La comida rápida te puede provocar una depresión.

 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la Universidad de Navarra establecen una relación peligrosa entre la comida rápida y la depresión. ¿Qué opinas?

El estudio, que contó con cerca de 9000 participantes a lo largo de 6 años, determina que cuanta más comida rápida (hamburguesas o pizzas) se consume más cerca se está de caer en una depresión.

No es la primera vez que los científicos han encontrado una relación entre la depresión y la comida rápida. En 2011 investigadores de la Universidad de Maryland informaron de resultados similares en un estudio sobre las mujeres de edad media.

En dicha investigación,  las mujeres con síntomas depresivos se alimentaban de comida rápida más a menudo que las mujeres que no tenían síntomas de depresión.

Los científicos siguen investigando a fondo los efectos de la ‘fast food’. Por un lado, un cuadro de depresión podría aumentar las probabilidades de elegir un “drive-thru” ( ventanilla para que los clientes no tengan ni que bajarse del coche para comprar su hamburguesa) en vez de comer en el establecimiento.

Cuando se está deprimido, es complicado encontrar la motivación y energía para llevar un estilo de vida saludable y cuidar de uno mismo.

Por Monica De Haro | Salud y bienestarjue, 12 abr 2012 12:40 CEST

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.