No vuelvo.

Yo no tengo que fingir
no tengo que pensar
lo que Otro quiera
No tengo que sonreír
ni mirarte
si no quiero
Debes saberlo:
No vuelvo
no
porque no pueda
sino porque no quiero
Avísame
cuando requieras:
más tiempo
más atención
más dinero
más sexo
Para entonces
espero estar tan lejos
que tu búsqueda sea
solitariamente abrumadora.
Aún más que la mía.
Debes saberlo:
No vuelvo
no
porque no pueda
sino porque no quiero
Quisiera mencionar
tu mejor valor
Pero no me sirves
ni en la cama
ni en secreto
ni en discusión
Debes saberlo:
No vuelvo
no
porque no pueda
sino porque no quiero
Quién asegura
que tu mano tendida
es signo de bondad
Es sólo
gesto agresivo
de soledad
Debes saberlo:
No tengo que sonreír
ni mirarte
y no vuelvo
porque ya no quiero

 

Johanna Godoy

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.