Alguien deberá pagar…

Alguien deberá pagar por esto ¿será la niña la que salve a la prima?

Atención al dato: ayer se colocaron letras “A TRES MESES” al 5,11%

En concreto 3.000 millones de euros. O dicho de otra forma, dentro de tres meses pagaremos más de 150 millones de euros en intereses por la emisión de ayer. O de otra: si ayer alguien compró por valor de 1 millón, en tres meses le pagaremos 1 millón 50 mil euros.

Como es normal, a ese tipo de interés (que recordemos se “acuerda” entre bancos), la demanda fue de casi cuatro veces la oferta. Tan alto fue, que de hecho está por encima del que paga la machacada Grecia.

Y todo esto con el cambio de gobierno que “dicen” pedían los mercados.

El artículo de Público al respecto:

No hay nada más rentable en los mercados financieros que la indecisión y las debilidades. Ayer, los especuladores sacaron una buena tajada de la demora del nuevo Gobierno español en definir sus propuestas. La presión sobre la deuda fue de tal calibre que el Tesoro se vio obligado a pagar más que Grecia en su emisión de letras a tres y seis meses.

No hubo, como la semana pasada en la subasta a diez años, rechazo al papel español. Todo lo contrario. La demanda superó los 10.489 millones de euros, por lo que colocar el máximo previsto (3.000 millones) no fue un problema. Lo que, según los operadores de renta fija, fue “escandaloso y muy preocupante” es que el tipo de interés pagado por las letras a tres meses se disparara hasta el 5,11%, frente al 2,29% de la subasta anterior. Esta es la rentabilidad más alta pagada desde 1997 y supera, incluso, lo que le exigieron a Grecia (4,63%) hace justo una semana. Para los títulos a seis meses, el tipo de interés se elevó hasta el 5,32%, frente al 3,3% de la subasta anterior. “Se está exigiendo casi lo mismo por la deuda a corto plazo que por los bonos a diez años. Lo que significa que estamos en una situación de financiación que es insostenible”, advierte Lorenzo Dávila, director de Investigación del Instituto de Estudios Bursátiles.

El acoso sobre España disparó, un día más, la prima de riesgo a máximos y ayer cerró superando los 460 puntos. Pero, a pesar de la pésima subasta, no fue la deuda española la más atacada por los especuladores. Toda Europa sufrió la presión, pero fue Bélgica quien, acosada por los rumores de una rebaja de rating por parte de las agencias, se llevó la peor parte. “La situación es muy grave. Los mercados han perdido totalmente la confianza en que los políticos europeos sean capaces de llegar a una solución rápida para lo que está ocurriendo”, asegura Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets.

La solución rápida que todos los expertos demandan, una intervención contundente del BCE, es una y otra vez bloqueada por Alemania. “Es el país que más se está beneficiando de estos ataques, porque así se financia muy barato. Debe tener cuidado porque también será el que más sufra si la situación se da la vuelta”, advierte Dávila.

De momento, el FMI fue el que tuvo que salir al rescate, aunque la decisión no animó en exceso a Wall Street. Las bolsas europeas habían cerrado (antes de conocer la noticia) con fuertes caídas debido a que el PIB de EEUU no creció en el tercer trimestre un 2,5%, como se había estimado, sino sólo un 2%. La Bolsa española bajó un 1,45%, hasta los 7.904 puntos, muy cerca de su mínimo anual.

, , , , ,

Anuncios