siempre” “apañan” un rescate multibillonario para una banca culpable de la situación…

¿Cómo hemos podido llegar a esto? ¿Cómo podemos ahora aceptarlo sin mover un dedo por lo que es correcto? ¿Cómo no entendemos que es momento de dejar atrás los viejos patrones de aceptación borrreguil?

Lamentablemente, estamos tan metidos en nuestra visión reducida del mundo, la que me afecta a MÍ solamente, que perdemos la perspectiva. Por eso resulta tan fácil quedar atrapados en las dicotomías dialécticas de las ideologías, los métodos y las opiniones (de derechas o de izquierdas, de austeridad o crecimiento, católicos o laicos…). Siempre nos dan dos opciones para que elijamos: MI Mundo en blanco y negro (ME han bajado el sueldo, ME han subido la luz, ME he quedado en paro, ME hacen pagar los medicamentos, ME han aumentado las horas de trabajo, ME, ME, ME…)

Hemos de ser capaces de dar unos pasos hacia atrás y contemplar el paisaje en su conjunto. Entonces sí que NO podemos quedarnos de brazos cruzados. En ese momento, MI Mundo deja de ser en 2 colores, y adquiere miles de matices: la de la realidad de la Injusticia que se nos inflige como sociedad, como comunidad. No caben entonces engaños.

Hace unos días, escuchando una conferencia (los cascos inalámbricos son la mejor herramienta de la supermujer-maruja-trabajadora-familyflauta) me topé con la siguiente cita de Martin Luther King:

“La cobardía pregunta… ¿es seguro?
La conveniencia pregunta… ¿es políticamente aceptable?
La vanidad pregunta… ¿es popular?
Pero la conciencia pregunta… ¿es lo correcto?

Y llega una hora en la que la persona debe tomar una posición
que ni es segura, ni es políticamente aceptable, ni es popular,
pero debe ser adoptada porque
ES LO CORRECTO.”

Esto es lo que he estado buscando. No hay duda. Se puede decir más alto, pero no más claro.

http://familiade3hijos.blogspot.com.es/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.