El conflicto entre el hijo de Cela y Marina Castaño parece que llega a su fin (Ideal Digital‎ – hace 5 horas)

El hijo de Cela y Marina Castaño liquidan su conflicto con una sentencia millonaria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El conflicto entre el hijo de Cela y Marina Castaño parace que llega a su fin. O al menos ha culminado un paso importantísimo para su resolución.

Camilo José Cela Conde, único hijo del escritor Camilo José Cela , ha agradecido el interés mostrado en torno a la sentencia que ha condenado a la viuda del Nobel, Marina Castaño, a pagarle más de cinco millones de euros por derechos de herencia, si bien ha eludido pronunciarse con más detalle al respecto alegando, que la resolución “no es firme y puede recurrirse ante el Supremo”.

En este sentido, Cela Conde ha aseverado así que el fallo dictado por la Audiencia Provincial de Madrid aún puede ser impugnado, puesto que contra el mismo cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo o extraordinario por infracción procesal. “En su día, al publicarse la sentencia en primera instancia, sostuve que no diría nada mientras no terminase del todo el procedimiento”, ha incidido el demandante.

A pesar de ello, el hijo de Cela , catedrático del departamento de Filosofía de la Universitat de les Illes Balears (UIB), ha agradecido el interés desplegado en torno al proceso por el que, finalmente, la viuda de su padre deberá abonarle más de cinco millones de euros por los bienes patrimoniales que dejó el Nobel al fallecer y el importe de las donaciones realizadas en vida.

Mediante la sentencia, la Sección 21 de la Audiencia madrileña ha rechazado los recursos de apelación interpuestos por la Fundación Camilo José Cela y Marina Castaño contra la resolución de instancia que, a principios de 2010, falló a favor de Cela Conde.

Y es que el Juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid estimó en un auto dictado el 11 de enero de ese año la demanda presentada por el hijo del académico para reclamar las dos terceras partes que le correspondía de la herencia de su padre, que falleció en 2002.

La demanda

En la demanda, el hijo del novelista denunció que no había recibido en condición de legitimario lo que por legítima le correspondía al no cubrir sus derechos legitimarios la donación de un cuadro al óleo titulado ‘El Cuadro Rasgado’, de Joan Miro.

Así, el juez le dio la razón y anuló los contratos de cesión de los derechos de explotación de la propiedad intelectual de la que Cela era titular a las mercantiles ‘Palabras y Papeles S.L.’ y a ‘Letra y Tinta’. Su valor ascendía a 3,9 millones de euros.

Asimismo, declaró que la donación efectuada por el autor de ‘La Colmena’ a la Fundación Camilo José Cela de 3,7 millones de euros debía ser reducida a 1,1 millón de euros.

De este modo, condenó a ‘Letra y Tinta’ a reintegrar al hijo de Cela los derechos de explotación de la propiedad intelectual del escritor, junto con “todos los rendimientos obtenidos por tal concepto desde su fallecimiento”.

Y condenó a la Fundación Camilo José Cela a reintegrar al hijo de Cela los bienes donados a dicha Fundación por un importe que asciende a 1,1 millón de euros. Además, añade los 3,9 millones de euros de los derechos de explotación intelectual.

Veremos cómo acaba la cosa entre ambos, teniendo en cuenta que todo parece indicar que la ocas no ha acabado aquí aun.

Marina Castaño debe pagar al hijo de Cela 5,1 millones por la herencia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.