Matas no ingresará en prisión, eso es de pobres. La Fiscalía no lo pedirá

 

La Fiscalía rechaza pedir el encarcelamiento de Matas

La Fiscalía Anticorrupción rechaza pedir el encarcelamiento del expresidente de Baleares Jaume Matas, condenado a seis años de cárcel por fraude a la Administración, de falsedad en documento oficial, de falsedad en documento mercantil, tráfico de influencias y prevaricación en el primer juicio del ‘caso Palma Arena’.

El Ministerio Público, que sí que tenía previsto reclamar el encarcelamiento si la pena superaba los cinco años, ha cambiado sorpresivamente de opinión y alega que aparentemente no existe riesgo de fuga en el caso de Matas ni del otro condenado a penas de más de dos años, el periodista Antonio Alemany, puesto que ambos nunca han “manifestado voluntad de rebeldía frente al juzgado”.

Aunque en su escrito ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial el fiscal Pedro Horrach reconoce que “nunca puede descartarse la posibilidad de que, de mantenerse la situación de libertad, un condenado opte por ponerse fuera del alcance de la administración de justicia”, el representante del Ministerio Público cree que las elevada fianza millonaria que afronta Matas, amén de la retirada del pasaporte y las comparecencias quincenales, son suficientes garantías de que no escapará.

Los tres magistrados de la Sección Primera consideran a Matas culpable de malversación, prevaricación, falsedad documental y fraude a la Administración (una condena única cinco años y tres meses) a los que suman otros nueve meses más por tráfico de influencias.

Amaños de contratos y facturas

La sentencia conocida considera probado que el que fuera jefe del Ejecutivo insular entre 1996 y 1999 y entre 2003 y 2007, amén de ministro de Medio Ambiente con José María Aznar (2000-2003), junto a sus subordinados, amañó varios contratos, facturas y subvenciones para beneficiar de forma arbitraria e irregular al articulista del ‘El Mundo’ Antonio Alemany y a sus sociedades con fondos públicos por valor de 650.000 euros (200.000 por escribir sus discursos de forma encubierta y 450.000 en ayudas a su agencia de noticias). Según el fallo, Matas urdió la “estratagema” para pagar bajo cuerda regularmente a Alemany, que así no debía abandonar su puesto en el periódico. Desde ese rotativo –señala la resolución- el periodista pudo seguir haciendo su “crónica político-social” que por “afinidad ideológica con el Partido Popular iba a comportar naturalmente un beneficio, sea al partido o al presidente”.

Por esos hechos, además de Matas, son condenados el propio Alemany (tres años y nueve meses); Joan Martorell, ex director general de Comunicación (un año y seis meses); y Miguel Romero, dueño de la agencia que intermedió en la contratación del periodista (un año y 45 días). Las exjefas de gabinete de Matas, Dulce Linares y María Umbert, han sido absueltas.

Fuente: http://www.eldiariomontanes.es/rc/20120321/mas-actualidad/nacional/fiscalia-rechaza-ingreso-prision-201203211338.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.