De mi poeta admirado: OMAR KHAYYAM (ROBÁIYÁT)

 

 

No te sumerjas ni en el pasado ni en

el porvenir. ¡Que tu pensamiento no

rebase el momento presente! He aquí

el secreto de la paz.

Anuncios