La exageración empequeñece.

Todo aquello que se exagera, por lo mismo se empequeñece.  Y si es vanidoso lo humillo; si es humilde le ensalzo. Siempre he de contrariarle, hasta que comprenda que es un monstruo incomprensible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.