El “Nuevo Orden” del capital financiero (y una reflexión)

 

Parece que hasta a los que presumimos de estar informados, todo lo que acontece (o el descaro con el que ocurre) nos coge a contrapié. Unos más y otros menos, nos enfrentamos incapaces y absortos al hecho de haber ingresado en una dictadura sin un mal tiro. Al respecto hoy decía el presidenciable Rajoy, que “no se puede negar la legitimidad de esos gobiernos no electos, pero no son lo que les gusta”. Acabáramos… ¿se refería el candidato a que no se puede porque no les dejan?

El pescado está vendido ya. La disciplina impuesta por el 1% está presente, pero esto no quiere decir que se vaya a crear un statu quo perdurable. Nada es nuevo bajo el sol, y estas situaciones dejan sabor a un déjà vu amargo.

La política ha muerto, la democracia ha sido asesinada; y cuando esto ocurre es cuando de verdad se ponen las cosas difíciles. Ojalá esta vez todo se conduzca de forma más humana.

Anuncios