¿Estamos locos?

¿Estamos locos? ¿Hay algún verdadero economista al mando de esta nave a la deriva?

Como decía Groucho Marx “la política es el arte de buscar los problemas, no encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar los remedios equivocados”.

El ajuste fiscal vía recortes que pretende hacer el Gobierno para cuadrar el Déficit Público es un claro ejemplo de esta incoherencia.
Nos metemos de lleno en un problema: Reducir el déficit un 4% en UN AÑO = Menos gasto en inversiones… Para hablar de Consumo y de Ahorro es necesario generar Rentas. Y las rentas son generadas por la inversión…que puede verse frustrada si las expectativas de los empresarios son pesimistas. Y ¿Quién puede ser optimista en estos momentos? Está claro que el Gobierno necesita, además, aumentar sus ingresos con más impuestos!

Y el diagnóstico es claramente erróneo. Damos por válidas las directrices de Berlín, y la situación económica alemana, y su nivel de empleo, es radicalmente distinta frente a la debilidad del resto de la zona Euro (Suecia, Dinamarca e Inglaterra serían un claro ejemplo, junto a Islandia, del beneficioso apoyo de una moneda propia en tiempos de crisis…) y el catastrófico paro en España…el más importante de la UE!

Los remedios, es OBVIO, son EQUIVOCADOS. La “Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero” de Keynes abogaba por políticas económicas activas por parte del gobierno para estimular la demanda en tiempos de elevado desempleo, por ejemplo a través de gastos en obras públicas…

Keynes decía que la causa real del desempleo era el insuficiente gasto en inversión.

Cuando una economía entra en crisis es porque se va desinflando el famoso “Flujo Circular de la Renta”… tanto el consumo, porque no hay ingresos (Renta) debido a que las empresas (y comercios etc.) no venden (y despiden empleados), como la producción de las mismas debido a la falta de confianza. Es en ese momento cuando hace falta un acelerador que permita volver a lanzar esa complicada maquinaria, sus engranajes, para ponerla en movimiento…

Y ahora estamos frenando la locomotora…

Mark de Zabaleta
Licenciado en Económicas y Doctor en Economía

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros.