DE PEDRO LAPIDO ESTRAN.- Precioso poema

 
 
Si tú te crees que por haber vivido,
Dejare de desear – te engañas –,
O dejaré de amar –Olvídalo-
No he perdido el derecho a disfrutar,
– me lo he ganado-
ese derecho es mío.
 
Madura, y mientras tanto,
cuida que la vida no te coma.
Vive lo que viví, pasa lo que pasé,
Disfruta lo que disfrute
Y sufre lo que sufrí.
 
Y si al llegar aquí –donde yo estoy-
Te encuentras como yo – apláudete –
Le abras ganado una guerra a la vida.
Un terrible enemigo, o un maravilloso amigo
-Según la vivas-
 
Esta en ti, seguir siendo hombre,
Después de ser Padre y después de ser Abuelo.
Mientras no dañes, no agredas, no obligues,
Nadie puede pedirte que abandones la vida.
 
El que lo hace – sabrá por qué –
A mí; ¡NO ME LO PIDAS!

PLE

Anuncios